comScore

El sacerdote Alberto Barros aclaró que no hubo casamiento por iglesia entre un hombre y una mujer trans, sino “solo una bendición”

El sacerdote Alberto Barros aclaró que no hubo casamiento por iglesia entre un hombre y una mujer trans, sino “solo una bendición”

“No hubo ningún casamiento por iglesia, lo que hubo fue una bendición”, aclaró el sacerdote de la iglesia católica, Alberto Barros, sobre la versión que circuló y se refería a un hombre y una mujer trans, en Ushuaia.

Alberto Barros – Red Ciudadana


Alberto Barros señaló que «más allá de que la celebración en apariencia haya parecido un casamiento por iglesia, el sacramento siempre va a ser reservado solo para una pareja conformada por un hombre y mujer», porque «así lo indican las normas y el código de la iglesia católica».

 

En realidad no hubo ningún casamiento por iglesia, lo que hubo fue una bendición como puede darse a cualquier persona que se acerca a un sacerdote y le pide que le bendiga. Bendecir es pedir a Dios que acompañe a una persona en su vida, pero es distinto al sacramento del matrimonio”, explicó el sacerdote.

 

Comentó que el obispo a cargo de la iglesia tomó cartas en el asunto y le llamó la atención al sacerdote por la imprudencia de haber hecho público esta bendición, ya que generó confusiones y noticias falsas.

 

La imprudencia fue la manera en la que se hizo la celebración, dado que se confundió una bendición con la celebración de matrimonio”, manifestó.

 

Exclusión de la iglesia

 

Victoria, la mujer trans que formó parte de esta celebración habló luego de que se viralizaran imágenes de la ceremonia, y sostuvo que ser una persona trans “no implica dejar de ser hijo de Dios”, pero agregó que aun así muchas veces se sienten excluidos y alejados de la iglesia.

 

Con respecto a sus dichos el sacerdote explicó: “Que una persona por determinados motivos no pueda acceder al sacramento del matrimonio porque no están dada las condiciones, no significa ningún tipo de exclusión ni de desvalorización en absoluto. Y está bien que crea que todos somos hijos de Dios y es muy lindo tener esa consciencia, más allá de las situaciones concretas y particulares que uno pueda vivir, que Dios las entienden y las acompaña. Nadie está excluido de la vida de la iglesia por ninguna situación, otra cosa es que haya ciertos límites para distintas cosas, pero de ninguna manera significan exclusión ni desvalorización”.

 

Destacó que ambas personas tienen valor para la iglesia, y se respeta tanto su dignidad, como sus decisiones y se toma en serio su fe. Agregó que la iglesia no está en contra de que las personas trans decidan unirse en matrimonio, pero que “en todo caso será una unión civil y no considera por la iglesia como casamiento”, sostuvo el sacerdote.

ZF-A

Canal W



Quizás tambien le interese...