Alexa

Ante el avance del colapso sanitario en Brasil, Bolsonaro busca renovar al ministro de Salud

El tercer ministro de Salud de Brasil en lo que va de pandemia, el general Pazuello, negó su renuncia. Pero el presidente, Jair Bolsonaro, ante la crítica situación sanitaria del país, la presión de diferentes aliados y el regreso del expresidente Lula Da Silva, estría buscando entre médicos y demás profesionales un nuevo ministro.

 

El Gobierno informó en un comunicado que el presidente conversó el domingo en la residencia oficial con la cardióloga Ludhmila Hajjar, una crítica de la gestión oficial de la pandemia y favorable a las cuarentenas y medidas de restricción para frenar los contagios.

 

El cambio es defendido públicamente por el principal socio del Gobierno, el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, del conservador Partido Progresista y líder del sector de la derecha conocido como «Centrao«.

 

El general Pazuello negó su renuncia el domingo y dijo que permanecerá en el cargo hasta que lo decida el presidente, en un mensaje que su oficina de prensa envió a CNN Brasil.

 

De todos modos, el operativo “salida de Pazuello” necesita, según analistas, no erosionar a la base militar de Bolsonaro, quien desde el inicio de la pandemia perdió a dos ministros de Salud, Luiz Mandetta y Nelson Teich, porque se oponían a las políticas bolsonaristas de no promover el distanciamiento social ni la máscara y apostar en una inmunidad natural.

 

En ese sentido, influyó en el juego de poder del Gobierno, la aparición del opositor Luiz Inácio Lula da Silva en el escenario nacional, luego de que se anularan, en una decisión que debe ser ratificada en marzo por el pleno de la Corte Suprema, las dos condenas de la Operación Lava Jato porque esas causas carecían de vínculos con desvíos de Petrobras.

 

 

Desde el inicio de la pandemia, Brasil perdió a dos ministros de Salud

 

El sábado, Lula recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus CoronaVac en un vacunatorio móvil instalado por la municipalidad de Sao Bernardo do Campo luego de haberse convertido en el principal posible contendiente de Bolsonaro en las elecciones generales de 22, debido a que recuperó sus derechos políticos.

 

Pazuello está siendo investigado por la falta de oxígeno en Manaos a mediados de enero, que provocó la muerte de pacientes internados por Covid-19.

 

 

La mayor parte de los gobernadores le quitó el control para combatir  la pandemia a Pazuello y le pidieron una coordinación nacional para cerrar rutas y vuelos en el feriado de Semana Santa para evitar el traslado de personas a centros de turismo.

 

Al menos 13 estados se encuentran con el sistema hospitalario por encima del 80 por ciento de ocupación de camas. San Pablo, es el más golpeado por la pandemia y el más poblado, inició este lunes la fase de emergencia con una cuarentena sin comercios ni oficinas, salvo actividad esencial, que no incluyen clases presenciales ni uso de parques, plazas o playas.

 

Los tres estados del Sur se encuentran en colapso con ocupación total, y directores de hospitales denunciaron la falta de certidumbre para la adquisición de tubos de oxígeno en Foz de Iguazú, en la frontera con Argentina y Paraguay.

 

Otra de las opciones para Bolsonaro es nombrar a un diputado del partido de Lira, que también es médico, aunque el problema para aceptar sigue siendo que un cambio de rumbo destrozaría la narrativa del ultraderechista frente a la pandemia.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas