Alexa

El vecino que acompañó a César Daniel Tizato habría confesado el crimen: «Se me escapó un tiro»

Luego de 33 días de intensa búsqueda, el cuerpo sin vida del adolescente, César Daniel Tizato (16 años), fue hallado este viernes a media mañana en una pequeña laguna cerca del arroyo Pindapoy, en el campo La Rosita del municipio de San José, aunque hoy se esperan los resultados de la autopsia que determinarán las causas de la muerte.  El vecino, Richard Cristaldo, la última persona que vio con vida al joven, fue detenido inmediatamente. Según fuentes consultadas, en pleno arresto se quebró y habría confesado el crimen, aunque sostuvo que «se le escapó un tiro», aunque estas declaraciones no se toman como oficiales, hasta que sea citado por un juzgado.


Según un medio local, el principal sospechoso de la muerte del niño, su vecino Cristaldo, quien incluso habría participado de las búsquedas del menor, se quebró emocionalmente y afirmó dentro de la seccional de la UR-VII, “Fueron a a cazar y se le escapó un tiro y murió». Habría señalado que debido a esta situación no supo qué hacer y tiró el cuerpo a la laguna.

 

La declaración oficial del hombre deberá hacerla ante el juzgado, cuando se confirme la identidad del cadáver hallado y sea citado a indagatoria.

 

Hallaron el cadaver de Daniel Tizato con piedras dentro del buzo

 

El cadáver en avanzado estado de descomposición fue hallado por una cuadrilla de efectivos policiales, flotando boca abajo en el espejo de agua, con la particularidad de que tenía piedras dentro del buzo, que vestía el cuerpo.

 

El juez de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel Ángel Faría, ordenó la detención de Richard Cristado (44 años), la persona que acompañó al menor en la incursión de caza aquel domingo 30 de agosto pasado y que volvió solo al barrio Pindapoy. Cristaldo quedó detenido e incomunicado en la comisaría de Apóstoles, y el lunes prestará declaración en sede judicial. El detenido está acusado de “homicidio”.

 

 

Richard fue detenido como sospechoso de la muerte de César Daniel Tizato. El vecino participó de la búsqueda del niño.

 

Si bien, el juez de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel ángel Faría, no confirmó que el cuerpo hallado es de César Daniel Tizazo, la vestimenta –un buzo color negro con capucha y el pantalón también negro– que llevaba puesto al momento de su desaparición, además, el cadáver es de una persona de estatura mediana, confirmarían la peor de las sospechas y el triste final del menor.

 

Así también, unas cinco horas de haber hallado el cuerpo en la lagunita, que se llena cuando se desbordad el arroyo Pindapoy, alrededor de las 9.30 horas, la policía halló la mochila color rosa del joven, a unos 100 metros del lugar, en pleno monte.

 

Si bien las autoridades judiciales y policiales, expresaron su cautela al momento de hablar con la prensa y dar a conocer la identidad del cuerpo hallado sin vida, todo hace suponer de que se trata de César Daniel Tizato. La policía ya había hecho dos rastrillajes en la zona, pero no había encontrado el cadáver porque el mismo estaba en el fondo de la laguna.

 

Totalmente destrozada por el dolor, la madre del menor desaparecido, Marisa Ester Da Rosa, se hizo presente en el campo La Rosita, acompañado por su concubino, Valdei De Escobar y otros dos hijos, al momento de las pericias del la División Policía Científica y del médico legista.

 

 

El cuerpo hallado ayer en el campo La Rosita fue trasladado después del mediodía hasta la morgue judicial de Posadas y mañana, se procederá a la realización de la autopsia. El juez caratuló la causa como muerte dudosa por ahora y no se descarta que en la próximas horas, se cambie por la de “homicidio”, si es que se comprueba algún tipo de lesiones en el cuerpo.

 

La única evidencia que por ahora, podría presuponer algún tipo de delito tras la desaparición del adolescente el pasado domingo 30 de agosto, es que el cuerpo habría estado atrapado en el fondo de la laguna, con piedras aferradas dentro del buzo de Cesar Tizato. Por el avanzado estado de descomposición –estaba muy hinchado- se cree que la data de la muerte rondaría los 30 días o más. El menor levaba 33 días desaparecidos.

 

El momento del hallazgo del cuerpo

 

Ahora todas las miradas están puestas, sobre Richard Cristaldo, el vecino que acompañó aquel domingo 30 de agosto, al menor a cazar al campo La Rosita. Luego de cuatro horas, Cristaldo regresó solo al barrio Pindapoy y dijo que se encontraron con dos extraños en la chacra, que le invitaron a César Tizato a seguir cazando y pescando en la propiedad. De los dos extraños, nunca se supo de sus identidades ni de sus paraderos.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas