Alexa

Rechazan el pedido de cambio de carátula en la causa de la muerte de un hombre donde están involucrados dos policías en El Soberbio

La Cámara de Apelaciones de Misiones rechazó la medida interpuesta por la defensa de dos oficiales de la Policía provincial, para que se cambie la tipificación del delito que se los acusa, tras haber dado muerte a un hombre en un camino vecinal de El Soberbio, en una supuesta persecución policial, según sus relatos.

 

Se trata del oficial sub ayudante Matías L. y del cabo Fabio B. (ambos de 22 años), quiénes están acusados de haber dado muerte a Reinaldo Andrade (37 años), en un confuso episodio ocurrido el 13 de noviembre del año pasado, sobre un camino vecinal de colonia San Ignacio, de aquel municipio.

 

Ambos están acusados; en el caso de Matías L. –sindicado como el autor del disparo mortal– de homicidio calificado por ser integrante de una fuerza de seguridad y agravado por el uso de arma de fuego, mientras que a Fabio B., se lo endilga su actuación como partícipe necesario en el delito de homicidio calificado también por ser integrante de una fuerza policial.

 

La defensa de los policías, solicitó un cambio de calificación del delito de los imputados, por la de “legítima defensa o en subsidio exceso en la legítima defensa”, delitos excarcelables.

 

La Cámara de Apelaciones rechazó de plano la medida interpuesta por los acusados y mantiene la imputación realizada por el juez de Instrucción de San Vicente, Gerardo Casco.

 

El planteo de cambio de carátula ya antes había sido rechazado por el magistrado de la causa, la querella y el fiscal, Rodolfo Cáceres. Asimismo el Tribunal Penal de Oberá, rechazó el pedido de recusación al Juez interpuesto por los imputados.

 

Los policías arrestados manifestaron que la muerte de Reinaldo Andrade –por un balazo– fue en defensa propia, dado que la víctima y sus dos acompañantes sacaron armas de fuego, que finalmente no dispararon.

 

Contrariamente a ello, los dos testigos directos del episodio, afirmaron que se trata de un caso de “gatillo fácil”. Ambos efectivos fueron pasados a disponibilidad por la Jefatura de Policía. Las pericias efectuadas por la Gendarmería Nacional determinaron que el disparo que mató a Andrade, provino de la pistola que usaba uno de los efectivos detenidos.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas