comScore

Capacitación para frenar la erosión y devolver productividad al yerbal

Capacitación para frenar la erosión y devolver productividad al yerbal

Implementar prácticas que frenen la erosión hídrica y devuelvan fertilidad al suelo para lograr productividad sustentable en el yerbal, es la línea de trabajo que siguen los técnicos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) en contacto con los productores.

 

Para  optimizar esas prácticas, los técnicos que trabajan con productores ubicados en cercanías de la ruta nacional 12 compartieron una jornada de  capacitación, el jueves 19 de noviembre, en Puerto Esperanza, y los que interactúan con agricultores de localidades situadas en la ruta nacional 14 harán lo propio el próximo miércoles 25 de noviembre en Colonia Guaraní.

 

“El objetivo es conocer y multiplicar las prácticas que evitan la erosión hídrica, y que mitiguen el daños de los rayos de sol en verano”, explicó el ingeniero agrónomo Matías Bazila, del Área Técnica del INYM. “Hablamos de sistematización de suelos y de caminos, y eso abarca cobertura verde tanto espontánea como implantada, la combinación con otros árboles nativos en la misma superficie de yerba, trabajos con curvas de nivel y construcción de camellones, de forma tal que se propicie aporte de materia orgánica y la permanencia del agua, la permanencia de la humedad, en el suelo”, agregó.

 

Capacitación para frenar la erosión y devolver productividad al yerbal

 

La jornada de capacitación que se realizó en Puerto Esperanza abarcó una clase teórica y concluyó con la “construcción de camellones en los caminos internos de la chacra, con pozos en las laterales, de  forma tal que cada vez que llueve el agua se frene en ese lugar, no continúe arrastrando tierra, e infiltre en el suelo que está en el yerbal”, detalló Bazila, al tiempo que indicó que “el paso siguiente es el empastado del camino”.

 

Bazila recordó que “el agua útil para el cultivo y para mantener vertientes y napas es el agua de lluvia que se infiltra en el suelo, en la chacra de cada productor, y estas prácticas son imprescindibles para seguir contando con ese recurso”.

 

Como dato importante, Bazila enfatizó que “lo ideal es que cuando se inicia un cultivo, en este caso de yerba mate, se tome tanto a la superficie de la implantación como a los caminos como una sola unidad donde hay que aplicar prácticas que permitan retener el agua, evitar la erosión y asegurar materia orgánica para la fertilidad del suelo”.

 

El miércoles 25 de noviembre, la capacitación será a partir de las 15,00 horas en la sede de la Cooperativa Tealera de Guaraní Limitada (Copetegla), en Colonia Guaraní.

FS-CP


Quizás tambien le interese...