comScore

Contra todo pronóstico médico, un joven misionero baleado en la cabeza se recuperó y declaró ante la Justicia

Contra todo pronóstico médico, un joven misionero baleado en la cabeza se recuperó y declaró ante la Justicia

El joven misionero, Franco Cabrera (23 años), se recuperó milagrosamente tras recibir un balazo en la cabeza, durante un procedimiento policial en el barrio Costa Norte de Cipolletti (Río Negro), el pasado domingo 9 de agosto de este año, hecho por el cual están involucrados cuatro policías que han sido separados de la fuerza.

 

Tras recibir el disparo, a alrededor de las 20:30 horas, el joven oriundo de la localidad misionera de Garupá, fue internado en grave estado en el hospital local y algunas horas después su diagnóstico, fue muerte cerebral.

 

El joven de 23 años llegó a Cipolletti con una oferta laboral desde Misiones unos seis meses antes del ataque. Las ganas de vivir, la entereza personal y su gran espíritu de lucha, llevó al joven a salir del trance final y de apoco fue recuperándose en su salud, con ayuda de los médicos, enfermeros y de su familia, que siempre creyó en él.

 

Franco tuvo una recuperación milagrosa, a tal punto que ya está en condiciones de salir de alta del hospital. Por otra parte, el joven misionero aportó elementos fundamentales en la causa de lo sucedido el 9 de agosto pasado en el barrio Costa Norte.

 

Con ayuda de profesionales médicos y psicólogos, Franco Cabrera, pudo declarar ante la Fiscalía de Cipolletti y dio su versión de los hechos.

 

La investigación, la lleva adelante la Gendarmería Nacional, por tratarse de integrantes de otra fuerza policial involucrada en el hecho. En ese sentido, la Justicia aguarda aún el informe pericial a cargo de Gendarmería, consistente en búsqueda de posibles rastros de pólvora y muestras de ADN de la víctima en cercanías del lugar. A pesar de recoger declaraciones y analizar las cámaras de seguridad del Colegio Sunrise, cercano al lugar del hecho, aún no se ha podido determinar si otra persona acompañaba a Franco en el momento del hecho como declararon los policías, y que se habría dado a la fuga en una moto.

 

Es por ello, que fue fundamental la declaración de Franco Cabrera en audiencia espacial ante la Fiscalía de Cipolletti, cuyos pormenores no trascendieron a la prensa. Cabe recordar que horas después del ataque, la Regional Quinta de Policía separó a cuatro agentes de la Comisaría Cuarta, quiénes participaron del procedimiento y persecución del joven misionero en una zona de chacras. Se secuestraron las armas reglamentarias y los teléfonos celulares de los efectivos involucrados.

 

Franco Cabrera, fue encontrado el domingo 9 de agosto a las 20:30 horas, con una herida de bala en su cabeza tendido en el piso.

 

Al llegar al lugar, “los uniformados comenzaron una persecución a dos personas que circulaban en una moto. Hubo disparos cruzados”, según consigna el informe policial, publicado por medios locales. Unos 40 minutos más tarde, la policía dio aviso sobre la situación de un joven herido de bala en la cabeza. El herido fue trasladado luego al hospital de Cipolletti.

DL-CP


Quizás tambien le interese...