Alexa

Cómo se vivió el fatídico 24 de marzo de 1976 en Misiones: la llegada de Beltrameti, la persecución a los colonos, las consecuencias económicas y los vestigios de la dictadura

El historiador Pablo Camogli reseñó cómo se vivió el fatídico 24 de marzo de 1976 en Misiones. A 45 años del golpe cívico-militar. La irrupción a la gestión de gobierno del “Toto” Alterach, la persecución a los integrantes del MAM, los centros clandestinos de detención, el lado económico de la dictadura y la actualidad en el Día de la Memoria.

 

 

El 24 de marzo de 1976 se produjo el golpe de estado cívico-religioso-militar que impuso un régimen del terror en toda la Argentina. En la provincia de Misiones fue depuesto el gobernador democrático y constitucional Miguel Ángel «Toto» Alterach y en su reemplazo el primer interventor de la dictadura fue el coronel Juan Antonio Beltrametti, quien el 23 de abril de 1976 fue reemplazado por el capitán de navío (R) René Buteler. Le cabría a Buteler la mayor responsabilidad a la hora de la represión ilegal en el ámbito de la provincia de Misiones.

 

24 de marzo de 1976 en Misiones
Miguel Ángel «Toto» Alterach, gobernador de Misiones depuesto en 1976.

 

 

La represión en Misiones se concentró en el movimiento agrario y en sus aliados políticos, en especial la JP y la UES. El 50 por ciento de la primera comisión directiva del MAM fue víctima de la dictadura y el candidato a vicegobernador del Partido Auténtico y el primer candidato a diputado, Juan Figueredo, fueron asesinados durante la dictadura.

 

 

En Misiones se registraron 60 casos de desaparecidos, además de cuatro misioneros asesinados en la masacre de Margarita Belén. La mayoría de los secuestros se produjo entre marzo y octubre de 1976, con un total de 600 presos políticos, algunos de los cuales permanecieron en esa condición hasta el retorno de la democracia. El mes de octubre fue particularmente intensivo en el secuestro de personas.

 

 

El principal centro clandestino de detención que funcionó en la provincia fue la Jefatura de Policía, ubicada en pleno centro de Posadas. Allí se realizaba la primera detención de las víctimas y se les aplicaba los primeros tormentos. Luego, eran trasladados a centros de tortura, como la “casita de Mártires”, cerca de la desembocadura del arroyo Mártires en el Paraná o a la “casita del Rowing”. En estos lugares, los detenidos eran sometidos a extensas sesiones de tortura.

 

24 de marzo de 1976 en Misiones
La Jefatura de Policía de Misiones fue uno de los principales centros clandestinos de detención.

 

 

Otro centro clandestino de importancia fue el Regimiento de Infantería 30 de Apóstoles, desde donde se organizó el operativo Toba en octubre de 1976 tendiente a capturar a los miembros del MAM y las Ligas Agrarias que aún no habían sido capturados. En este operativo, las tropas del ejército copaban una charca y la utilizaban como campamento temporal para desarrollar el resto de las capturas.

 

 

Muchos de los detenidos, luego de ser blanqueados, fueron alojados en la cárcel de Candelaria o en la Unidad Federal N° 7 de Resistencia.

 

El 24 de marzo de 1976 en Misiones: la cuestión económica

 

¿Cuál era el objetivo de la dictadura? En 1975 la riqueza nacional se repartía 50% entre los trabajadores y lo restante entre los empresarios, los dueños de la tierra y los de los medios de producción.

 

 

 

En 1983 se repartía un 75% para el capital y, lo restante para los trabajadores, es decir que, en apenas 7 años, el modelo económico que vinieron a imponer, había logrado apropiarse del 50% de la riqueza que quedaba en manos de los trabajadores anteriormente. “Los militares venían a quedarse con la mayor porción de la torta de lo que existía en el país. Todavía hay cuestiones que no resolvimos, no sabemos qué paso por ejemplo con los desaparecidos.”

 

 

 

El golpe de estado lo que hizo fundamentalmente fue suprimir el orden federal, la Argentina es un país federal, la dictadura militar suprimió este orden federal, intervino en todas las provincias y depuso a los gobernadores. Se lo pone al mando a Beltrametti, quien es el mayor responsable de montar el aparato represivo en Misiones, que tuvo como objetivo el movimiento agrario, que era la fuerza social y política más importante que había en la provincia.

 

 

 

 

“El foco de la represión de centro en el dirigente del movimiento agrario, más de la mitad de los miembros de la comisión directiva del movimiento agrario fueron perseguidos o asesinados o tuvieron que irse al exilio. Misiones no quedo exenta de todo este drama que vivió la Argentina, lo que tuve de particular es que las principales víctimas fueron los dirigentes agrarios” explicó.

 

La provincia vivió las consecuencias que le toco atravesar al país en su conjunto, en términos sociales y económicos estos pequeños productores, que son parte sustancial de la economía misionera y mucho más en aquel momento, tuvieron enormes dificultades para elaborar precios justos en los productos, y ello incide en el comercio local.

 

 

 

El sector primario de la economía misionera no va a tener un desarrollo o crecimiento por todas estas medidas que se fueron generando. “Cuando se habla del campo a nivel nacional, uno se imagina miles de hectáreas en la Pampa húmeda, nosotros sabemos que la realidad del campo en Misiones es distinta, tenemos una economía de subsistencia.”

 

 

 

Misiones se crea como provincia en 1953, desde ese momento hasta el 83 no hubo ningún gobernador que terminara su mandato por los golpes de estado permanentes que hubo. El Estado misionero nunca se termina de estructurar hasta que asume Ricardo “Cacho” Barrios Arrechea en el 83 y, a partir de allí, tenemos una seguidilla de gobernadores.

 

24 de marzo de 1976 en Misiones
Ricardo «Cacho» Barrios Arrechea, gobernador electo en Misiones en 1983 en la vuelta de la democracia al país.

 

 

“Hay toda una memoria material de lo que ocurrió, se ha señalizado algunos centros clandestinos y, hay otros que están empezando a identificarse, ya que no todos se identificaron hasta el momento. Todos nosotros somos víctimas indirectas, porque la deuda externa la tenemos que pagar todos los argentinos.”

 

 

 

Misiones fue pionera, primero creando el Ministerio de Derechos Humanos que no existía a nivel nacional y segundo, siendo una de las primeras provincias en impulsar los juicios. Luego de Buenos Aires, Misiones fue la segunda provincia en tener una sentencia en un juicio de crímenes de lesa humanidad.

 

 

 

“La mirada optimista que yo tengo es que, desde el 83 hasta acá, se sucedieron un montón de gobiernos de distinto color político, hubo crisis sociales, económicas y políticas, y a nadie se le ocurre decir que tienen que volver los militares, eso es algo muy positivo” cerró.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas