comScore

Según el Indec la inflación de febrero fue de 3,6% en Argentina

Según el Indec la inflación de febrero fue de 3,6% en Argentina

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó este jueves que la inflación avanzó en febrero otro 3,6%, de nuevo presionada por el segmento de los alimentos. El dato indica que hubo una desaceleración respecto a los saltos que se registraron en los meses previos y que encendieron las alarmas en el Gobierno nacional, que promete que los precios terminarán el 2021 con una carrera acumulada del 29%.

 

«Los precios al consumidor subieron 3,6% en febrero de 2021 respecto de enero y 40,7% interanual. Acumularon un alza de 7,8% en el 1° bimestre», detalló el organismo que conduce Marco Lavagna.

 

El Indec detalló que, en esta oportunidad, la «división Restaurantes y hoteles (5,4%) fue la de mayor aumento en el período». «La suba estuvo impulsada por incrementos observados en restaurantes, bares y casas de comidas, y parcialmente compensada por bajas en servicios de alojamiento», diferenciaron.

 

Otra de los segmentos que presionó fue el de Transporte, cuyo avance de 4,8% en febrero «obedeció principalmente a subas en la adquisición de vehículos y en combustibles».

 

 

«Mientras que en el caso de Equipamiento y mantenimiento del hogar (4,6%) incidieron incrementos en artefactos grandes para el hogar, bienes no durables para el hogar y servicios domésticos y para el hogar», agregaron en el Indec.

 

Sin embargo, el Indec remarcó que nuevamente la división «Alimentos y bebidas no alcohólicas fue la de mayor incidencia en todas las regiones». En febrero registró un incremento de promedio de 3,8% «a raíz de los aumentos observados en Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; Aceites, grasas y manteca; e infusiones».

 

«Estas alzas estuvieron parcialmente compensadas por la Leche, productos lácteos y huevos y las Carnes y derivados, que mostraron subas por debajo del promedio de la división», completó el Indec a través de su informe.

 

En diciembre y en enero, el IPC avanzó 4% mensual por la presión del segmento de alimentos y bebidas no alcohólicas. Ante ese fenónemo, en la Casa Rosada no sólo iniciaron una cruzada contra los referentes del sector sino que activaron gestiones para asegurar que el sendero de los precios y de los salarios se ajuste a las proyecciones que el ministro de Economía, Martín Guzmán, plasmó en el Presupuesto.

 

La ley de leyes, a la que ahora también la definen como «el corazón» del plan de Guzmán para tranquilar a la economía y convencer al Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a un nuevo programa que permita refinanciar los alrededor de 44.000 millones de dólares que pidió la administración de Mauricio Macri, establece que la inflación acumulará un salto del 29% en 2021.

 


Fuente: Indec Infografía: Clarín

 

Con esa referencia, la Casa Rosada inició rondas de conversaciones con empresarios de todos los sectores productivos. Las primeras fueron con los dirigentes vinculados con la elaboración de alimentos y con los de la construcción.

 

El objetivo central es evitar aumentos «injustificados», que según el Gobierno fueron los que recalentaron la marcha de los precios en el verano, y lograr que los acuerdos salariales terminen ganándole, por dos o tres puntos, a la inflación, para reactivar el consumo.

 

En las primeras gestiones se acordó poner en marcha un trabajo minucioso para determinar cómo se conforman los precios a lo largo de toda la cadena de valor, desde su inicio con los insumos primarios hasta la logística y su posterior colocación en la góndola.

 

Y para tratar de acercar posiciones con los empresarios, en el Gobierno nacional indicaron que se contemplarán mecanismos que permitan compensar las pérdidas que se registraron durante la pandemia por la puesta en marcha del programa de Precios Máximos que, en principio, se extendió hasta fines de este mes. 

 

Pero los últimos números del Indec sobre la inflación hicieron más compleja esas tareas del equipo económico de Alberto Fernández. Es que los saltos de diciembre y enero, y el más moderado de febrero, indican que la inflación interanual (i.a.) ya se ubica en torno al 40% y se alejan de los augurios de Guzmán.

 

Por lo pronto, los analistas privados consultados por el Banco Central para el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) estiman que el IPC terminará el año por encima del 48%. En el último informe, correspondiente a febrero, indicaron que «la inflación minorista para diciembre de 2021 se ubicará en 48,1% i.a., disminuyendo en 1,9 puntos porcentuales respecto de los pronósticos provistos a fines del mes anterior (50,0% i.a.)».

Fuente: Clarín

 

DL-CP

Canal W



Quizás tambien le interese...