Alexa

Guillermo Fachinello, de APICOFOM: «Si los precios de chips y raleo subieran gradualmente, las industrias no se verían obligadas a parar»

Fue una definición del presidente de APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes), tras la decisión de las empresas celulósicas papeleras de reorganizar su cadena de suministro y no comprar la materia prima de chips y raleo tras el incremento de precios establecido por el Instituto Forestal Provincial (InFoPro).

Audio Radio Libertad- Guillermo Fachinello, presidente de APICOFOM

 

“Estamos llamando al dialogo, para mitigar el impacto tan negativo de esta medida por las consecuencias que generó en la actividad. Estamos en un proceso de incertidumbre y preocupación. La cadena industrial es muy diversa y muy grande, solo en APICOFOM tenemos 130 socios. Hemos trabajado muchísimo para sortear los problemas de la pandemia con todos los organismos nacionales y provinciales. Pero en este aspecto de precios no pudimos debatir como necesitábamos, frente a la estructura que tiene el InFoPro”,  explicó Fachinello.

 

Se mostró en desacuerdo en la representatividad, donde “la cadena de la industria tiene un representante como Papel Misionero o como un gremio maderero, cuando es mucho más amplia y de más peso en cuanto a la generación de empleo, por ejemplo”, dijo el dirigente.

 

“Con la resolución determinada nos pusieron en el mismo plano a las Pymes y a las grandes industrias o papeleras, y nosotros tenemos otros costos, otra estructura y somos mucho más en cantidad y diversificación de negocios”, precisó Fachinello.

 

Aseguró que la creación del Instituto Forestal Provincial “es algo bienvenido, pero disentimos en cómo está compuesto: la industria forestal es la principal actividad de Misiones”, defendió el presidente de la APICOFOM.

 

 

Toneladas de chips sin mercado

El primer impacto es que derivó en que las industrias madereras se vean desbordadas de stock con el consecuente peligro de incendios. “Quizás nos equivocamos con la inmediata puesta en marcha de los nuevos precios del raleo y chip, que generó incertidumbre. Tengo que resaltar que no son un desecho sino otro subproducto de la ecuación foresto industrial; que si bien tenía un valor histórico muy bajo, el procedimiento para determinar el nuevo costo nos generó una crisis grave”, dijo el presidente de la cámara empresaria, Guillermo Fachinello, en la entrevista con Radio Libertad.

 

APICOFOM tiene 75 años de antigüedad y congrega a centenares de Pymes, “pero solo tenemos un representante en ese cuerpo, y los demás integrantes son los Colegios profesionales, los pequeños productores y el sindicato de trabajadores, y creemos que no se midieron las consecuencias de este incremento tan abrupto”, insistió en su disconformidad con la estructura del directorio que regulará el mercado forestal en la provincia y definirá las políticas forestales de la actividad en el futuro.

 

“El análisis de costos fue demasiado rápido, nosotros no tuvimos el tiempo necesario para aportar nuestra perspectiva, y creemos que faltó debate respecto a cómo ponerlo en marcha, de hecho, en la primera reunión de asamblea se tomó esa decisión de aumento sin establecer los mecanismos operativos”, aclaró Fachinello.

 

Luego, volvió a poner en relieve el aspecto de riesgo ambiental, advirtiendo que “esas masas de aserrín son un riesgo, si en cualquier momento se incendian y encima no llueve el problema que tendremos es grave. Creo que no se pensó en todas estas consecuencias”, sostuvo el maderero.

 

 

Finalmente, señaló que “tanto Arauco como Papel Misionero no están comprando en estas últimas semanas el raleo y chips, pero lo mismo pasa con los secaderos de yerba mate, así que por eso consideramos que no fue un buen momento, la estructura de costos de las grandes empresas no se cambian de un día para el otro, más aun pensando en que el precio subió de 9 a 20 dólares”, remarcó el empresario.

 

“El gremio fue el primero en votar esto, pero ahora los aserraderos y muchos productores pararon hasta ver cómo continua la situación esta semana, y otros trabajan a bajo nivel. Se tenían compromisos asumidos, entregas de mercaderías que despachar, pero la producción en este contexto no puede funcionar; por eso, creo que hay que  analizar algunas propuestas y ver como salimos de este problema. Estamos dialogando con distintos actores, pensando en subir los precios de a poco para que no paren las industrias”, adelantó el empresario.

 

Para Fachinello sería “positivo pensar en fijar precios por unanimidad, como prevé el INYM, y generar más incentivos para las industrias porque si se incrementa la producción los precios van a subir naturalmente; pero así, con estas regulaciones, se van a afectar las futuras inversiones”, concluyó.

 

Insistió en que el camino de solución estará en allanar el camino para exportar, promover el mayor uso de la madera en la construcción y generar las condiciones para invertir en nuevas tecnologías e industrias que aprovechen y consuman la sobreoferta que existe en la región de los subproductos forestales como chips y raleo.

 

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas