comScore

Con la finalidad de concientizar a la población hoy se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA

Con la finalidad de concientizar a la población hoy se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA

El 1 de diciembre de cada año se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, dedicado a dar a conocer los avances respecto al VIH/SIDA.

 

Establecido en 1988, el Día Mundial del Sida fue el primer día dedicado a la salud en todo el mundo. Desde entonces las agencias de las Naciones Unidas, los Gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el VIH.

 

Desde entonces, el 1 de diciembre de cada año, el mundo conmemora el Día Mundial del Sida. Ese día gente de todo el mundo se une para apoyar a las personas que viven con el VIH y están afectadas por el virus, y para recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida.

 

En el año 2020, todos los ojos se han puesto sobre la pandemia de COVID-19 y sobre cómo esta ha afectado a nuestra salud. Ha sido posible corroborar de qué manera las pandemias hacen tambalear tanto nuestra existencia como nuestros medios de vida. El COVID-19 ha puesto sobre la mesa una vez más que la salud se interrelaciona directamente con otros problemas fundamentales, tales como la reducción de la desigualdad, los derechos humanos, la igualdad de género, la protección social y el crecimiento económico.

 

Con todo esto en mente, el lema del Día Mundial del Sida este año es «Solidaridad mundial, responsabilidad compartida».

 

Con la finalidad de concientizar a la población hoy se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA

 

El COVID-19 ha demostrado que, en tiempos de pandemia, nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo. Dejar a alguien atrás no es una opción cuando lo que se quiere es alcanzar el éxito. Para acabar con las pandemias del VIH y del COVID-19, coincidentes en el tiempo, es clave eliminar el estigma y la discriminación, poner a las personas en el centro de la pandemia, basar nuestras respuestas en los derechos humanos y adoptar enfoques con perspectiva de género.

 

En su nuevo informe, Prevailing against pandemics by putting people at the centre (Vencer las pandemias con las personas en el centro de la respuesta), ONUSIDA pide a los países que inviertan mucho más en la respuesta mundial a las pandemia y que adopten un nuevo conjunto de objetivos para el VIH exigentes y ambiciosos, pero que se puedan alcanzar.

 

WAD_graphic9_ES.png

Poster del Día Mundial de la Lucha contra el VIH/ SIDA

 

El VIH/SIDA no es un impedimento para tener hijos

 

En un contexto teñido por la pandemia del coronavirus, no debemos olvidar la importancia de la prevención y el cuidado ante otro de los grandes virus que ha atacado a la humanidad: el virus del VIH. Así como hoy estamos en alerta por la crisis sanitaria que este año arremetió contra el mundo entero, fueron muchos los años que las personas con VIH alrededor del mundo tuvieron que esperar para lograr que se investigue y se descubra un modo de poder convivir con la enfermedad, algo que actualmente es posible.

 

Una de las barreras para el control de esta epidemia fueron los tabúes que generan las enfermedades de transmisión sexual, y como consecuencia la poca prevención y las dificultades para detectarlas. Sin embargo, actualmente las sociedades han avanzado en la toma de conciencia sobre la salud sexual y reproductiva y se promueven las pruebas de detección, que en Argentina son gratuitas y confidenciales. Gracias a los avances tecnológicos y médicos, más de 25 millones de pacientes con VIH pudieron acceder a la terapia antirretroviral (ARV), que se encarga de detener la multiplicación del virus.

 

“Los avances tecnológicos y las investigaciones científicas dan acceso a una vida saludable para un porcentaje de población que tiene que convivir con enfermedades que no tienen cura. En reproducción, las técnicas para lograr un embarazo pueden ayudar a pacientes con VIH, dependiendo de la reserva ovárica de la mujer y/o del nivel de concentración de espermatozoides en el varón”, señala el Dr. Fernando Neuspiller, tocoginecólogo y director de IVI Buenos Aires. 

 

Asia_es.jpg

Poster del Día Mundial de la Lucha contra el VIH/ SIDA

 

VIH y embarazo

 

La transmisión vertical es el contagio de una infección u otra enfermedad de la madre a su hijo, lo que puede ocurrir antes del nacimiento (congénita), durante el parto (perinatal) o después del parto (neonatal). Sin embargo, si el diagnóstico llega a tiempo y la mujer se encuentra bajo tratamiento y con una carga viral indetectable, la probabilidad de trasmisión hacia el futuro hijo es de aproximadamente el 1%.

 

“En el caso de varones portadores de VIH, previo a realizar un tratamiento de fertilidad, se debe hacer un control infectológico para chequear que se encuentren en condiciones clínicas adecuadas. Es necesario realizar un lavado de la muestra de semen, que se realiza en laboratorios de andrología porque cuentan con unas campanas de alta seguridad, donde las muestras se mantienen separadas del resto de los pacientes”, explica el Dr Omar Layus, andrólogo de IVI Buenos Aires.

 

Luego de congelar la muestra, mediante técnicas de biología molecular, se verifica que esté libre de la infección. “En el caso de tratamientos de reproducción asistida, el estudio, procesamiento y almacenamiento de la muestra de semen, se realiza antes de la estimulación ovárica para garantizar que la muestra de semen sea apta y segura para avanzar”, aclara Layus.

 

Por su parte, Neuspiller agrega que “la indicación del tratamiento de reproducción asistida ya sea de alta o baja complejidad, dependerá de los antecedentes, historia clínica y resultados de estudios reproductivos de rutina, que se llevan a cabo en ambos miembros de la pareja. Si uno de los integrantes de la pareja es portador y el otro no, se sugiere recurrir a un tratamiento de reproducción asistida para evitar el contagio.

 

La edad de la madre o el padre, por ejemplo, es un factor que puede incidir en la búsqueda del embarazo, pero siempre está la posibilidad de recurrir a donantes, a través de los bancos de semen o la donación de ovocitos.

 

Llevando a cabo las prácticas necesarias, terapias antirretrovirales y estudios previos, se puede lograr la maternidad y la paternidad en convivencia con el virus del VIH y evitando la transmisión vertical.

 

SIDA Objetivo en VIH: conseguir la transmisión cero

 

El Día Mundial del Sida sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó, y continúa recordando a la sociedad y a los Gobiernos que el VIH no ha desaparecido. A día de hoy es fundamental aumentar la financiación para la respuesta al sida. También es esencial que la sociedad en su conjunto tome conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH.

 

 

Fuente: unaids.org / un.org

AC-EP


Quizás tambien le interese...