comScore

Coronavirus: sólo el 8% de los niños infectados contagiaron a su núcleo familiar según una investigación española

Coronavirus: sólo el 8% de los niños infectados contagiaron a su núcleo familiar según una investigación española

La investigación científica fue llevada adelante por el Hospital Vall d´Hebron, en Barcelona, durante el retorno a clases en marzo. Constataron que la apertura de escuelas no supuso un riesgo mayor o más infecciones y que un porcentaje muy baño de los niños infectados contagiaron a sus familiares.

 

A medida que pasa el tiempo, más estudios se suman para desentrañar al SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que puso en jaque a la salud mundial con la pandemia por COVID-19 que generó con más de 61 millones de infecciones y 1,4 millones de muertos.

 

Entre esos estudios científicos, siguen agregando pruebas de por qué los niños son los más beneficiados y quienes mejor están preparados para infectarse menos o responder en forma positiva a la infección del virus.

 

Una nueva investigación llevada adelante en el Hospital Vall d´Hebron, en Barcelona, precisa que los niños y adolescentes no son el principal foco de transmisión del coronavirus, ya que se demostró que sólo un 8% de los menores con diagnóstico de coronavirus en Cataluña han transmitido la infección por COVID-19 a algún miembro de su familia.

 

Se trata del estudio ‘COVID pediátrico en Catalunya’, realizado a 1.081 pacientes pediátricos con PCR y 3.515 contactos familiares entre el 1 de julio y el 31 de octubre, es decir, durante las primeras siete semanas después del inicio de las escuelas. En la parte retrospectiva del estudio, presentada el pasado mes de agosto, un 3,4% de los pacientes pediátricos con diagnóstico de coronavirus confirmado fueron los transmisores del SARS-CoV-2 dentro de su núcleo familiar.

 

En esta segunda parte del estudio, en 783 de los casos (72,4% de los casos) se identificó otro miembro de la familia con PCR o diagnóstico microbiológico anterior a los del menor. Solo en 86 casos (8%) se determinó que el paciente pediátrico había contagiado a otros miembros de su familia.

 

“El estudio prospectivo reafirma que los niños son menos transmisores del SARS-CoV-2 que los adultos en el entorno domiciliario, como ya apuntaba la primera parte”, explicó el jefe de la Unidad de Patología Infección e Inmunodeficiencias de Pediatría, Pere Soler, quien insistió en que se constató que la libre circulación de los niños y el retorno a las aulas no han supuesto una “mayor transmisión” del SARS-CoV-2 por parte de ellos.

 

La mitad de los chicos fueron asintomáticos

 

El estudio prospectivo también señala que un 47% de los pacientes pediátricos con COVID-19 (un total de 506) fueron asintomáticos, y en los casos con síntomas, el más habitual fue la fiebre (70,6%; 406 niños), seguido de tos (36,9%, 212 niños), dolor de cabeza (24,5%, 141 niños), fatiga (24,3%, 140 niños) y diarrea (16,3% 94 niños).

 

“Casi la mitad de los niños y niñas con infección por SARS-CoV-2 son asintomáticos y se ha observado que el número de niños que requieren un ingreso hospitalario por la COVID-19 sigue siendo muy bajo”, ha señalado el investigador Antoni Soriano, de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría. Solo un 2,5% de los pacientes pediátricos (27, de un total de los 1.072 del estudio de los cuales se tenía información sobre hospitalización) han requerido hospitalización del 1 de julio al 31 de octubre, mientras que en el estudio retrospectivo (del 1 de marzo al 31 de mayo) fueron un 19%.

 

Además, fueron 118 niños (11%) los que presentaban comorbilidades u otras enfermedades previas, sin que estas hayan supuesto un aumento del riesgo de ingreso: el 99,2% (1.006 pacientes) se recuperó totalmente y solo cinco (0,4%) presentaron secuelas y no se ha registrado ninguna muerte.

 

“La afectación de la COVID-19 en los menores de edad de Catalunya sigue siendo escasa después del periodo de confinamiento, con los niños con plena movilidad”, ha subrayado la jefa del Servicio de Medicina y Epidemiología Preventiva, Magda Campings, que ha señalado que en más de un 70% de los casos el caso originario del foco ha sido un adulto.

 

En otro estudio científico realizado a 22 pacientes en un centro de salud de Nueva York, Estados Unidos en agosto, la mayoría de los niños que dieron positivo al virus SARS-CoV-2, responsable de causar la enfermedad COVID-19, no presentaban los síntomas clásicos de la afección y tampoco presentaban ninguna enfermedad respiratoria anexa.

 

“Hasta la fecha, los niños representan menos del 5% de los casos de COVID-19 en EE. UU., pero los detalles de las presentaciones clínicas en los niños son limitados”, resaltó la médica pediatra especialista en Enfermedades Infecciosas Pediátricas Rabia Agha junto a sus colegas del Hospital de Niños Maimónides, de Brooklyn, NY.

 

En un estudio publicado en Hospital Pediatrics y compartido en Medscape, los investigadores revisaron datos de 22 niños de 0 a 18 años que dieron positivo al SARS-CoV-2 mediante la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y fueron admitidos en un solo hospital durante un período de 4 semanas desde 18 de marzo de 2020 al 15 de abril de 2020.

 

En total, 9 pacientes (41%) presentaron una enfermedad respiratoria por COVID-19 y 7 (32%) requirieron soporte respiratorio. De cuatro pacientes que requirieron ventilación mecánica , dos tenían enfermedad pulmonar subyacente. Los otros dos pacientes que requirieron intubación fueron uno con parálisis cerebral y estado epiléptico y otro que se presentó en estado de paro cardíaco.

 

Fuente: Infobae

VD-CP


Quizás tambien le interese...