comScore
Yabotí: habría 340 hectáreas de bosques nativos afectadas por el incendio en el Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

Yabotí: habría 340 hectáreas de bosques nativos afectadas por el incendio en el Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

Yabotí: habría 340 hectáreas de bosques nativos afectadas por el incendio en el Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

Desde la empresa estiman que alrededor de 340 hectáreas de selva misionera serían las áreas dañadas por el incendio complejo que se enfrentó desde el domingo en los lotes de la familia Harriet en la Reserva de Biosfera Yabotí. En el área continuaron trabajando este viernes, en el séptimo día desde el inicio del fuego, con la situación controlada, pero realizando técnicas de guardia de cenizas ya que al ser árboles de troncos de grandes diámetros -por ser nativos y de madera dura- en su interior siguen encendidas las llamas y hay que asegurar de extinguirlas para que no se reaviven en el sector, a pesar de la lluvias que llegaron este jueves. Para la jornada del sábado se esperan nuevas lluvias en la zona.

 

En diálogo con el abogado representante de la empresa, Silvio Contreras, sobre la identificación de los responsables del inicio de la quema ilegal en propiedad de la familia Harriet y que el gobierno de Misiones denunció penalmente por estragos ante los daños ambientales causados, explicó que se presentará como querellante para acceder al expediente e iniciar una demanda por solicitud de sus clientes.

 

Yabotí: habría 340 hectáreas de bosques nativos afectadas por el incendio en el Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

 

“Desde la empresa solicitaron a la Provincia mayores controles en la zona por la caza furtiva y la intrusión, que viene acompañada de este tipo de acciones negligentes de usar el fuego como practica cultural cuando está prohibido por los riesgos que implica, y que hoy están a la vista las consecuencias, no solo en Yabotí sino en varios lugares de la provincia”,  indicó en una entrevista con ArgentinaForestal.com

 

Al ser consultado sobre la identidad de quiénes serían los ocupantes que habrían provocado la tragedia ambiental, prefirió no dar mayores precisiones pero sostuvo que “por las tecnologías disponibles actuales, rápidamente se puede monitorear y corroborar dónde se inició el fuego, día, hora y lugar con precisión. En Pepirí hay ocupantes dentro del Lote 8 que tienen por costumbre usar el fuego para la limpieza del terreno, pero hay un acuerdo vigente firmado en septiembre del que participamos la empresa, el municipio, el gobierno provincial y las familias, donde quedó establecido los cuidados que deben tenerse al vivir dentro de un área protegida”, sostuvo el abogado.

 

En este sentido, reflexionó que “el acuerdo deberá revisarse, y desde la empresa Juan Alberto SA se pidió al gobierno que en área disponga de más controles en adelante, pero además que realicen capacitaciones con las familias de colonos de Pepirí para poder cambiar esas prácticas de usar el fuego. El riesgo de no hacerlo y la pérdida económica y ambiental es muy grande. Por otra parte, se expuso que no estamos preparados para contener este tipo de emergencias a consecuencia del clima. Fue uno de los aprendizajes, hay que reforzar y equipar a los bomberos voluntarios, las empresas deberán invertir en mas brigadas propias y los municipios y la provincia también”, analizó Contreras.

 

 

La empresa Juan Alberto SA  además de ceder 83 hectáreas en el marco del acuerdo histórico con las familias de Colonia Pepirí en septiembre de este año, en Casa de Gobierno formalizó la donación a la Provincia de otras 12 hectáreas lindandes a esas tierras de las familias históricas y legítimas dueñas de la tierra en la colonia. Lo hicieron para cerrar la etapa de conflicto, de manera que desde el gobierno se reubique a las familias de las tres personas involucradas en el desalojo que se llevó adelante por orden judicial en agosto por una causa de Usurpación que se tramita en el Juzgado de Instrucción N°3 de San Vicente.

 

Sería entre estos ocupantes que tienen 4 hectáreas (cada familia) dentro del lote los que estarían involucrados en la quema del fin de semana, no respetando la legislación vigente y el acuerdo firmado.

 

 

En Yabotí el trabajo de combate del incendio demandó de la asistencia de un avión hidrante del Plan Nacional de Manejo de Fuego, de más de 200 brigadistas, bomberos, guardaparques, personal de Protección Civil y de Policía, además de organizaciones y vecinos que se acercaron a colaborar en la emergencia en forma solidaria.

 

Pero los focos se registraron en varios lugares de la reserva de biosfera, en forma simultánea, amenazando sobre reservas privadas como la de Papel Misionero o de la UNaM, además de comunidades indígenas.

 

 

La intrusión destruye la selva

El abogado Silvio Contreras reside en Oberá, y también se refirió a la causa que lleva adelante en esa localidad en defensa de Brígida Falk, a quien representa en una causa penal que inició por «Estragos» contra quienes iniciaron una quema ilegal hace unos días en una propiedad usurpada, y el fuego se propagó a propiedades vecinas, peligrando la vida de terceros dado que se trataba de una zona de cercanía al casco urbano de un barrio de la localidad.

 

“Prendieron fuego en una propiedad usurpada con la técnica de limpiar el terreno. El fuego se fue de control, y lo grave es que esta propiedad se ubica muy cerca de la zona urbana, del Club Alemán de Oberá y de un asilo de ancianos, el fuego estaba fuera de control en una zona de pinares, y amenazaba las viviendas. Sumado a ello, cuando los bomberos voluntarios fueron a apagar el incendio los intrusos los apedrearon para que evitar que apaguen el fuego. Todo es una locura, es gente que se maneja en la ilegalidad, que realiza quema de áreas boscosas de un terreno ajeno y se violentan cuando van los bomberos a ayudar en la protección de terceros que están en peligro sigue en ese lugar. Por ello, estoy representando a la propietaria que se vio afectada porque no puede quedar esto como si nada pasara”, remarcó el letrado.

 

Contreras, que lleva adelante varias causas judiciales por usurpación y delitos contra la propiedad privada, consideró que en áreas naturales protegidas y privadas, la intrusión y la caza furtiva son las principales amenazas de la conservación de la selva misionera.

 

“El gobierno  necesitará establecer medidas claras para frenar esta situación de inseguridad sobre la propiedad privada y sobre los recursos naturales en Misiones. Creo que, después de lo que paso en Yabotí, hay que establecer una legislación más severa en la provincia sobre el delito ambiental y las quemas ilegales, además de reforzar los controles y capacitar más a la gente. Hay un cambio climático, pero hay mucho de negligencia en estas tragedias ambientales que con prevención podrían reducirse”, dijo.

 

 

Consideró que frente a las condiciones de alerta crítico por sequía prolongada para la temporada de verano, en Misiones se debiera “prohibir las quemas definitivamente, una “veda” de quemas, eliminar el rozado con fuego, porque además degrada la tierra aunque todos justifiquen que es de uso ancestral o práctica tradicional, hoy hay nuevas y necesarias maneras de cuidar el suelo”, planteó el abogado.

 

Oberá dispone de un cuerpo de Bomberos Voluntarios y brigadistas de Policía, cuando se registraron 40 focos en la última semana. “No dan abasto para mantener este ritmo de llamados de emergencias por quemas ilegales que se generan o por la negligencia de las personas”, concluyó el abogado.

 

Yabotí: habría 340 hectáreas de bosques nativos afectadas por el incendio en el Lote 8 y 9 de la empresa forestal Juan Alberto SA

 

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

P.E.--EP


Quizás tambien le interese...