Alexa

Desalojo por mano propia en un barrio de Posadas fue impedido por un juez

Una familia del barrio Itaembé Guazú de Posadas vivió momentos tensos y angustiantes durante la mañana de este sábado, ya que, ellos alquilan el domicilio hace un año y medio a la familia adjudicada de la vivienda de Iprodha y sin previo aviso, los dueños  de la casa en disputa desalojaron las pertenencias de la vivienda y se atrincheraron dentro de ella. La mujer y sus cuatros hijos estuvieron  10 horas en la calle, pero el Juez Fernando Veron a cargo de la Instrucción 3 de la capital provincial ordenó el desalojo de quienes se atrincheraron en el lugar y estableció que la familia habite en el lugar hasta que el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional tome una decisión sobre la morada.

 

Todo ocurrió cerca de las 10 de la mañana, cuando Soledad Villalba se encontraba dentro de su alquiler con sus cuatro hijos y de un momento a otro, la familia adjudicada de la vivienda desalojó a la fuerza y se atrincheró dentro del domicilio, con las pertenencias de los inquilinos. En ese marco, los vecinos del barrio acamparon el lugar en apoyo a quienes estaban viviendo hace un año y medio en la casa de la calle Las Glicinas. 

Misiones Online estuvo en el lugar y dialogó con los vecinos y con quienes alquilan el lugar y manifestaron que “fue todo de prepotencia y que lo hicieron sin aviso e hiriendo a los niños que dormían en horas de la mañana”. 

desalojo

Ahora, la familia Villalba deberá permanecer de manera provisoria en el lugar con sus cuatro hijos. Asimismo, según señaló Fernando Verón, “deben permanecer ellos hasta que Iprodha decida que realizará con estas dos familias”, dijo en diálogo con Misiones OnLine.

 

Según relató Soledad Villalba, ellos alquilaron la casa de “palabra” desde junio del año pasado y, ellos hasta la fecha nunca se atrasaron con los impuestos y con el alquiler. “El monto era de $10.000 por mes, pero a veces ellos nos pedían $4000 por semana y terminaba siendo un alquiler de 16.000 todos los meses”, dijo.

Además, comentó que ella y su familia plantearon esta situación en el el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional e incluso una asistente social visitó la vivienda y les mencionó que debían vivir allí dentro. 

 

“Tengo cuatro hijos y todos pasaron un día horrible, llorando y con mucho miedo por la situación que debieron vivir está mañana”, contó Villalba. 

 

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas