comScore

Peritan el contenido de once aparatos electrónicos secuestrados al menor acusado de distribución de pornografía infantil en Posadas

Peritan el contenido de once aparatos electrónicos secuestrados al menor acusado de distribución de pornografía infantil en Posadas

Actúa en el caso de distribución de pornografía infantil la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic) del Poder Judicial y de la Dirección General de Cibercrimen de la Policía de Misiones, quienes analizan el contenido de once dispositivos informáticos y telefónicos, que fueron secuestrados en la casa de un menor de 15 años en una vivienda en Posadas.

 

Los técnicos informáticos de la policía analizan el contenido de ocho teléfonos celulares, dos tablets y una notebook. El menor fue liberado y entregado a la guarda de su madre, con prohibición de acercamiento a dispositivos electónicos.

 

La detención preventiva del adolescente se llevó a cabo el pasado lunes 14 de septiembre, durante el allanamiento a una vivienda del barrio A3-2 de Posadas, desde donde se habría suministrado –distribuido- material pornográfico con menores de edad a una red de pedofilia.

 

A instancias del Juzgado Correccional y de Menores 1 de Posadas, entre hoy o mañana se harán las pericias psicológicas del menor acusado y para la próxima semana, será llamado a declarar ante Cámara Gesell.

 

Los investigadores de Cibercrimen de la Policía de Misiones pusieron la lupa sobre el caso, tras un reporte difundido por la National Center For Missing & Exploited Children, organización abocada a combatir la explotación sexual infantil en todo el mundo.

 

El caso recayó en primer lugar ante la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas de Buenos Aires, Daniela Dupuy, quien traspasó las actuaciones por cuestión jurisdiccional a su par Correccional y de Menores de Posadas, María Laura Álvarez, quien lleva a cabo las diligencias en la Provincia.

En comunicación con Misiones OnLine la Fiscal Álvarez, dijo que “se están peritando ocho teléfonos celulares, dos tablets y una notebook, que fueron secuestrados en la casa del menor acusado”, que vivía con su padre.

 

Además, se analiza el contenido de uno de los chat del adolescente, “en donde le comenta a un conocido que le tenía ganas…a una primita (de entre 4 o 5 años)”, según trascendió de la investigación.

 

A través de rastreos informáticos se estableció que desde una computadora cuyo IP impactó en Posadas y que estaba en la casa del menor, se realizaba la distribución de muchas imágenes explícitas de abuso sexual en perjuicio de niños y niñas menores de edad.

 

 

El contenido de las fotografías y videos de menores eran viralizados a distintos puntos del planeta con epicentro de los envíos en la Capital provincial, utilizando la mensajería de una conocida red social mundial, que detectado, inmediatamente bloqueo su distribución.

 

JS-EP


Quizás tambien le interese...