Alexa

Análisis semanal: Guzmán busca bajar expectativas y Misiones se prepara para la vuelta a clases

Inflación, vuelta a clases y vacunación son por estos días los ejes centrales de la agenda nacional y también en las provincias. Para abordar el primero de los problemas, el Gobierno de Alberto apuesta a moderar las expectativas tanto de los formadores de precios como de los gremialistas en modo paritarias.

 

Lo más preocupante del 4% que acusó el IPC en enero y más aún del 3,9% de la inflación núcleo, es el contexto en el que se relevó: con tarifas y precios congelados, un tipo de cambio sin mayores variaciones, una economía todavía fría por la pandemia y con la gran mayoría de las paritarias todavía sin resolverse.

 

Sin otra razón aparente que la justifique, desde el equipo que conduce el ministro de Economía Martín Guzmán están convencidos que una buena parte de la aceleración de la inflación experimentada en diciembre y enero se explica por “remarcación preventiva”. Entienden que muchas de las grandes compañías formadoras de precios están aumentando “por las dudas”, para cubrirse de eventuales subas en sus costos.

 

Como en muchas otras cuestiones relacionadas a la economía, para la inflación también opera el principio de la profecía autocumplida según el cual si una expectativa se generaliza y se sostiene el tiempo suficiente, forzosamente se terminará cumpliendo.

 

La relación es bastante directa, si un número lo suficientemente grande de empresarios aumenta sus precios para anticiparse a una situación que cree irremediable, terminará arrastrando no solo al resto de sus pares, sino también a los trabajadores que exigirán mayores aumentos de sueldos, lo que terminará ejerciendo más presión sobre los precios y vuelta a empezar.

 

De allí que la estrategia del Gobierno para combatir el alza de precios se haya centrado en la última semana en la difícil tarea de reducir las expectativas de inflación a efectos de ajustarlas a la pauta de 29% contemplada en el Presupuesto 2021.

 

En ese plan, el jefe de Gabinete y varios de los ministros del área de Economía se reunieron primero con dirigentes sindicales y luego con representantes de las principales empresas del país.

 

En ambos encuentros el principal orador fue el ministro de Economía Martín Guzmán quien pidió a los representantes de ambos sectores que en vez de buscar anticiparse, acompañen al devenir de la economía.

 

A los sindicalistas les recordó que el objetivo del Gobierno es lograr que los salarios le ganen por al menos 4 puntos a la inflación este año y les reiteró el pedido de sensatez en las paritarias.

 

A los empresarios les aseguró que aunque sea un año electoral, el Gobierno se mantendrá por debajo de la pauta de déficit primario de 4,5% del PBI estipulada en el Presupuesto y cumplirá con el camino de reducción de la emisión monetaria. Les remarcó además que las reservas se están fortaleciendo y seguirán en esa tendencia y que no hay posibilidad de una devaluación brusca.

 

Básicamente lo que Guzmán intentó transmitir a los empresarios es que no hay condiciones objetivas para que la inflación se mantenga en los niveles que mostró en diciembre y enero y con eso intenta desalentar la remarcación preventiva.

 

Lejos de las bravuconadas propias del discurso antiempresas que impera en el ala más radicalizada del kirchnerismo, el ministro de Economía evitó en todo momento elevar el dedo acusador, destacó el rol del sector privado para la recuperación del país y bregó por un acuerdo político y social basado en premisas sensatas y que incluya a todos los sectores.

 

A clases

 

El Consejo Federal de Educación (CFE) espacio que reúne a los titulares del área educativa de la Nación y todas las provincias, definió ayer el retorno de las clases presenciales en todo el país de acuerdo a la situación epidemiológica de cada lugar y las condiciones de seguridad sanitaria de cada escuela.

 

A efectos de establecer pautas generales, la Nación dictará una resolución que instaurará una suerte de semáforo epidemiológico que permitirá a los distritos calcular el límite a partir del cual sería conveniente restringir la presencia de los alumnos y otra normativa que ordenará las alternativas pedagógicas a tener en cuenta.

 

Luego de analizar detenidamente la cuestión con los equipos de Salud y Educación, el Gobernador Oscar Herrera Ahuad anticipó que en Misiones las clases presenciales iniciarían el 9 de marzo en una modalidad dual que se ajustaría a las condiciones de cada municipio y cada escuela.

 

Al menos en una primera etapa la asistencia presencial no sería obligatoria, sin embargo desde el Consejo General de Educación anticiparon que el objetivo será elevar al máximo posible el porcentaje de presencialidad.

 

Misiones cuenta con la ventaja de una situación epidemiológica bastante controlada con relación a las demás provincias. Después del pico de contagios posterior a las fiestas de fin de año que llevó al número diario de contagios a cerca de 200, se consiguió en las últimas dos semanas bajar esa cifra y estabilizarla en torno a los 100 por día. Además, en la mayoría de los municipios es nula o muy baja la cantidad de casos activos.

 

El Gobierno provincial prevé dar a conocer el miércoles el protocolo que se aplicará en Misiones, que en los próximos días se terminará de definir y el 22 de febrero está previsto que los docentes vuelvan a las escuelas para llevar adelante tareas de preparación.

 

Para posibilitar el distanciamiento dentro de las aulas se previó una modalidad mixta. La idea es dividir a los alumnos de cada curso o grado en dos grupos que rotarán: mientras uno tiene clases presenciales, el otro asiste de manera virtual. Sin embargo, desde el Consejo de Educación no descartan la posibilidad de que aquellos grados que tengan un número reducido de alumnos y dispongan de espacios físicos lo suficientemente grandes, puedan evitar el modelo mixto.

 

Anticipándose a la  situación, el Gobierno de la Provincia viene trabajando de manera intensa para garantizar conectividad en todas las escuelas, requisito fundamental para que resulte efectivo el sistema mixto.

 

En lo que refiere a las clases dentro de las aulas, el protocolo se concentrará en garantizar tres puntos: una distancia mínima de 1,5 metros entre alumnos, la disponibilidad de elementos de protección como barbijos y alcohol en gel y espacios ventilados.

 

En diálogo con Misiones Online, el gobernador Oscar Herrera Ahuad afirmó hoy que instruyó a los responsables del sistema educativo para que todas las escuelas cuenten con los elementos de bioseguridad necesarios y que aceleren los trabajos que se vienen desarrollando en baños, patios, áreas de accesos y lugares comunes en las escuelas. En ese sentido, adelantó que la próxima semana comenzarían a testear a los docentes y aclaró que el proceso de vacunación dependerá de la cantidad de dosis que reciba la provincia por parte del gobierno federal.

 

“La estrategia es culminar con lo que es el sector más expuesto, que es el área de salud donde todavía están faltando algunas dosis y después llegar a lo que es personal de riesgo de otros niveles, mayores de 75 años en una primera etapa y docentes mayores de 60 años”, agregó.

 

La demora en la llegada de las vacunas al país y el reparto poco equitativo de las mismas por parte del Gobierno nacional, dificulta el cumplimiento de avanzar cuanto antes con la vacunación de los docentes, lo que motivó reiterados pedidos por parte del Gobierno provincial directamente al presidente Alberto Fernández para agilizar la llegada de dosis a Misiones. Hasta ahora hay promesas de Nación, mientras tanto la provincia aplica las vacunas que llegaron en los últimos días.

 

Se espera además terminar de abrochar en los próximos días la paritaria con los gremios docentes, aunque desde los sindicatos mostraron disposición para no entorpecer el dictado de clases por reclamos salariales.

 

Salvavidas desde La India

 

Gracias a las 400 mil dosis del componente uno de la Sputnik V que llegaron el viernes y las casi 600 mil dosis de la versión india de la vacuna de AstraZeneca (Covishield) cuyo arribo está previsto para el miércoles próximo, el Gobierno podrá sumar por primera vez casi un millón de vacunas en menos de una semana.

 

Con esta provisión más las dosis que el Ministerio de Salud espera recibir en lo que resta de febrero y a lo largo de marzo, el Ejecutivo considera que ya está en condiciones de iniciar la primera fase “masiva” de la vacunación.

 

El ministro de Salud, Ginés González García, remarcó el viernes que con las vacunas de la India se terminará de inmunizar a todos los trabajadores de la salud y se comenzará a vacunar a las personas mayores de 70.

 

El providencial acuerdo que posibilitó la llegada de dosis de La India acelerará el aletargado operativo de vacunación, demorado por los incumplimientos de Rusia en el suministro de la Sputnik, a la que el Gobierno nacional confió de manera exclusiva la etapa inicial de la vacunación.

 

Desde el Ejecutivo confían completar en plazo de días los últimos detalles para que se firme el contrato comercial con la farmacéutica estatal china Sinopharm y así, finalmente, se concrete la provisión de un millón de vacunas de ese laboratorio.

 

Aumento adicional para los jubilados

 

El manejo responsable de las finanzas públicas le permitió al Gobierno provincial anunciar esta semana un incremento de 5% en las jubilaciones, adicional a la suba de 20% que ya había sido comunicada. Los pasivos recibirán entonces un incremento de 25% con los haberes correspondientes a febrero.

 

El Gobernador anticipó además una suba de 40% en asignaciones familiares y que el sábado 20 de febrero se pagaría la Ayuda Escolar, también con una suba de 40%.

 

Bandera verde

 

La convocatoria comicios provinciales el 6 de junio activó la agenda electoral, especialmente del lado de la oposición. Ni dentro del Frente de Todos ni en Juntos por el Cambio está claro si habrá unidad.

 

En la alianza que representa al Gobierno nacional conviven fuerzas con características disímiles pero con similar ambición por ocupar los lugares más encumbrados en las listas. Allí comparten el mismo hábitat los dogmáticos y orgánicos dirigentes de La Cámpora que levantan las banderas del alineamiento directo con el kirchnerismo puro y duro, con referentes del PAyS que pretenden preservar su identidad localista.

 

El partido fundado por el diputado nacional Héctor Cacho Bárbaro perdió esta semana al segundo de los tres municipios que supo conseguir en las elecciones de 2019. Primero fue el intendente de San Vicente, Fabián Rodríguez y en los últimos días el de Colonia Delicia, Roberto Wern. Ambos dejaron el PAyS para sumarse a la Renovación, donde aseguran haber encontrado mayor contención que en su propio partido para llevar adelante sus gestiones.

 

La conducción del PJ misionero (o de lo poco que queda de él) es otro foco de conflicto, algo que quedó en evidencia en la trasnoche de ayer, cuando cerraron las listas para elecciones internas.

 

El primero en anotarse en la contienda fue el exsenador Juan Manuel “Juanchi” Irrazábal, acompañado por  Miriam Comparín y Demetrio Gauto como vicepresidentes primero y segundo y sobre el horario de cierre se presentó una segunda lista encabezada por Gonzalo “Lalo” Costa de Arguibel.

 

Irrazábal pretende darle al partido una impronta más provincialista, busca rescatar algunos apellidos históricos y cuenta con el respaldo de dirigentes del PJ cercanos a la renovación, mientras que Costa de Arguibel propone el alineamiento automático con el kirchnerismo y es el candidato de la Cámpora.

 

Pasada la medianoche, la jornada de cierre de listas finalizó con disturbios, entredichos amenazas e incluso agresiones lo que ameritó la presencia policial en la sede el partido.

 

En las filas de Juntos por el Cambio hay una sorda disputa entre el PRO, el radicalismo y el puertismo por ocupar los primeros lugares de las listas. La disputa es particularmente tensa porque para la oposición esta vez no se presentan alentadoras las posibilidades en Posadas, distrito en el que tradicionalmente la oposición obtiene buenos resultados en elecciones legislativas.

 

Incluso los dirigentes opositores reconocen que será difícil competir con una gestión como la de Leonardo “Lalo” Stelatto que logró una mejoría respecto a la gestión anterior que resulta notoria para todos los vecinos de la capital provincial.

 

Tampoco está muy claro el caudal de votos que aporta cada uno de los socios de Juntos por el Cambio. Hasta 2019 se suponía que el radicalismo aportaba la territorialidad y el grueso de los votos, pero ese supuesto fue rotundamente desmentido en las últimas PASO para elegir candidatos a diputados nacionales, en las que el candidato del PRO, Alfredo Schiavoni, se impuso por escaso margen sobre Pedro Puerta y ambos dejaron en un cómodo tercer lugar al radical Ricardo Andersen.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas