comScore

La concesionaria que vendió un auto en disputa entre el dueño y una aseguradora afirma que la transacción fue legal

La concesionaria que vendió un auto en disputa entre el dueño y una aseguradora afirma que la transacción fue legal

Hace unos días se conoció la denuncia de un joven de Apóstoles que vio su auto circulando en Posadas, luego de casi cuatro años de reclamar ante una aseguradora la indemnización por destrucción total y que la compañía gestionaba su pago. En medio de esta confusa situación, fue involucrada la concesionaria de Posadas, Servando Menor acusada de vender el auto sin ningún tipo de documentación.  

 

Frente a esta situación, Gustavo Menor, gerente de la concesionaria «Servando Menor», aclaró a Misiones Online esta situación y explicó lo que sucedió. “Cuando recibimos el vehículo venía de una compañía de seguros y nos estaban mandando la documentación desde Buenos Aires, pedimos una documentación de dominio y el auto está limpio, entonces lo tomamos y lo recibimos como cualquier otro auto”, explicó.

 

Hace unos días H. R. S. (33 años), tuvo una gran sorpresa en el Mercado Central de Posadas cuando se topó con su auto totalmente restaurado, circulando al mando de una mujer, identificada como M. S. A. (41 años).

 

Horacio identificó su auto y llamó a los policías que cumplían adicionales en el lugar, quienes requirieron a la mujer la documentación del vehículo. La misma presentó un boleto de compra venta sin membrete, que dijo ser de una conocida concesionaria de Posadas, por la adquisición del vehículo en una suma de 800.000 pesos y una fotocopia del título de la unidad que estaba a nombre del damnificado.

 

Esta concesionaria en cuestión era Servando Menor y en las últimas horas decidieron aclarar esta situación para no generar confusiones. “La concesionaria vendió un vehículo en regla, con toda la documentación y lo que pasó es que hay un problema anterior que el titular anterior tuvo con su compañía de seguro y nos involucra a nosotros que nos vemos totalmente perjudicados en este problema”, expresó Gustavo Servando. 

 

No solamente se vio perjudicada la concesionaria sino también el cliente, a quien la Policía intentó secuestrar el vehículo y la mujer se negó a entregar la unidad, aduciendo que compró de buena fe a la concesionaria en cuestión.

 

La gente que nos compró el vehículo se encontró en una situación muy fea porque fueron a tratar de secuestrar el vehículo sin ninguna documentación por una denuncia sin fundamentos”, agregó Gustavo gerente de Servando Menor. 

 

Además aseguró, en diálogo con Misiones Online, que ellos adquirieron el vehículo de buena fe y con la documentación correspondiente. “Tenemos toda la documentación, pedimos informes de dominio y el auto esta bien, el hombre (ex propietario) tiene un juicio con su compañía de seguro y nos están involucrando a nosotros”, dijo.  

 

La dueña del vehículo hizo entrega del rodado a la concesionaria, deshaciendo la operación y reclamando la restitución del dinero abonado. “Ya solucionamos con nuestro cliente, le cambiamos el auto por otro de mayor valor. Hablamos con quien nos denunció y quedó en venir para sentarnos y ver cual es el problema que tenía pero nunca vino, lo estoy esperando para que nos explique porque nos involucró en este hecho, pero nunca se presentó”, comentó Gustavo Servando. 

 

 

El caso que implicó a Servando Menor

 

 

El automóvil de H. R. S. (33 años)  sufrió  daños casi totales en el siniestro vial el 13 de mayo de 2017 en la ruta provincial 201, kilómetro 27 de Concepción, de la Sierra. Varios meses después el dueño del vehículo siniestrado retira con una grúa el vehículo de la dependencia policial y lo lleva a un taller mecánico de chapa y pintura en Leandro N. Alem, para cotizar la reparación, a pedido de la aseguradora.

 

Mientras tanto la compañía de seguros le solicitó al propietario del auto una serie de papeles –incluido un 08 firmado en blanco y el título de la unidad– que el joven presentó en su totalidad en tiempo y forma. Luego de ello fue pasando el tiempo y las respuestas de la aseguradora no llegaron acabadamente, acerca de la reparación de los daños, causados en el auto.

 

En alguna ocasión la compañía ofreció una “cifra irrisoria” como resarcimiento por daños totales en el vehículo siniestrado, hecho que su propietario consideró insuficiente. Es así que las cosas se fueron dilatando en el tiempo, inclusive el año pasado con la excusa de la pandemia por el coronavirus, no avanzaron las tramitaciones, para decepción aún mayor del damnificado.

 

Con la amargura a cuesta, H. R. S. (33 años), tuvo la gran sorpresa el pasado 15 de febrero pasado en el Mercado Central de Posadas –hasta allí había llegado para realizar unas compras a la madrugada- y se topó con su auto totalmente restaurado, circulando al mando de una mujer, identificada como M. S. A. (41 años). 

 

Las actuaciones recaerán ante el Juzgado de Instrucción 5 de Alem, a cargo de la magistrada Selva Raquel Zueta, quién ordenará las medidas del caso.

 

Se trata de los delitos de “hurto y estafa”, manifestó el abogado el foro posadeño, Federico Esquivel, quién será el letrado patrocinador del damnificado. El letrado aseguró se tomarán las medidas pertinentes tanto civiles como penales a los responsables directos e indirectos en esta maniobra delictiva.

 

 

 

 

SL-EP


Quizás tambien le interese...