Alexa

Fiestas clandestinas: DJ posadeño advierten que no solo están los jóvenes, sino grandes empresarios detrás de la organización de las mismas

El DJ Juanjo Duarte cuestionó que personas mayores estén lucrando a través de las fiestas clandestinas sin cumplir ningún tipo de protocolo. Recordó que la dramática situación que se vive en Corrientes fue el resultado de la negligencia de muchas personas que participaban de estos eventos ilegales y advirtió el peligro que se correría en caso de que aumenten los contagios en la tierra colorada.

Juanjo Duarte – Red Ciudadana


El DJ Juanjo Duarte se mostró enérgico contra el accionar de muchos empresarios, quienes organizan fiestas con motivos meramente lucrativos sin respetar ningún tipo de protocolo ni a pesar de que las fiestas y grandes eventos no están permitidos debido al contexto de distanciamiento social que vive la provincia.

 

Sostuvo que en Ituzaingó, Corrientes, se regresó a la fase 1 de la cuarentena, imponiendo restricciones, debido al incumplimiento de esta normativa.

 

 

«Indigna ver a colegas, que ponen sus marcas en las fiestas y suben fotos como si estuviéramos en una normalidad y no son fiestas chicas son de más de 120 personas, pero te indigna por el tema de los boliches que cerraron y por los empresarios que tuvieron que sacar préstamos de debajo de la tierra para reiventarse y hacerse gastronómicos para poder laburar».

 

Señaló que tuvieron que reiventarse y cerrar los boliches como medio de sustento. «No podemos hablar de boliches hasta que haya una vacuna, e indigna todo porque en estas fiestas clandestinas puede generarse un rebrote, porque el vaso y el cigarro pasan de boca en boca y porque no hay protocolo, podría ser peor y todos regresaríamos a la fase 1″

 

Explicó que en algunos casos hubo DJ conocidos que participaban de fiestas, aunque no eran tan grandes como las de ahora. «Las de ahora dan miedo, la posta que son como 150 personas en un patio de 30×10. Yo no voy tanto por el lado de si la Policía controla o no, porque quizá no se da abasto, pero hay gente grande metida en eso, hay personas que tiene otros rubros y organiza fiestas para los fines de semana».

 

Cuestionó que incluso se invitan de manera virtual y se publicita abiertamente. «Estoy parado como mis colegas y amigos más de 180 días. El DJ no va a cobrar lo mismo que en un boliche, pero no queremos volver a la fase 1».

 

 

 

Muchas personas han tenido que adaptarse a la nueva normalidad que ha generado la pandemia, desde cumpleaños y otras fechas especiales, los eventos importantes han ido cambiando y muchos han optado por la tecnología como aliadas para celebrarlos.

 

No obstante, en los últimos meses se ha visto un incremento del número de denuncias en los diferentes canales de AMPROE y es casi común que en los reportes policiales se encuentren la clausura de fiestas clandestinas como parte de un fin de semana habitual.

 

«No se han habilitado los eventos de ningún tipo, sí han las reuniones familiares de ciertas cantidades de personas y sí han habido algunos eventos, en los cuales desde AMPROE hemos apoyado con protocolos específicos para organizaciones, pero los demás tipos de eventos no han sido habilitados», explicó el titular de AMPROE Gastón Jilek.

 

«Desde finales del mes de junio veíamos que habían muchos eventos clandestinos en edificios, en quintas, en lugares que no estaba habilitados y desde Amproe salimos con una campaña muy fuerte advirtiendo a las autoridades. Sabíamos que iban a resurgir estos eventos con el temor de que en una de las reuniones clandestinas  surja algún foco de contagio», dijo.

 

Debido al creciente número de denuncias que reciben en los canales de difusión, Jilek informó que elevaron esa situación a las autoridades.

 

«Le mostramos al vicegobernador Carlos Arce la cantidad de denuncias que recibimos los fines de semana y es que somos casi 300 socios en los 35 rubros, pero no somos agente de policía. Nuestro deber es informarle al Estado que al no haber eventos- aunque sea en una modalidad chica controlada, seguros para 20 o 30 personas y bajo cierto tipo de protocolo-  iba a ocurrir estos tipos de eventos de 100 y 200 personas de manera clandestina».

 

Según el titular de AMPROE cada fin de semana, a través de sus canales de difusión, son informados de alrededor de 35 eventos y fiestas clandestinas.

 

«En nuestros teléfonos de difusión recibimos entre 25 y 35 eventos y capturas de distinta índole de toda la provincia. Sin distinción de localidad. Han habido casamientos de 250 personas en Oberá,  han abierto discotecas y a puerta cerradas han hecho fiesta para 80 personas. Hablamos de eventos masivos que necesitan control, seguridad y un montón de herramientas que se aplican en los eventos formales», argumentó.

 

Coincidió el Dj Flavio Bogado, mientras no esté la vacuna será muy difícil de que haya un protocolo real y homologado para eventos que aglomeren gente.

 

Contó que en esta época del año «no hay ninguna proyección de lo que se pueda. Muchos padres afirman que lo chicos se van a estudiar y el otro año no se va a poder realizar las fiestas de egresados. Lo mismo con las chicas de 15, se puede celebrar los dulces 16, pero la magia no es la misma. Sin embargo es lo que nos toca vivir», dijo Bogado.

 

Fiestas clandestinas ante grises en la normativa

 

fiestas clandestinas
Fiestas clandestinas- operativo policial

Para Jilek, muchas personas aprovechan los «grises» para realizar sus reuniones.

 

«Al no haber un plan de contigencia por parte del Estado y de la asociación misma y trabajar en conjunto para aplicar algún tipo de metodología para contener esos eventos chicos y que sean seguros (cumpleaños, baby shower, despedidas, reuniones de trabajo, etc.), automáticamente se generó una competencia desleal que son los eventos clandestinos».

 

Recordó que de producirse un contagio en este tipo de eventos no solo perjudica a los organizadores, sino que afecta a toda la economía. «Retroceder de fase equivale a cierre una boutique o en general el comercio y eso no es lo que queremos».

 

Enfatizó la importancia de habilitar eventos pequeños y controlados.

 

«Tenemos conocimiento de cómo hacer eventos seguros con normas de bioseguridad de hasta 30 personas y el sector al no tener ningún tipo de ayuda por parte de Nación ni la Provincia, hace que la necesidad genere esta línea fina en que las decoradoras hagan decoraciones en casa de familia, ¿pero quién controla que se cumplan las recomendaciones sanitarias?«.

 

Coincide Bogado, quien sostuvo que la necesidad imperante ante el parate económico que vive el sector impulsa a que muchos profesionales del rubro se vean en la presión de buscar maneras para subsistir y sobrellevar la necesidad.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas