comScore

Análisis semanal: Una niña a merced del laberinto de la adopción y el ejemplo misionero de desendeudamiento se vuelve consenso nacional

Análisis semanal: Una niña a merced del laberinto de la adopción y el ejemplo misionero de desendeudamiento se vuelve consenso nacional

Una niña de tres años y medio sufrió en carne propia buena parte de los vicios y los problemas de la justicia argentina combinados en un mismo acto. La vida la puso en situación de desamparo casi al mismo momento de nacer, porque su madre era incapaz de criarla y no había en su entorno familiar directo alguien que pudiera hacerse cargo.

 

El demencial sistema de adopción y una justicia colapsada, por la cantidad de causas pero también por la inexplicable inacción de algunos jueces, colaboraron para que sus primeros años de vida transcurrieran con la incertidumbre de no estar integrada de manera definitiva a ninguna familia.

 

El fallo de una jueza que aplicó la frialdad de la letra de la ley sin considerar las circunstancias que la misma ley ordena valorar y después ordenó un procedimiento policial aberrante, terminaron de desatar el escándalo que volvió a poner a Misiones en los noticieros de todo el país.

 

La justicia mostró su rostro más burocrático y deshumanizado. En vez de proteger a la pequeña niña eldoradense de la situación de desamparo en la que se encontraba, la convirtió en una víctima de sus circunstancias.

 

Según consta en el expediente, la niña en cuestión nació en mayo de 2017 y en agosto de ese mismo año fue entregada en guarda provisoria a un matrimonio domiciliado a poca distancia de la casa en la que vivía –y todavía vive- la familia biológica de la menor, que respaldó la solicitud del matrimonio.

 

La guarda fue autorizada tres meses antes de que presentara su renuncia quien por entonces era la titular del juzgado de Familia N°1 de Eldorado, Margarita Potschka, denunciada por inacción por el Colegio de Abogados de Misiones. Una junta médica que actuó por orden del Superior Tribunal de Justicia (STJ) confirmó que la exmagistrada padecía una incapacidad psicofísica del 74% que le imposibilitaba cumplir sus funciones.

 

La reticencia de Potschka a dejar los beneficios que conlleva la distinción de la magistratura aun cuando estaba incapacitada de ejercerla, provocó un caos en el juzgado que tenía a su cargo, cuyos efectos se extienden hasta hoy en episodios como el ocurrido en los últimos días. Durante los dos años de licencia continua que se tomó la exjueza ingresaron más de 5.000 causas a su juzgado, la mayoría quedó estancada.

 

La situación de colapso del juzgado, sumada al de por sí engorroso y lento sistema de adopciones que rige en Argentina, determinó que la guarda provisoria –prevista como un recurso transitorio- se extendiera durante más de tres años, tiempo en el que la niña desarrolló un vínculo afectivo con el matrimonio que la crió.

 

En septiembre de este año asumió al frente del mencionado juzgado Corina Jones, quien se desempeñara hasta entonces como secretaria en el mismo ámbito.

 

La flamante magistrada se propuso “regularizar” la situación de la pequeña, lo que implicaría entregarla en adopción definitiva.

 

En este punto conviene aclarar que el instrumento de la guarda provisoria se creó como una alternativa a la institucionalización de los niños entregados en adopción. El sistema está pensado para que el niño permanezca al cuidado de una familia “transitoria” durante el periodo estrictamente necesario para que se encuentre un adoptante definitivo que debería surgir del registro de adoptantes.

 

Aunque el sentido común lleva a pensar en la extensión por tiempo indefinido de la guarda temporal como una alternativa razonable, siempre que se constate que los padres cumplen cabalmente con sus responsabilidades, la ley desestima esta posibilidad porque podría favorecer la venta de menores.

 

Sin embargo, cuando la tenencia temporal se extiende lo suficiente para que el adoptado genere un vínculo afectivo, la justicia suele considerar a quienes tienen la guarda temporal como candidatos a quedarse con la guarda definitiva. Esto sucede cuando el juez entiende que el interés superior del menor se vería beneficiado quedándose en el seno de la familia temporal.

 

La jueza Jones no aplicó este criterio en el caso de la niña de Eldorado y poco después de asumir declaró a la menor en condiciones de adoptabilidad, lo que implicaba iniciar la búsqueda de una nueva familia para la niña. Lo hizo a pesar de reconocer en el expediente la existencia de un vínculo afectivo.

 

El matrimonio que la tenía en guarda temporal, presentó luego una demanda con fines de adopción, con la intención de que quedarse con la tenencia definitiva de la menor.

 

La jueza no hizo lugar y en declaraciones periodísticas, argumentó que el matrimonio que tenía la guarda temporal estaba bajo la figura de “familia solidaria” que expresamente prevé la imposibilidad de extender indefinidamente la tenencia.

 

Desde la defensa del matrimonio niegan estar encuadrados bajo esa figura y el propio expediente es confuso en ese punto. En su respuesta a la demanda presentada por el matrimonio, la jueza Jones reconoce que la guarda transitoria no fue otorgada “dentro de un programa oficial de familia solidaria, sino que la juez que entendió en su momento así lo dispuso”.

 

En ese mismo expediente la jueza acusó insólitamente al matrimonio de haber dejado que “el paso del tiempo busque resolver la presente causa”, como si la demora no fuera responsabilidad de la justicia y más precisamente del juzgado que encabeza.

 

Ante la posibilidad cierta de perder el contacto con la niña, la familia de origen, que vive cerca del matrimonio que tiene la guarda transitoria y tiene contacto habitual con la menor, también solicitó la tenencia definitiva.

 

La hermana “de sangre” de la niña, una joven que tiene trabajo estable en la administración pública provincial, fue la que solicitó la tenencia. Según indicó su abogado, se había iniciado un período de revinculación entre las hermanas que se cortó de manera intempestiva por la jueza, que optó por entregar a la niña a una pareja de Posadas.

 

Malas maneras

 

Una vez tomada la decisión, la jueza Jones la ejecutó de la manera más traumática posible. Según relatan familiares del matrimonio que tenía la guarda transitoria, la magistrada convocó por teléfono a la madre transitoria a una audiencia y le pidió que concurriera con la niña. Una vez en el lugar, literalmente ordenó que arrancaran la menor de las manos de su madre.

 

Sumidos en la desesperación, los familiares de quienes perdieron abruptamente la tenencia de la niña se agolparon frente al juzgado reclamando la restitución de la menor.

 

La jueza se vio desbordada por la situación que había provocado, llamó a la Policía y les ordenó operativo que fue reproducido con indignación en todo el país.

 

Al día siguiente la polémica ya estaba instalada y el fiel de la opinión pública se inclinó contra la jueza a pesar de los esfuerzos de algunos operadores por instalar rumores infundados, como que el matrimonio que tenía la tenencia transitoria estaba relacionado a la venta de bebés o que el rechazo del “pueblo” de Eldorado estaba fundado en la orientación sexual de la pareja de Posadas a la que Jones entregó la criatura o incluso que la niña que acababa de ser alejada de manera traumática de su familia estaba contenta en su nueva casa.

 

Pero no solo la “gente común”, influenciable por las imágenes de desesperación de los familiares o las que mostraban a una niña retirada del juzgado como un paquete, se volcaron contra la jueza. También hubo declaraciones contundentes de fuentes calificadas.

 

Un comunicado conjunto emitido por las defensorías de los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la Nación y la Provincia concluyó que “no se habría ab initio cumplido con principios esenciales de la adopción tales como el agotamiento de las posibilidades de revinculación familiar, incluida la familia extensa”.

 

El pronunciamiento de ambas defensorías cuestiona a la jueza por no haber considerado a la hermana y en cambio convocar a familias inscriptas en el registro de adoptantes, algo que también señalaron otras fuentes judiciales consultadas por este medio.

 

Teniendo en cuenta las dudas que generó el accionar de la cuestionada jueza de Eldorado, las defensorías de la minoridad de Nación y Provincia solicitaron la inmediata intervención del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia (STJ) para investigar la responsabilidad de los actores judiciales.

 

Además solicitaron al Ministerio de Gobierno que inicie sumario administrativo por el escandaloso operativo llevado adelante para retirar a la niña del juzgado en el momento en el que era separada a la fuerza de la familia que la había criado.

 

La corrección

 

En lo más álgido de la polémica, la jueza optó por –o tal vez le sugirieron- viajar a Posadas y dejar su juzgado a cargo de un subrogante. La papa caliente quedó entonces en manos de la jueza Civil y Comercial, Lorena Toledo, que demoró apenas unas horas en desandar lo andado por Jones y llevar de vuelta a Eldorado a la niña que había sido trasladada a Posadas.

 

Toledo resolvió entregarle la guarda de la niña a su hermana biológica, a quien según consta en los considerandos del expediente, se le había rechazado previamente una presentación en ese sentido.

 

La niña quedará bajo la tutela de su hermana hasta que se resuelva la cuestión de fondo.

 

Fuentes consultadas consideraron que estando en guarda de un pariente cercano de su familia originaria, difícilmente la menor vuelva a tener que experimentar la traumática experiencia a la que la sometió la justicia.

 

Con todos los motores encendidos

 

La reapertura de la provincia al turismo nacional significó la reactivación del sector más afectado por el coronavirus. La vuelta de los visitantes de otras provincias implica un espaldarazo importante para el turismo provincial que se prepara para una temporada de verano record, impulsada por el incentivo del programa Previaje.

 

El cierre de las fronteras y la ausencia de vuelos internacionales provocan lecturas ambivalentes en el sector. Por un lado se pierde el segmento más exclusivo que es el de los visitantes extranjeros, especialmente de otros continentes, pero por otro lado se espera una afluencia mucho mayor de turismo provincial y nacional, impedido de viajar a las playas de Brasil.

 

Se da por descontado que la temporada alta se desarrollará con niveles de ocupación altísimos en todos los alojamientos, pero las propuestas destinadas al segmento más exclusivo del turismo internacional deberá reconfigurar su propuesta y ello implicará resignar rentabilidad.

 

La reactivación que ahora experimenta el turismo se fue dando mucho antes para los demás sectores de la economía provincial, muchos de los cuales se encuentran en niveles de facturación superiores a los anteriores a la pandemia.

 

Especialmente en los rubros relacionados a la construcción y el consumo de bienes durables, como motos, autos y camionetas. Las severas limitaciones al acceso al “dólar solidario” y el temor a una estampida inflacionaria o una mega devaluación incentivan a los sectores con capacidad de ahorro a volcarse a la compra de productos durables o inversiones en construcción, cuyos valores se perciben bajos en comparación a la cotización del dólar blue.

 

El boom de la construcción fue el primero en producirse y provocó un desabastecimiento de materiales que todavía puede apreciarse.  En noviembre fue el turno de la venta de autos, que registró en Misiones un aumento interanual de 84%, el mayor de todo el país.

 

El cierre del puente Posadas – Encarnación es otro factor que incidió para la recuperación del comercio, especialmente en rubros como electrónica, indumentaria, calzado y juguetes, en los que el empresario local se veía obligado a competir en desigualdad de condiciones con sus pares de Encarnación, donde impera un sistema impositivo mucho más laxo.

 

Lo mejor del caso es que, a diferencia de otras provincias, Misiones consiguió la reactivación sin resignar terreno en el combate al coronavirus. Gracias al desarrollo de políticas que atendieron al mismo tiempo la emergencia sanitaria y la económica, Misiones consiguió liderar los índices de recuperación económica y al mismo tiempo estar entre las dos provincias con menor número de contagios por cantidad de habitantes de todo el país.

 

Esta performance permitió que el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, se mantuviera todo el año entre los mandatarios con mayor imagen positiva del país según la encuesta periódica que realiza la consultora CB.

 

Estos logros también permitieron que el Gobierno de Misiones se convirtiera en referente y fuente de consulta para los demás en distintas áreas, especialmente en materia de gestión de la salud pública.

 

La salud, la educación, la economía y ahora el turismo han sido analizados y tratados como parte de un proceso que fue cuidadosamente estudiado, tomando todos los recaudos, sin improvisar. Se asistió cuando las restricciones eran más fuertes, con subsidios y otros beneficios, y se habilitaron actividades cuando las condiciones eran mejores.

 

Consenso de casi todos

 

Sobre el final de la semana el presidente Alberto Fernández convocó a los gobernadores para acordar un nuevo pacto fiscal que deje plasmadas algunas pautas centrales que otorguen previsibilidad para el próximo año.

 

Concurrieron todos los gobernadores menos el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, enfrascado en una puja con el Gobierno nacional por el recorte de los fondos coparticipables que le había asignado a la CABA el expresidente Mauricio Macri.

 

Todos los demás gobernadores acordaron con la Nación una serie de pautas. Las más importantes para Misiones tienen que ver con la postergación de la baja del impuesto a los Ingresos Brutos que había sido estipulada para el año próximo en un pacto fiscal anterior y la suspensión de los juicios que las provincias iniciaron a la Nación en reclamo por la distribución de los fondos federales.

 

El nuevo consenso fiscal impone limitaciones al endeudamiento en dólares de las provincias, algo que para Misiones no tiene mayor incidencia dado que no tiene prácticamente deuda nominada en dólares y tampoco preveía tomarla el año próximo, según lo confirmó el secretario de Hacienda Adolfo Safrán.

 

De hecho el consenso fiscal hace extensiva para todas las provincias las mismas limitaciones que se autoimpuso Misiones con relación al endeudamiento externo. La capacidad de de Misiones anticipar escenarios y de no repetir viejos errores volvió a ser reconocida.

 

Entre otros puntos se acordó:

– Que la reasignación de recursos en transferencia de competencias (por ejemplo, de la policía de la Nación a la Ciudad) se implemente a través de fondos del Tesoro Nacional y no de recursos de la coparticipación federal.

– Que se prorrogue por otro año más, hasta el 31 de diciembre de 2021, la reducción progresiva de impuestos.

– Que no podrá incrementarse el stock de deuda en moneda extranjera, salvo en el caso de líneas de financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales.

– Que no se podrán iniciar en el próximo año procesos judiciales y deberán suspenderse por un año los ya iniciados.

– En cambio, no se hizo figurar la exención del impuesto de IIBB a títulos, bonos, letras y certificados, por pedido de varias provincias que ya lo están cobrando.

– La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) colaborará con los organismos provinciales de recaudación tributaria para identificar la titularidad de bienes inmuebles y otros bienes registrables.

– Profundizar la adecuación del funcionamiento de los regímenes de retención, percepción y recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos-Convenio Multilateral, de manera de respetar el límite territorial de la potestad tributaria de las jurisdicciones y evitar la generación de saldos inadecuados o permanentes a favor del contribuyente.

– En materia de procesos judiciales, se abstendrán por un año de iniciar procesos judiciales, y suspender los ya iniciados, relativos al régimen de Coparticipación Federal de Impuestos, a afectaciones específicas de recursos y transferencias de competencias, servicios o funciones, por hechos anteriores a la entrada en vigencia de este Consenso, con excepción de aquellos que cuenten con sentencia firme.

 

Nuevos aires en Posadas

 

El intendente de Posadas Leonardo “Lalo” Stelatto cierra su primer año de gestión con la posibilidad de poder exhibir una transformación notoria en la ciudad.

 

La mejora en la calidad de servicios esenciales que presta el municipio, especialmente el de recolección de residuos se convirtió en una marca de su gestión, así como la recuperación y el embellecimiento de parques y paseos públicos y una renovación completa en los sistemas de iluminación de la ciudad.

 

Además, Posadas está trabajando en un plan estratégico, pero sin dejar de hacer. Queda claro, ya instaló una gestión basada en la acción, mientras tanto no se soslaya ir pensando en la Posadas que se viene.

 

Un negocio sano

 

Uno de los desafíos más ambiciosos que enfrentó el Gobierno provincial y que está en vías de concretarse es el cobro de una compensación monetaria por la generación de oxígeno y demás servicios ambientales que prestan al mundo entero los cientos de miles de hectáreas de bosque nativo que la Provincia conserva destinando recursos y asumiendo un costo de oportunidad altísimo, no solo desde el sector público sino también por parte de los privados.

 

El ambiente sano representa mejor calidad de vida y en poco tiempo representará un ingreso monetario a través de un plan para motorizar la economía verde, o la contabilidad verde. De calcular y lograr el cobro por esa tarea se encargará la flamante Secretaría de Cambio Climático, creada por una ley provincial presentada por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira.

 

GP-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...