comScore
venezolanos

Los mitos con los que se oprimen a los migrantes

Todas las migraciones tienen sus causas y consecuencias: las causas son las primeras conocidas, pero varían desde la lupa con que se les mire.

Si bien las ciencias sociales examinan e interpretan estos fenómenos, cada una de ellas aportan una mirada diferente, sin embargo, son las ideologías políticas las que terminan definiendo, creando o influenciado la conciencia colectiva para establecer una posición o una respuesta sobre las migraciones.

En los países de origen,  es de suponer que disminuyen los conflictos sociales, pero en realidad, depende de los expulsores que existan y el impacto que tienen estos en las migraciones, por ejemplo, los países donde las economías no van bien, las fallas del  mercado, producen movilidad humana en busca de oportunidades; los países que tienen fallas sociales con grietas ideológicas y políticas difícilmente se recomponen con la migración, al contrario la fuga de cerebros podría agravar las situaciones internas.

 

Desde que el mundo es mundo la migración ha sido recurrente, las migraciones del paleolítico hace 200.000 años salieron desde África para poblar todo el planeta y no hemos parado.

Podemos evocar datos de los historiadores y antropólogos que señalan como se le dio forma a Europa, Asia y América con las migraciones, y para los que se documentan con la Biblia, también van a encontrar referencias a las migraciones, en ella, se aprecia como los migrantes forman una trilogía con las viudas y los marginados.

En el antiguo testamento encontramos en varios relatos, como la acción salvadora de Dios rescata a los migrantes, Levítico 19.34, nos deja saber “Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.” En el versículo anterior a este, pide no oprimirlos.

El nuevo testamento relata la migración forzada de Jesús, salió de su lugar para evitar que Herodes lo asesinara como a los otros niños,  pudo volver cuando Herodes había muerto; con la mujer cananea y la samaritana nos revela de la movilidad humana, migrantes atravesando dramáticas situaciones de discriminación xenofobia y racismo.

Estos milagros de Jesús con los extranjeros nos señalan, no solo la situación en la que estaban, sino, la obra ejemplar de Dios que debería ser  espejo de  individuos e instituciones.

 

Con las llegadas de las migraciones las sociedades de recepción se conflictúan, esto no es nuevo ha sido desde siempre,  pero reaccionan a modelos y estereotipos, la fascinación y la repulsión por lo extraño, aun cuando en la historia de la humanidad las migraciones son una constante, si se crea el miedo y la preocupación por el otro, se disparan los mitos, que dicho sea de paso, las ideologías suelen capitalizar muy bien.

 

El rechazo a los extranjeros pobres, ocupa tinta de escritores y el discurso de muchos políticos en todo el mundo, EEUU, varios países de Sudamérica, el Caribe y Europa,  materializan el rechazo en distintos tipos de barreras físicas, legales o el sometimiento a situaciones invivibles. Los migrantes sin recursos económicos prenden las alarmas de aporofobia y xenofobia, no importa si fueron fragilizados por lo que fueron sus expulsores,  si de camino fueron víctimas  de mafias o circunstancias que les quitaron sus recursos, al ser pobres y estar necesitando dispara miedos e intereses, y allí  colocan sus fauces para oprimir.

Estos detonantes van amalgamando redes de opinadores de oficio, cómplices materiales, intelectuales y subliminales que llegan a influenciar la conciencia social, en el estricto sentido de ver a las migraciones como algo dañino,  con  estas posiciones nacen y se fomentan los mitos.

 

 

Veamos los mitos:

Aumento de la delincuencia, migrantes en cárceles, riesgos de seguridad, aumento de los índices de criminalidad:

En Argentina por ejemplo, se usaron datos esponjados para imponer el decreto DNU 70/2017, la Doctora Ana Penchazadeth, investigadora y especialista en Migraciones  nos comenta “Mediante un decreto se modifica una ley del parlamento, ley de migraciones 25871. Lo hicieron indicando una presencia enorme y superlativa de población migrante en las cárceles, lo que era absolutamente mentira al momento y actualmente sigue siendo, existe lo que se llaman las estadísticas del sistema penitenciario de Argentina,  por lo tanto no es algo difícil de conseguir, la cantidad de migrantes en cárceles es inferior a las 5000 personas, mientras  que las proyecciones hoy de la población migrante en Argentina es de 2.2 millones de personas”. Es decir, menos del 0.22% de la población carcelaria son migrantes, datos parecidos han usado para el sistema de salud, presentarlos como amenaza a los sistemas de seguridad, salud, educación, y beneficencias sociales, es una receta que la hemos visto repetirse en varios países.

 

Tenemos una población muy elevada de Migrantes, parece una invasión: Primero la mayoría de los países están conformados por migrantes, sin embargo en base a los números referidos por la doctora Penchazadeth y de acuerdo al ING que  señala que al 2020 la población de Argentina es 45.376.763, tendríamos que el porcentaje de migrantes es apenas el 4.8 % de la población total, y más allá de ello, los migrantes están aportando conocimiento y fuerza de trabajo al país, pero revisemos otros datos  la población mundial, a la hora de la redacción de este artículo es de 7.838.802.846 y de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en su Informe “Las migraciones en el mundo 2020” refiere 272 millones de migrantes internacionales; eso es el 3.46 de la población mundial.

 

La Migración impacta negativamente la economía, consumen nuestros impuestos,  toman lo que es nuestro, el país no puede sostenerlos:

En los  informes del Banco Mundial encontramos: “Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia” acogen el 60% de los migrantes internacionales… “La migración mundial ha sacado a millones de personas de la pobreza y fomentado el crecimiento económico”.   A estos países no se conocen por tener economías desdibujadas por los migrantes que han recibido, al contrario estos países se han hecho y reforzado, económica, política y socialmente a partir de capitalizar el conocimiento y la fuerza de trabajo de los reciben, ellos como los nacionales, pagan impuestos, alquilan, compran, venden, en práctica pura; algunas fallas del mercado pueden ser remendadas por estos, y donde los mercados están en niveles elevados pueden mejorar todavía más.

 

 

Nos quitan el trabajo:

Los migrantes que llegan, tienen objetivos claros y necesidades priorizadas, tienen que regularizarse, conseguir trabajo o producir con un emprendimiento, pagar alquileres y alimentarse, medicamentos y  ayudar a las familias que quedaron atrás, independientemente de la formación académica, terminan tomando trabajos que los nacionales no quieren hacer, con mucha suerte tienen un trabajo en sus profesiones u oficios, pero es un mínimo que por lo general fueron reclutados por empresas u oficinas que requerían un perfil en especial.  La película Un Día Sin Mexicanos, examina el impacto que tiene en el estado de California en EEUU sin los migrantes latinoamericanos después de la desaparición súbita y misteriosa de estos, los procesos que dependen de  trabajos domésticos, agrícolas y de servicios, se vieron paralizados, por lo que el Estado de California comienza a sufrir parálisis en sus actividades cotidianas y sobreviene el caos, deja claro,  la importancia que tienes estas personas en el desarrollo económico, político y social del Estado de California como una analogía a otras ciudades y regiones del mundo.

 

Colapsan los hospitales y el sistema de salud pública,  son portadores de enfermedades:

La  University College London (UCL) y la revista médica británica «Lancet», investigaron la relación entre los migrantes y los sistemas sanitarios, no solo demostraron la falsedad, dejaron claro, lo perjudicial que son los mitos para las personas, tanto los nacionales que pueden excederse en perjuicios, como los migrantes que sufren las suposiciones y coacciones, generadas del cultivo de estos mitos atreves de la demagogia  y los intereses políticos personales o institucionales.

El objetivo de la investigación era exponer las evidencias sobre la migración y la salud, desmitifican esto en su exposición, pero además señalan que los migrantes incrementan las riquezas de los países donde llegan, a esto podemos sumarle la cita del Banco Mundial que reafirma los aportes de las migraciones a las economías; es decir,  si bien gozan del sistema de salud o si se les permite gozarlo, también es cierto que pagan impuestos e invierten en el país, en los países con sistema de salud privados, pagan por su salud como los otros.

Se cae aún más lo dicho en estos mitos, cuando miramos en porcentajes las migraciones en la mayoría de los países, con respecto a la población nacional, por ejemplo; el 4.8%v que representa la migración en la población total que hay en Argentina difícilmente podría colapsar el sistema de salud.

 

No quieren integrarse:

La mayoría de los migrantes con vocación de radicación, tienen entre sus prioridades la integración y esperan por supuesto la inclusión, los que  hablan el mismo idioma que los nacionales, en nuestro caso el castellano, la integración se hace con menores traumas, recientemente desde Arepa Viva y la Pastoral para Migrantes y Refugiados de la Iglesia Luterana, hicimos  una encuesta a la migración venezolana en las Provincias de Misiones y Corrientes, una de las preguntas es, ¿cómo te trata la gente en este país, la carga de las repuestas estuvo en un 99% entre muy bien y bien, un país ofrece garantías y son respetuosos de los derechos humanos de los migrantes, o que sus ciudadanos tienen la mención honorable de ser amigable con los migrantes como Argentina según referencia de estudios de la OIM, la integración y la inclusión es natural.

 

Se llevan los planes de asistencia social:

La realidad es que hay pocas políticas sociales a favor de los migrantes, la migración formó un cinturón desistido por los planes sociales en la emergencia del covid.19, le pasó antes y seguramente le seguirá pasando, pero en todo caso cuando se hacen beneficiarios  de programas sociales, en la mayoría de los casos han cumplido con una enorme cantidad de requisitos  que en la  mayoría de los casos son más exigentes que para los nacionales, no es que no generen retorno o paguen antes  lo que los estados invierten en ellos.

 

La migración es ilegal: De acuerdo con la declaración de los derechos humanos, acuerdos y convenios internacionales con fuerza y rango constitucional y la introducción de la Carta Magna Argentina, al igual que la ley de migraciones, no los es, si recordamos que el planeta está poblado por migrantes tenemos lógicamente que concluir que la migración es un fenómeno completamente natural.

 

Las fallas sociales no se dan necesariamente por la entropía que hay como cualidad de desorden en los sistemas; hay personas y agrupaciones que han descubierto intereses y negocios en oprimir a los más vulnerados, echan manos de estos argumentos falaces para naturalizar lo que debería ser inaceptable, como lo señala la teoría política de La Ventana de Overtón, pasan de lo impensable a lo radical, de lo radical a lo aceptable, de lo aceptable a lo sensato, de lo sensato a lo popular y de lo popular a lo político, las consecuencias entonces son barreras físicas, sociales y legales, como los muros de EEUU, los otros más de 70 que existen en el mundo, el decreto 17/2017 y las múltiples figuras legales de expulsión de migrantes e nuestra américa y otras latitudes donde incluso aplican la expulsión en caliente.

José León Toro Mejías

Arepa Viva. Programa de Asistencia para Migrantes y Refugiados

AR-CP


Quizás tambien le interese...