Alexa

Acoso callejero en Posadas: 4 hombres hostigaron a una joven y cesaron cuando ella los filmó

“Tuve miedo”, dijo Ariana, víctima de acoso callejero en Posadas. Esta mañana mientras circulaba por la avenida Bustamante desde Tomas Guido hasta Santa Catalina, 4 hombres a bordo de un Volkswagen polo color blanco, la hostigaron hasta que decidió filmarlos y con esa acción logró que dejen de hacerlo.


Se considera acoso callejero a cualquier situación que ponga a una persona en una situación incómoda, altere su rutina, haga cambiar el recorrido, asuste e impida la libre circulación en cualquier ámbito público.

 

Esta mañana cerca de las 8:15 horas Ariana se dirigía en bicicleta por la avenida Bustamante de Posadas y desde Tomas Guido hasta Santa Catalina fue víctima de acoso callejero.

 

Bocinazos, silbidos y “besos tirados por la ventana” de un coche en el que iban 4 hombres, alteró su rutina habitual.

 

 

“Siempre circulo en bicicleta y hoy fue realmente desagradable. No solamente eran silbidos sino besos y gestos”, contó la joven de 20 años.

 

Con impotencia y pese al miedo que le generó la situación de acoso, sacó el celular y los filmó. La respuesta de los hombres fue esconderse e incluso el chofer del auto, le preguntó si había algún problema “como negando culpabilidad alguna”.

 

acoso

 

Esta escena se dio en el semáforo de Santa Catalina y Bustamante, frente a una estación de servicio y duró unos segundos.

 

Ahí se escondían e incluso el chofer me preguntó ¿algún problema señorita? Le contesté que si, que me estaban molestando, a lo que el hombre contestó ‘yo sólo toqué bocina’. Le dije sus compañeros me están molestando y me respondió que eran sus secretarios”.

 

Ariana relató que cuando la luz del semáforo dio verde, los 4 hombres a bordo del auto blanco se fueron rápidamente y ella, tragando el gusto amargo por el pésimo momento vivido, continuó su camino.

 

Acoso callejero: qué hacer y cuáles son los pasos a seguir para realizar la denuncia

 

 

Natalia Selzer referente del movimiento Mumalá visitó el estudio de Misiones Online para hablar sobre el acoso callejero en la ciudad de Posadas, qué hacer y cuales son las medidas que deben tomar las autoridades. Además de la importancia de visibilizar y denunciar esta problemática que sufren las mujeres a diario.

 

Una de las problemáticas que atraviesan la sociedad y que sucede a diario constantemente es el acoso callejero. Este obstáculo que sortean día a día las mujeres y que convierte a una actividad tan simple, como caminar por la vereda, en una situación poco feliz, angustiante y riesgosa.

 

Arraigada a lo más profundo de la cultura y resguardada detrás de la falacia de que a las mujeres recibir un piropo las hace sentir lindas, les gusta, no les molesta , les sube el autoestima pero que en realidad las intimida, inhibe, altera, asusta y sobre todo las pone en riesgo constante. 

 

Se considera acoso callejero a cualquier situación que ponga a una persona en una situación incómoda, altere su rutina, haga cambiar el recorrido, asuste e impida la libre circulación en cualquier ámbito público.

 

Incluye comentarios sexuales o indeseados, silbidos y cualquier situación que afecte a la dignidad y derechos fundamentales de la persona acosada por considerar un ataque a la libertad, integridad y derecho al libre tránsito. Está penado por ley y el acosador puede pagarlo con multas, trabajo comunitario o arresto según la gravedad del caso.

 

La referente del observatorio Mumalá, Natalia Selzer, se refirió al tema y dijo que “Todo lo que tenga índole sexual o cualquier cosa que nos moleste y nos provoque inseguridad al caminar por la calle”.

 

“Ante una situación de acoso lo primero que hay que hacer es la denuncia en el juzgado de paz o en las comisarías”, explicó Selzer. Asimismo destacó que “desde la Municipalidad se implementó el sistema Posadas Segura, donde locales y comercios del centro que están adheridos pueden darle contención y acompañamiento a la víctima”.

 

“Estos locales están señalizados con un cartel que dice “local seguro” y se pueden ubicar también a través de la app “Posadas Segura”, son más de 300 locales”, detalló.

 

Selzer contó que “lo principal es llamar a la línea 137 y ellos se encargan de comunicarse con el 911, ahora si la situación es grave o hay seguimiento lo más rápido es llamar al 911 para que asista la policía de forma inmediata”.

 

“Recomendamos no tener miedo y tomar cartas en el asunto porque es la única forma de combatirlo”, se sinceró la entrevistada. Además contó que el acoso callejero se agravó este último tiempo en Posadas  y aclaró que “se ha naturalizado el abuso y distintas conductas, como cambiarse la ropa o cambiar el recorrido, cosas que no tienen porque ocurrir”.

 

Con respecto al accionar policial una vez que llega al lugar que se reportó la denuncia Selzer dijo que “por lo general la policía lo detiene y lo demora para que una pueda continuar circulando”. 

 

Además, insistió en la importancia de realizar las denuncias e invitó a todas las mujeres que se encuentren atravesando alguna situación similar a acercarse o ponerse en contacto con la organización para asesorarse y recibir contención.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas