comScore

Recuerdan que los clubes, complejos y balnearios en Misiones deben cumplir una serie de protocolos para prevenir el contagio del coronavirus

Recuerdan que los clubes, complejos y balnearios en Misiones deben cumplir una serie de protocolos para prevenir el contagio del coronavirus

En diciembre comenzó la temporada de verano en Misiones y la gente busca un poco de agua para poder apaciguar el calor sofocante. En ese contexto, muchas familias misioneras deciden ir a disfrutar de arroyos, del Río Paraná y sus playas, y también de clubes con piscinas. Por ende, los balnearios y los complejos deben cumplir con determinados protocolos de bioseguridad para evitar que el Covid-19 se propague.

 

Franco Bacigaluppi, director de Seguridad Acuática de la provincia de Misiones, expuso que en este atípico 2020 la gente eligió disfrutar de las piletas, los balnearios y arroyos misioneros ya que no pueden ir al exterior debido a la pandemia del Coronavirus por la que aún se atraviesa. Por consecuencia, “muchos municipios nos llamaron debido a que no cuentan con la correspondiente reglamentación y no tienen regulaciones con guardavidas en los lugares. Por ese motivo, desde Seguridad Acuática le brindamos ese servicio. Este fin de semana iremos a las piletas y balnearios de Posadas y Candelaria justamente para controlar de que cumplan con los elementos de bioseguridad, que haya guardavidas”. El comienzo de la temporada de verano en la provincia comenzó el mes pasado y continuará en los próximos meses del 2021.

 

En cuanto a los protocolos que deben cumplir los clubes que contengan piscinas, señaló que en principio, el lugar debe contar con una entrada y una salida en las que las personas no se superpongan. Explicó que en el ingreso, a cada individuo le toman la temperatura y les desinfectan las manos. Además, es obligatorio que la persona esté con el barbijo puesto.

 

Dentro de las instalaciones, “la mayoría de los clubes hicieron parcelas delimitando áreas en donde la gente pueda estar con su familia sin el barbijo y tomando tereré o mate. Sin embargo, si uno se moviliza ya sea para ir al baño o a la cantina, en ese momento si es necesario el uso del barbijo. Dentro del sector de pileta, se podrá permanecer sin tapabocas pero es obligatorio que entre las personas cumplan con el distanciamiento social de dos metros. Igualmente, cada club, entidad o complejo presentan un protocolo que sea acorde al lugar, y luego el mismo tiene que ser aprobado por las autoridades del municipio”, contó. En ese sentido, aclaró que en los espacios públicos se toman las mismas medidas para que justamente se pueda evitar que alguien contraiga Covid-19. “De igual manera es muy complicado controlar de que todos cumplan con el distanciamiento. A nivel cultural nos falta mucho para entender la gravedad de la situación”, dijo.

 

Por otra parte, acerca de los guardavidas que no pudieron completar los cursos ni acceder a la reválida, comentó que el año pasado cuando se vio que el panorama era complejo para evaluar la reválida, “se decidió hablar con el subsecretario de Protección Civil que es nuestro jefe, en donde se hizo una prórroga de la reválida del año antepasado. En ese momento, teníamos 141 guardavidas en Posadas y 21 en Oberá”, comentó Franco Bacigaluppi.

 

En cuanto a la cantidad de natatorios que hay, expuso que en Posadas son 16 de los que algunos se habilitaron con los protocolos correspondientes para que no haya un contagio masivo entre los que deseen ir a dichos lugares. Explicó que hay muchos que decidieron no abrir sus puertas debido a la situación económica por la que se atraviesa. “Hoy si abren, tendrían la mitad de los cupos disponibles y con la cuota no alcanzaría para cubrir los gastos de la pileta, la limpieza y los guardavidas”, expresó.

 

Ataque de palometas en Misiones

 

En relación a los ataques de palometas, explicó que esta problemática se da por causa de la bajante del río y por las altas temperaturas que hay en la regiónesto le pone agresiva a las palometas y lamentablemente el lugar en donde se encuentran es cerca de las costas y los ataques que se producen no son con el objetivo de alimentarse sino, con el fin de defenderse”.

 

El director de Seguridad Acuática expuso que si un guardavida ve a una persona con mordeduras directamente tiene que sacar a todas las personas que estén en el agua en ese momento. En ese aspecto, señaló que la única forma de evitar estos ataques es colocando mallas de acero para delimitar los balnearios, “pero es un costo realmente importante”.

 

“La gente se puede meter al agua sin problemas pero el tema es que no hay forma de controlar. Hay que tener precaución y los guardavidas deben estar atentos entre las 12 y 16 ya que entre esas horas se producen los ataques”, advirtió.

 

LD-CP


Quizás tambien le interese...