comScore

Tensión en un cementerio de Tucumán: tuvieron que entrar por la fuerza, cavar un pozo y enterrar a su padre

Tensión en un cementerio de Tucumán: tuvieron que entrar por la fuerza, cavar un pozo y enterrar a su padre

Una tensa situación se vivió en las últimas horas en el cementerio municipal de Las Talitas de Tucumán cuando un grupo de 40 personas ingresó intempestivamente y comenzó a cavar una tumba. Realizaron un video mientras un hombre insultaba y explicaba que era para enterrar a su padre. La imagen que se viralizó en las redes parece sacada de una película, pero sucedió este domingo y despertó un cruce de versiones en medio de la sorpresa.

Los protagonistas responsabilizaron directamente al intendente Carlos Nájar por haberles negado el servicio. En el video, explicaron que llegaron a esa situación extrema por falta de recursos: “Porque somos pobres, tenemos que cavar nosotros, porque nos querían cobrar 5.000 pesos que no tenemos para cavar la tumba”.

 

Enterrar a su padre

“No se dan cuenta, miren lo que está pasando. Nos está pasando a nosotros pero le puede pasar a cualquiera”, sostiene un joven delante de la cámara de un celular que no deja de grabar, y agrega: “¿Dónde estás vos, Carlos Najar… Nosotros estamos cavando para enterrar a mi papá”.

Por su parte, el jefe comunal negó esa versión y en diálogo con el diario local La Gaceta contó que alrededor de 40 personas fueron las que bajaron el cajón de una camioneta particular e increparon bajo amenazas al empleado del lugar para que les entregara las herramientas para hacer la fosa.

Además, desde la intendencia aclararon que la persona muerta era una mujer y no un hombre como se les escucha decir en la filmación, y que sus parientes no habían completado el trámite correspondiente para que les asignaran una parcela.

Tal ves te interese leer Captan en video a dos fantasmas en un cementerio

Un hecho similar en San Juan

Por insólita que resultara la situación ocurrida en Tucumán, no fue la primera. Meses atrás, cinco hermanos sanjuaninos que estaban atravesando el difícil momento de la muerte de su madre tuvieron además que cavar ellos mismos la tumba porque los empleados del cementerio municipal no lo habían hecho porque estaban en una obra.

La penosa escena se vivió en la localidad de Ullum y fue uno de los hijos de la mujer muerta, quien grabó el momento y contó la historia en las redes sociales. Cuando llegó al lugar acompañado por otros integrantes de la familia, descubrió que la fosa estaba solo marcada por lo que junto a sus hermanos tomaron palas y empezaron a cavar para depositar el ataúd.

“Nos dijeron que la fosa no estaba hecha, solamente marcada. Vivimos un terrible momento y decidimos hacerla nosotros. Lo que más me dolió es que nos dijeron que no habían tenido tiempo de hacerla porque los empleados estaban realizando otra obra”, dijo entonces a los medios.

Fuente: Todo Noticias

SP-CP


Quizás tambien le interese...