comScore

En pocos días se habilitará la parada sustentable de la calle Junín y a fin de mes, estarán operativas las avenidas de mano única en Posadas

En pocos días se habilitará la parada sustentable de la calle Junín y a fin de mes, estarán operativas las avenidas de mano única en Posadas

Lucas Jardín, secretario de Movilidad Urbana de la municipalidad, adelantó que la primera etapa de la obra del refugio está prácticamente culminada y en marzo se agregarán los conceptos tecnológicos. Adelantó también que trabajan en la reorganización de las 57 líneas de colectivos que circulan por Tacuarí, Centenario, Blas Parera y López y Planes, las avenidas afectadas a los cambios de circulación.

Lucas Jardín (Radio República)


Varios días de precipitaciones que se registraron en la región en los últimos días, conspiraron con la celeridad que llevaba la obra de construcción del moderno refugio sustentable de calle Junín de Posadas. La “parada tecnológica”, con un diseño innovador y accesibilidad más amplia, estará disponible, en su primera etapa, la semana entrante.

Lucas Jardín, Secretario de Movilidad Urbana de la Municipalidad de Posadas, declaró en Radio República que la intención “es a mediados de la semana que viene, habilitar el nuevo refugio de la calle Junín. Estamos con algunas terminaciones, algunos detalles respecto a la colocación de los servicios que va a tener”.

Explicó que “falta la parte tecnológica e informática que estamos trabajando que sería una etapa para marzo y queremos terminar de instalar el botón de pánico que vamos a implementar en diferentes paradas y refugios de Posadas”. Agregó que “también instalaremos un botón para llamar a emergencias, a los bomberos, a la policía y que esté vinculado con el 911 con un sistema de cámaras y monitoreo”.

En esta primera fase, el refugio contará con “el servicio de agua fría y caliente, la iluminación. Más adelante vamos a incorporar el monitoreo para que las personas puedan ver en tiempo real el colectivo que arriba a la parada o informarse con respecto a otras líneas”. Recordó que la nueva parada, “son 60 metros de andén. Tiene un sector importante de asientos, asientos para discapacitados con la accesibilidad correspondiente”.

Además, proyectan obras “para que los usuarios tengan a disposición wi fi, dispenser sanitizante, un muro verde con sistema de riego automático y todo para embellecer y darle un lugar más agradable en dónde esperar el colectivo”.

 

Más paradas

Jardín reveló que “la idea es replicar esto en menor escala. En calle Junín se proyectó algo más grande porque después de la estación de transferencia es el lugar que tiene mayor demanda. La idea es replicarlo en otros corredores de colectivos como el de calle Rivadavia o Sarmiento y algunos refugios de ingreso a Posadas como en la avenida Cocomarola, la avenida 147 de Itaembé Miní, en Itaembé Guazú y Villa Cabello”

En pocos días se habilitará la parada sustentable de la calle Junín y a fin de mes, estarán operativas las avenidas de mano única en Posadas

 

Manos únicas

Por otra parte, el funcionario municipal adelantó que “el intendente nos pidió que estemos concluyendo todas las obras de las manos únicas para fin de febrero teniendo en cuenta el comienzo de las clases”.

Enfatizó Jardín que “ya estamos trabajando en las obras viales, pavimentación, badenes, hormigón, señalización, semaforización que tenemos que incorporar en las nuevas arterias que van a tener manos únicas en Centenario, Tacuarí, López y Planes y Blas Parera”.

 

Recorrido de los colectivos

Uno de los aspectos a ajustar es el recorrido del transporte urbano. “Seguimos trabajando con las empresas. Les presentamos las propuestas de recorrido, nos están devolviendo algunas sugerencias, pero inicialmente Centenario y Tacuarí como pares solidarios, es decir que todas las líneas que pasaban por Centenario, van pasar por Tacuarí y todo lo que pasaba por López y Planes van a pasar por Blas Parera. Esa es la idea, aunque seguramente en algunos tramos habrá modificaciones”, consideró Jardín.

Contó el secretario de Movilidad Urbana que “son 57 líneas que pasan por esas manos únicas, algunas pisan dos o tres chacras, otras hacen todo el recorrido de la avenida Tacurarí, por ejemplo. Son diferentes líneas con diferentes incidencias y estamos trabajando una a una. Ese es el ejercicio que estamos haciendo ahora para después difundirlo porque será el usuario el que tendrá que adaptarse a los cambios”.

 

“Va a llevar un tiempo adaptarse, como pasó con Rademacher y Francisco de Haro. Se modificarán algunos puntos de parada y estamos mejorando refugios porque muchos están deteriorados”, completó.

D.G.-EP


Quizás tambien le interese...