comScore

Hoy es el Día Internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) ¿Cuáles son las alteraciones más comunes en Argentina?

Hoy es el Día Internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) ¿Cuáles son las alteraciones más comunes en Argentina?

Cada 30 de noviembre se celebra el Día internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), a fines de concientizar a la población. 

 

Los TCA son trastornos psicológicos con graves consecuencias para las personas que los padecen y sus familiares. Cada año se ve más cantidad de personadas afectadas, principalmente adolescentes y de sexo femenino, aunque hay un aumento importante de varones y niños.  La persona que lo padece muestra una fuerte preocupación en relación al peso, la imagen corporal y la alimentación, lo que conlleva a alteraciones de la conducta alimentaria. Esto puede provocar cambios o enfermedades físicas y, en casos extremos, la muerte.

 

Cada año, el 30 de noviembre se celebra el Día internacional de la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) con el objetivo de informar sobre estas patologías, concientizar a la población y valorar y resaltar el papel de las familias en el proceso.

 

Healthy Food Doesn't Have to Be Expensive: How to Eat Well on a Budget | AHU Online

30 de noviembre, Día internacional de la lucha contra los TCA

 

¿Cuál es la incidencia de los TCA?

 

Bulimia y Anorexia, son las alteraciones más comunes de la conducta alimentaria (TCA). Su raíz está fundamentalmente en la influencia social, más que en la genética.  Las mismas tienen una gran característica en común, el gran rechazo al peso corporal actual. Estas enfermedades afectan a 7 millones de mujeres y a 1 millón de hombres en todo el mundo. 

 

En Argentina, según datos del año 2011 de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA), el 37% de las mujeres entre 15 y 20 años sufre un trastorno alimentario (TCA).

 

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA): conocer qué son para poder prevenirlos | Faros HSJBCN

 

Los trastornos de la conducta alimentaria crecen año a año, y sus causas pueden ser muchas ya que su origen es multifactorial. Están relacionados con una predisposición psicológica y genética, pero al igual que ocurre con la obesidad, es clave el papel de factores ambientales predisponentes o precipitantes en su aparición. Entre ellos están los que provocan la necesidad percibida de cumplir los estándares de belleza y perfección.

 

En la época actual existen numerosas dietas y prácticas que terminan provocando que el centro de la vida de la persona sea la comida, alejándola del foco principal que es aprender hábitos sostenibles que permitan, además de sentirte y verte mejor, gozar de buena salud.

 

Hoy las redes sociales y los medios de comunicación exponen a los jóvenes a una realidad que simula ser la de la mayoría de las personas del mundo, la única realidad correcta y aceptada, la delgadez y el cuerpo ideal. Muchas veces estos medios son la única opción de ayuda o búsqueda de soluciones y, frente a esto, las personas se encuentran con un sinfín de desinformación, abundancia de soluciones rápidas para la pérdida de peso, afirmaciones de la mano de no especialistas, falsos mitos y datos incorrectos, que son altamente peligrosos y pueden promover actitudes que luego colaboren con la aparición de una patología.

 

Pequeñas acciones diarias son protectoras ante la aparición de estos trastornos, tanto propias como del círculo cercano del que formamos parte. La familia como espacio de contención, libertad y ejemplo, disminuye los factores de riesgo y por ende las posibilidades de padecer trastornos alimentarios. Es importante la presencia de un proyecto de vida saludable y apoyado por la familia para que la persona tenga hacia dónde mirar y no centralizar la atención plena en otros aspectos como el descenso de peso.

 

Al igual que la obesidad, estas enfermedades no dependen únicamente de la voluntad de la persona que lo padece ni de la familia que lo contiene. El tratamiento es complejo y requiere de una acción conjunta por parte de un equipo multidisciplinario.

 

Además de la recuperación física, es necesario tratar su relación con la comida, la percepción corporal, el miedo a engordar, la reinserción social, entre otros aspectos relevantes y propios de la enfermedad, de la persona que la padece y del momento en el que se encuentra.

 

El conocimiento y la aceptación del TCA es el comienzo para empezar el tratamiento y la búsqueda de una nueva vida.

 

TCA Centro Evel Psicología y Logopedia Alcalá de Henares - TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Pequeñas acciones diarias son protectoras ante la aparición de los TCA

AC-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...