Alexa

Brasil: entre nuevas restricciones y un sistema sanitario colapsado, Santa Catarina vive su segunda ola de Covid-19

En el estado brasileños de Santa Catarina colapsó el sistema sanitario por la segunda ola de coronavirus que vive el país vecino. Joselo Saravia un misionero que vive en Brasil, brindó un panorama de la situación que están atravesando en ese país, y detalló las medidas restrictivas impuestas.

Joselo Saravia – Canal 12

El misionero señaló que esta situación se presentó tras los festejos de carnavales, ya que desde ese momento el país registró un aumento en el número de contagiados de coronavirus, lo que derivó en la saturación del sistema hospitalario de Santa Catarina y de gran parte de Brasil.

 

 

Según los datos de Saravia, (que luego se confirmaron oficialmente) el estado brasileño cuenta con una ocupación de camas que va del 95 al 100 por ciento, y esto se ve reflejado en que no hay disponibilidad de lugares de terapia intensiva para los nuevos infectados que se encuentran grave.

 

El misionero residente de Brasil, sostuvo que se está pensando en trasladar a los pacientes con coronavirus a otros estados: “Ya enviaron enfermos al estado de Espíritu Santo porque la lista de espera en el estado de Santa Catarina por una cama, era hasta ayer, de 155 personas”, detalló.

 

Esto fue confirmado oficialmente, debido a que la situación en este estado y otros (Minas Gerais) se vio agravada por la diseminación de la llamada cepa del Amazonas, una variante más contagiosa del virus.

 

 

Los pacientes que a partir de ahora comenzarán a ser trasladados son los de la región oeste, de Chapecó, a 200 kilómetros con la frontera argentina, hacia el estado de Espíritu Santo, en el sudeste de Brasil.

 

En ese sentido, Saravia recordó que luego del feriado de carnaval se produjo un incremento en los casos. “Mucha gente se tomó el feriado para ir a las playas y no se respetaron muchas cuestiones como el distanciamiento social, no se usaba barbijo en esos días, hubo aglomeración y una cierta relajación en la medida de seguridad por parte de la propia gente”, contó.

Santa Catarina, Brasil.
                                          Playa de Ferrugem, Santa Catarina, atestada de gente en Carnaval.

Por lo que estima que todas estas acciones contribuyeron a que apareciera una segunda ola de Covid-19, que colapsaron un sistema sanitario que ya estaba frágil y con camas de terapia intensiva ocupadas debido a la primera ola de contagios.

 

Por otro lado, Saravia, precisó que, en el oeste de Santa Catarina, cerca de la frontera con Argentina, la “situación es aún peor”, ya que hubo casos de personas que fallecieron a la espera de una cama de terapia intensiva. Según trascendió fueron al menos seis personas las que murieron desde el viernes en el estado fronterizo con la provincia de Misiones.

 

La situación es tan dramática que Santa Catarina batió el récord de 80 muertes en 24 horas y ya acumula desde el inicio de la pandemia 7438 decesos y 675.000 casos notificados.

 

Según contó el misionero, el estado brasileño optó por restringir durante 15 días, pero solamente los fines de semana, todas aquellas actividades que no sean consideradas esenciales. Es decir, que desde el viernes a las 00 hasta el lunes a las 6 de la mañana solamente pueden estar abiertas las farmacias, supermercados, estaciones de servicios y otros rubros esenciales.

 

Además de la implementación de estas medidas restrictivas, no se permite el uso de las playas y tampoco se puede aglomerar personas en lugares públicos. No obstante, durante la semana, se mantiene las actividades con total normalidad.

Santa Catarina, Brasil.
Playa de Santa Catarina, sin argentinos, poca gente y con distancia.

Si bien las restricciones tienen un plazo de 15 días, una vez transcurrido ese tiempo las autoridades evaluarán si las mismas dieron un resultado favorable, y se consigue bajar la cantidad de casos para determinar la continuidad.

 

Respecto de la consecuencia económica que trajo la pandemia para el estado de Santa Catarina, Saravia contó que vivieron un “verano muy flojo”, como consecuencia de la falta de turismo. Esto lo atribuyó a que el 70 por ciento del turismo de este estado es argentino, por lo que hubo una merma en el movimiento del lugar.

 

Además, señaló que el mayor movimiento en los comercios de todos los rubros, se da durante los fines de semana, por lo que al cerrar y no permitir actividades durante esos días por la pandemia, se produce un impacto importante en la economía.

 

Cabe recordar que desde que empezó la pandemia hace más de un año, Brasil acumula 255.720 muertos y más de 10,5 millones de casos notificados, es decir, es el segundo país con más víctimas fatales y el tercero en número de contagios.

Las cifras en Santa Catarina y en todo Brasil, en la segunda ola de contagios.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas