comScore

Desbaratan un foco de distribución de pornografía infantil en Posadas y evitan una probable agresión sexual a una niña

Desbaratan un foco de distribución de pornografía infantil en Posadas y evitan una probable agresión sexual a una niña

Desde Center For Missing & Exploited Children, una organización abocada a combatir la explotación infantil en todo el mundo, informaron a la justicia argentina que alguien estaba distribuyendo pornografía infantil hacia distintos puntos del mundo. Se identificó la IP y se determinó que era de un usuario posadeño. La justicia provincial lo identificó, ordenó un allanamiento en el que encontró material aberrante de sexo explícito e identificó a un menor de 16 años como el responsable por su distribución.

 

“Cómo me gustaría agarrarle así a mi prima de 5 años”. El comentario emitido en el servicio de mensajería privada de una red social activó las alertas y disparó los protocolos para identificar cuanto antes a su autor. El mensaje era particularmente perturbador porque venía acompañado de un video de una violación a una niña y muy preocupante porque había salido desde una dirección IP que ya había sido identificada por una organización internacional que combate la explotación infantil en todo el mundo, el Center For Missing & Exploited Children.

 

La organización internacional trasladó la información a la justicia argentina, que al identificar que la IP desde la que se estaba difundiendo pornografía infantil correspondía a un usuario posadeño, se declaró incompetente y el caso quedó en manos de la justicia misionera.

 

En menos de 22 horas la secretaría de Delitos Complejos analizó la información y detectó el domicilio desde el cual se conectaba el acusado de compartir pornografía infantil. Se ordenó un allanamiento en el que se encontró contenido aberrante, videos de sexo explícito en su mayoría de menores violando a niñas, y se identificó a la persona que lo estaba difundiendo en la web: un menor que recientemente había cumplido 16 años.

 

La justicia también pudo determinar que efectivamente el menor tiene una prima de 5 años, tal como afirmaba en uno de sus mensajes enviados a través de la mensajería de Facebook, y se determinaron medidas para protegerla de su primo.

 

El adolescente no quedó detenido porque todos los casos detectados se produjeron cuando tenía 15 años o menos. Vivía con su padre, un acumulador de todo tipo de objetos, y tras la intervención de la justicia pasó a vivir con su madre.

RC-EP


Quizás tambien le interese...