comScore

El Ciclo Lectivo 2020 termina en marzo de 2021 y sí hay repitencia en la provincia, reiteró la subsecretaria de Educación, Cielo Linares

El Ciclo Lectivo 2020 termina en marzo de 2021 y sí hay repitencia en la provincia, reiteró la subsecretaria de Educación, Cielo Linares

El ciclo lectivo 2020 termina cuando comienza el ciclo lectivo 2021, en marzo del año que viene” aclaró en la mañana de este viernes Cielo Linares, subsecretaria de Educación de la provincia de Misiones y precisó distintos aspectos de la promoción y acreditación de los estudiantes para aprobar el año.

Cielo Linares – Radio Libertad

No estamos inventando nada raro ahora. Lo que sí estamos haciendo es un puente de articulación entre ciclos, con mucha experiencia acumulada que hay en Educación, no estamos improvisando respuestas pedagógicas”, aclaró la funcionaria.

El Ciclo Lectivo 2020 termina en marzo de 2021 y sí hay repitencia en la provincia, reiteró la subsecretaria de Educación, Cielo Linares

                             Ciclo Lectivo 2020: Definiciones de Cielo Linares, subsecretaria de Educación.

 

En este sentido, detalló que “el Consejo Federal de Educación aprobó cuatro textos resolutivos relacionados con: la organización de los aprendizajes, la priorización curricular, la forma de trabajar con los chicos que no pudieron estar conectados y la evaluación y acreditación”.

 

Sobre este último punto, sostuvo que se pide “tener cuidado en todo el proceso y que las jurisdicciones tomamos las decisiones que consideramos pertinentes respecto al modo”.

 

Promoción asistida

Desde el inicio de la pandemia, hablamos de promoción asistida, no automática. Esto quiere decir que, en las escuelas, el trabajo se realiza a partir de acuerdos colectivos, no es solo el docente con su planillita de calificaciones; sino que hay un trabajo de colaboración, consulta, de intercambio de ideas entre los colegas de la misma escuela, para tomar decisiones respecto de la calificación, a la acreditación y a la promoción de los estudiantes”, explicó Linares.

 

Y en este punto especificó claramente: “Los alumnos que sí lograron sostener el vínculo, porque hicieron el trabajo, estuvieron sosteniendo las tareas en las distintas formas de la no presencialidad: sea virtual, off line, con elementos digitales o analógicos o por ejemplo con los cuadernillos que envió la Nación… si esos chicos pudieron sostener esas actividades, están en condiciones ya de ser calificados y de pensar la acreditación del año o grado y promocionar; según criterios que se acuerden de manera colectiva en las escuelas”.

 

Respecto de este punto dijo que desde el Ministerio de Educación, en la semana del 7 de septiembre, se emitirán “los textos resolutivos que acompañan estas resoluciones federales y que orienten el trabajo a los docentes, que ya lo vienen haciendo; porque los supervisores de los distintos niveles obligatorios vienen trabajando en común acuerdo con los docentes sobre estas situaciones”.

 

En segundo lugar, la subsecretaria se refirió a la situación de “los chicos que quedaron con poca conectividad o casi nada de conectividad por distintos motivos, porque no tenían conexión de internet en la casa, por el celular que no existe, por el tema del consumo de datos…Esos chicos van a tener instancias de intensificación y de revinculación con la escuela. También en eso se trabaja en el Ministerio para presentar nosotros esa propuesta”.

 

Estas instancias son las que van a permitir pensar que lo que sí se puede lograr este año, lo que se puede lograr y cerrar el año que viene y lo que se puede pensar a partir del año que viene con este grupo de estudiantes. Si los chicos que no están vinculados, se sostienen en estas iniciativas, promocionan el año que viene, en marzo. Por eso se llama asistida, porque uno da opciones; por ejemplo la libreta: se trabaja con libreta abierta, se cierra la calificación en marzo. Esto se hace ya en educación obligatoria desde por ejemplo educación primaria comenzó a trabajar ‘unidad pedagógica’ hace doce años en la provincia. Mientras los estudiantes de la provincia se prendan o participen de estas opciones hay condiciones de promoción; si no lo hacen, repetirán el curso”, añadió.

 

Linares aclaró además que “esa revinculación puede ser presencial, a partir de distintas estrategias; pero lo que quiero que quede claro para todos es que en esa instancia de revinculación se va a trabajar con los docentes de la provincia, que ya lo están haciendo algunos de manera brillante y los docentes van a estar acompañados en este proceso. Cuando terminemos con la comisión científico-técnico, ya lo va a anunciar el ministro, vamos a tener una semana intensiva de formación, para abordar con los docentes estas cuestiones”

 

“No se eliminó la repitencia”

Para los que tuvieron problemas de conectividad el Ministerio está “buscando espacios físicos dentro de la localidad, adonde los chicos que no pudieron establecer contacto con la escuela puedan ir a completar con tutorías y otras estrategias estas tareas que se les demanda. Si aún con estas instancias de revinculación e intensificación los chicos no alcanzan, ahí repiten; por eso, no es que se sacó la repitencia del régimen académico”, según señaló Linares.

 

Para asistir a estos alumnos cuya situación se terminaría de definir en marzo de 2021, Educación trabaja en un “proyecto de escuelas de verano a nivel federal”, cuya definición está en manos de Nación porque dependería del financiamiento integral del presupuesto nacional; además de otras opciones.

 

Enseñanzas de la pandemia

Lo que la pandemia nos mostró es que la escuela puede encontrar múltiples estrategias de sostenimiento del vínculo en la no presencialidad y eso nos dio ciertas pistas de por dónde reforzar cuestiones que tienen que ver con esa no presencialidad que no necesariamente son virtuales”, afirmó Linares y en este plano tuvo un reconocimiento aparte para las escuelas que pudieron resolver cuestiones con las radios escolares, con material impreso que realizan los mismos docentes y lo dejan a disposición de los chicos. “En la ruralidad hay estrategias que son maravillosas sobre cómo mantener el vínculo con los estudiantes”, dijo.

 

Insistió en que van a “generar todas las instancias posibles que puedan acompañar tanto a docentes como a estudiantes en recuperar cuestiones que en este tiempo tan atípico fueron y son importantes para el proceso de enseñanza; pero también que puedan valorar que el trabajo que se hizo dio lugar a otros aprendizajes”.

 

Sobre todos estos aspectos que mencionó, dio que “se están construyendo materiales de orientación para la priorización y reorganización curricular. Eso significa que nuestros colegas en toda la provincia, puedan tener algunas recomendaciones y sugerencias de lo que sí los chicos pudieron aprender en este contexto; de lo que aprendieron que nosotros sabemos o suponemos por distintos instrumentos como la encuesta nacional de evaluación de los directores y la de Hogares que hizo Unicef dan pistas impresionantes”.

 

Están aprendiendo otras cosas que por ahí, en el contexto de la escuela prepandemia, no eran cuestiones calificables: la organización de un trabajo, la producción de un texto, la búsqueda de información, síntesis y análisis de internet. Y resulta que ahora sí están haciendo esto y eso es lo que los está ayudando a sostener el vínculo con la escuela, bueno, sobre eso hay que calificar y acreditar”.

 

Vuelta a clases presenciales

Sobre el tema que se mantiene sin definiciones, el del regreso a las clases presenciales en la provincia,  Linares reiteró que “la respuesta la tiene el Gobernador; sí hay diálogo constante con el comité científico-técnico, del cual participa el ministro de Educación Miguel Sedoff y el presidente del Consejo General de Educación Alberto Galarza”.

 

Y subrayó: “Todo esto tiene que ver con una planificación que ya fue presentada a esta comisión y sí se está abordando el tema de los resguardos de continuidad pedagógica de acá hasta el fin del ciclo lectivo 2020 y en la articulación del ciclo 2020 con el ciclo 2021”.

 

Celulares en las escuelas

Al referirse a la recientemente aprobada ley que permite el uso de dispositivos electrónicos en el aula de las escuelas de la provincia, Linares opinó: “Creo que se enmarca dentro de la coherencia del trabajo que realiza la Legislatura que ya sacó la Ley de Educación Disruptiva, después la Ley de Educación Emocional, ahora la Ley sobre el uso de dispositivos electrónicos en el aula, tiene que ver con esta mirada de innovación y educación disruptiva”.

 

En tanto sobre la obligatoriedad y márgenes de aplicación de la normativa en el aula, afirmó que “siempre hay un margen de autonomía respecto de la normativa. Esta ley lo que hace es que cada escuela, los docentes y los estudiantes incorporen los celulares y distintos dispositivos electrónicos como parte de lo que está en el espacio del aula. Nadie cuestiona cuando el chico lleva una caja de lápices de colores al aula, porque eso ya es parte de la tecnología y de las mediaciones que se construyen en el aula. Que podamos llegar al momento que no sea una cuestión de sospecha, riesgo… no es fácil tener 30 chicos en el aula con su teléfono celular y que están con los videojuegos. Poner eso en clave de escuela es un desafío, no es una cuestión simple. Vale la pena, tiene una potencia transformadora, sin lugar a dudas. Son muchas las experiencias en educación, como en la Escuela de Innovación, donde tuvo que haber acuerdos dentro del aula… pero esto permitió que en el salón no se use el pizarrón, sino la interacción con el teléfono. Las potencialidades de estas leyes desafían a pensar en el espacio de enseñanza”.

Finalmente afirmó que “toda ley conlleva obligaciones. No se le puede prohibir al chico el uso pedagógico del dispositivo en el aula”.

 

 

 

 

ZF-A


Quizás tambien le interese...