Alexa

Logro histórico: África fue declarada territorio libre de polio por la OMS, después de cuatro años sin casos registrados en Nigeria

El país fue declarado un territorio libre de poliovirus salvaje, causante de la poliomelitis, por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La entidad sanitaria anunció este martes la noticia luego de cuatro años que se detectase el último caso.»Es un hecho histórico que me llena de esperanza y optimismo. Podemos lograr mucho cuando trabajamos juntos como una comunidad global», expresó Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

 

La encargada de comunicar fue camerunesa Rose Leke, quien en una reunión semivirtual con ministro de sanidad africas, entregó el certificado a la directora regional de la OMS, Matshidiso Moeti. “Está entre los grandes honores de mi vida unirme a esta celebración de certificación de África libre del virus”, dijo Moeti.

 

«Hoy, 25 de agosto de 2020, la ARCC (la Comisión de Certificación Regional para África) certifica que la región africana ha interrumpido la transmisión del poliovirus salvaje», indicó Leke.

La poliomelitis es una enfermedad infecciosa, causada por un virus puede llegar a causar, en algunos casos, parálisis en las extremidades. El último caso registrado por la OMS fue hace cuatro años, al noreste de Nigeria.

En 1988, el mundo comenzó una batalla contra el poliovirus para erradicarlo, algo que fue especialmente difícil en algunas zonas de África.Actualmente, la única región con casos de polio en todo el mundo es la del Mediterráneo oriental, que incluye el norte de África, Oriente Medio y Lejano Oriente.

 

Un esfuerzo global, un resultado histórico

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebró la certificación de 47 países de la región africana de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como libres de poliomielitis, después de cuatro años sin presentar un caso. Con este logro, cinco de las seis regiones de la OMS están certificadas como libres del poliovirus salvaje.

 

«En las Américas, compartimos la alegría de los miles de trabajadores de la salud, tomadores de decisiones y socios estratégicos que contribuyeron a eliminar la poliomielitis de África, un enorme logro», dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne. «Una vez más, la evidencia científica, la colaboración internacional y el trabajo duro en terreno han logrado derrotar una enfermedad para beneficio de toda la humanidad».

 

Por su parte, el director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó que «poner fin al virus de la poliomielitis salvaje en África es uno de los mayores logros de salud pública de nuestro tiempo y es una inspiración poderosa para todos nosotros para terminar el trabajo de erradicar la poliomielitis a nivel mundial».

 

Los recursos y los conocimientos especializados utilizados para eliminar la poliomielitis salvaje han contribuido significativamente a la salud pública y a los sistemas de respuesta a los brotes en África y en países de todo el mundo.

 

El programa de poliomielitis brinda beneficios para la salud de gran alcance a las comunidades locales, desde apoyar la respuesta de los países a la COVID-19 hasta reforzar la vacunación de rutina contra otras enfermedades prevenibles por vacunación.

 

Sigue el esfuerzo desde las Américas

Como la primera región de la OMS en eliminar la poliomielitis, la Región de las Américas ayudó en allanar el camino para la erradicación mundial de la poliomielitis. Las lecciones aprendidas en las Américas sobre vigilancia epidemiológica y las iniciativas encaminadas a la sostenibilidad de los programas de inmunización a través del Fondo Rotatorio para Vacunas de la OPS han sido compartidas con los programas de inmunización en todo el mundo.

 

Entre los elementos clave para lograr la eliminación de la poliomielitis en las Américas figuraron el compromiso político de los gobiernos, la participación de la comunidad, la fuerte colaboración de los organismos gubernamentales e internacionales y Rotarios Internacional, la coordinación entre los organismos de cada país y la gestión adecuada de los recursos disponibles.

 

«Desde entonces, la OPS ha seguido trabajando con sus Estados Miembros para promover el acceso universal a las vacunas, fortalecer los programas nacionales de inmunización, promover el intercambio técnico entre los países y documentar buenas prácticas  para compartir con otras regiones del mundo», dijo Etienne. «La Región de las Américas también ha compartido sus experiencias en la ejecución de campañas de vacunación en situaciones adversas, de emergencia o posteriores a desastres naturales, incluso durante los conflictos armados y las guerras civiles», remarcó.

«Aunque el poliovirus salvaje ha estado fuera de las Américas durante 29 años, la región no debe bajar la guardia todavía, advirtieron los expertos de la OPS. La disminución de las tasas de cobertura de vacunación y el hecho de que el poliovirus salvaje sigue circulando en Afganistán y Pakistán significa que la poliomielitis continúa siendo un riesgo para los niños en todo el mundo», dijo la funcionaria.

 

La pandemia por COVID-19 creó barreras adicionales para los programas de inmunización, lo que ha llevado a la OPS a hacer hincapié en la importancia de mantener la inmunización como un servicio esencial en el contexto de la pandemia. Desde que comenzó la pandemia, la OPS ha pedido a los países que continúen vacunando y llevando a cabo la vigilancia epidemiológica de las enfermedades prevenibles por vacunación.

 

«Muy pronto todos los países del mundo se enfrentarán a un nuevo desafío: cuando tengamos una vacuna, aplicar el legado de la erradicación de la poliomielitis será clave durante las campañas de vacunación contra la COVID-19.  Las vacunas representan esperanza, una forma de hacer el bien y un derecho para todos los ciudadanos del mundo. Debemos seguir promoviendo tenazmente la vacunación», concluyó Etienne.

 

 

 

 

Fuente: ONU, OMS, OPS

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas