comScore

Hoy se cumplen 47 años de la tragedia aérea que terminó con las vidas de Juan Manuel Irrazábal y César Napoleón Ayrault

Hoy se cumplen 47 años de la tragedia aérea que terminó con las vidas de Juan Manuel Irrazábal y César Napoleón Ayrault

Un 30 de noviembre de 1973 ocurrió el fatídico hecho que enlutó la sociedad misionera llevándose la vida del Gobernador Juan Manuel Irrazábal, el vice gobernador César Napoleón Ayrault junto a parte de sus familiares y el piloto.

 

El 30 de noviembre de 1973, el Gobernador y el Vicegobernador de Misiones, Juan Manuel Irrazábal y César Napoleón Ayrault, fallecieron en un trágico acontecimiento junto a parte de sus familias y el piloto, cuando  la avioneta en la que viajaban se estrelló cerca de Puerto Península, llegando a  Puerto Iguazú

Cesar Airault

César Ayrault

En este vuelo también perdieron la vida las esposas de los gobernantes Susana Claro de Irrazábal y Ana Ofelia Reca de AyraultJorge Pirovani el piloto del avión, y meses después, la hija menor del Gobernador, María Susana Irrazábal.

Se trató de una tragedia que, hasta el día de hoy, continúa sin esclarecerse y sobre la que aparece el fantasma la  Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) como posible perpetradora de un atentado contra los mandatarios.

 

periodico

Detalles inquietantes detrás de la tragedia

La búsqueda terrestre se emprendió a horas de la madrugada y las víctimas fueron rápidamente halladas.

Entre los escombros del avión y los árboles en llamas yacían los cinco cuerpos sin vida: el del gobernador Juan Manuel Irrazábal, el del vicegobernador César Napoleón Ayrault, junto al de las esposas de ambos, y el del piloto Pirovani.

Posteriormente, entre los restos apareció la joven “Cuca”, como llamaban a María Susana Irrazábal, una de las hijas del matrimonio Irrazábal quien era estudiante de abogacía.

cuca

Susana Irrazábal

Su primer arribo fue al hospital Samic de Iguazú, para luego ser trasladada al sanatorio Nosiglia de Posadas, y luego derivada al Hospital Central del Quemado en Buenos Aires.

Durante todo el tiempo que estuvo internada, acompañada de dos familiares muy cercanos, la hija Irrazábal mantenía la versión que se había tratado de una explosión.

Su testimonio como  única testigo viviente de la tragedia,  generaba incertidumbre y preocupación por la dirección que tomaba el caso.

Susana se recuperaba favorablemente y para comienzos de febrero solo  tenía un 2% de quemaduras en el  cuerpo, por lo que los médicos ya anticipaban el alta. Sin embargo,  el 6 de febrero de 1974, por causas que todavía no están claras,  su estado de salud se deteriora hasta su fallecimiento.

Se  trasladó su cuerpo  a Posadas en un avión designado por López Rega pero previamente, en el Hospital, el médico que hizo el acta de defunción, ordenó  la autopsia, cuestión que los familiares de Cuca, se habrían  enterado muchos años después, mediante el acceso al expediente,  siendo lo más llamativo, la aparición de un papel de una comisaría, donde el mismo tío supuestamente daba consentimiento firmado para no hacerse la autopsia.

IRRAZABAL

Irrazábal y sus hijos

accidente

Algunas versiones sobre el hecho

Fueron y son tantas las dudas, que algunos denominan  el hecho como un “magnicidio” es decir un asesinato relacionado al poder o cargo político.

Esto se debió a que la investigación judicial estuvo  llena de  irregularidades como testigos sin nombre, entrega de pruebas claves, falta de pericias, decisiones unilaterales y misterios que siguen sin resolverse, como la muerte de María Susana Irrazábal, a quien jamás le realizaron la autopsia y la entrega de su cuerpo se realizó con firmas falsificadas.

Según una de las versiones, el piloto del helicóptero Pirovani, conocido por ser uno de los más experimentados en la provincia, dio de forma capciosa las coordenadas, es decir, en lugar de indicar la distancia de la ruta al avión, que era solo de un kilómetro y medio, indicó la distancia del aeropuerto al avión, que era de 4 km, y cuyo avance por tierra era dificultoso e imposible en la noche por la espesura del monte.

Esta misma versión asegura que fue la propia torre de control la que forzó a Pirovani a ir por esa ruta, ya que le habían comunicado que la pista principal estaba ocupada por la llegada de López Rega, cosa que nunca sucedió.

Pirovani hizo la modificación de su recorrido sobrevolando las Cataratas y en un giro sobre el Paraná terminó cayendo  súbitamente en Puerto Península, donde entre otras cosas se hacían prácticas militares.

Esto quedó sentado en una aparente explosión en el cielo de la cual fueron testigos los vecinos.

 

Desde el primer día, las familias Ayrault y Pirovani no confiaron en la versión del “accidente”, lo que fue apaciguado cuando en 2006, el Juez Federal Norberto Oyarbide declaró  de lesa humanidad a los múltiples crímenes realizados por la Triple A.

La apertura de todos los casos de lesa humanidad por parte del gobierno kirchnerista, propició la reapertura de la causa, y varios proyectos fílmicos .

La lucha de las familias también permitió que se realice una pericia en 2014 luego de la exhumación de los cinco cuerpos encontrados sin vida, que determinó que todos tenían quebrada la cadera en el mismo lugar.

Según sostiene hoy Pedro Pirovani, esto podría ser prueba de que su padre nunca se desorientó, sino que realmente hubo una explosión en la cabina y que los tripulantes del avión se sujetaron a los asientos intentando sobrevivir.

 

Alianza Irrazábal Ayrault

 

Por su parte, el gobierno de Irrazábal y Ayrault, se configuró como una alianza histórica entre figuras del peronismo y el radicalismo que prometía brindarle a la provincia una estabilidad institucional que no lograría hasta 1991, cuando Julio César Humada, se convirtió en el primer mandatario electo en finalizar su gobierno.

El gobierno de Irrazábal hablaba de un «socialismo nacional»  y en su gestión  habían impulsado un proyecto de ley de preservación de las industrias, donde se protegía a los pequeños y medianos productores.

Intervinieron el Banco de la Provincia que estaba en manos de un grupo oligárquico, y comenzaron a entregar créditos a cooperativas y pequeños productores. Intervinieron Papel Misionero, poniendo a los trabajadores a participar en la producción. Además, se enfrentaron directamente con la Comisión reguladora de los precios de la yerba mate, que también era dirigido por un grupo de poder selecto, al fijar el precio de la yerba por decreto.

Por otro lado,  ese mes de noviembre Irrazábal  denunció el contrabando de harina y de soja, exponiendo a sus responsables. De hecho, estaba armando un «mapa de la corrupción», donde caerían los que él llamaba «kapangas» de la Provincia con el apoyo del mismo Perón.

Otro factor era que López Rega era el regente de la temible triple A, organización paraestatal que nueve días antes de la muerte del gobernador misionero, se adjudicaba el atentado del senador radical Hipólito Solari Yrigoyen

En este marco la viuda de Pirovani, “Negrita”, fue la primera persona que se  rebeló contra el sistema recorriendo las oficinas. Enviudó a los 36 años, con cinco niños de 13, 11, 9, 7 y 4 años de edad, que debía mantener con su magro sueldo. Falleció llevando consigo la causa a en el año 1988

alianza

 

Hoy tenemos un monumento en Posadas y en Iguazú  que recuerdan a los fallecidos el trágico 30 de noviembre de 1973

AR-EP


Quizás tambien le interese...