Nutrición: ¿cómo hacer mermeladas caseras para tus desayunos saludables?

La elaboración de mermeladas caseras es una clásica forma de utilizar las frutas de estación y conservarlas por mayor tiempo. En estos meses, en Misiones tenemos gran cantidad de cítricos y frutilla, como principales frutas estacionales y debemos aprovechar para consumirlas en todas sus variantes, y así, beneficiarnos de sus nutrientes.

 

La mermelada es un alimento muy consumido por la mayoría de la población, como parte del desayuno y/o merienda o para elaborar preparaciones dulces. Si bien, las mas consumidas son las de tipo comercial, podemos hacerlas de manera casera para obtener un producto más natural, regulando la cantidad de azúcar utilizada, eligiendo frutas de estación que son más económicas y preparar grandes cantidades para toda la familia, e incluso, para obsequiar a amigos y familiares.

 

Hoy les propongo dos recetas para hacer mermelada de mandarina o naranja: clásica y light. Cabe aclarar, que se puede realizar la receta con cualquier fruta (la de frutilla es muy rica), utilizando las mismas proporciones.

 

Receta clásica:

 

Ingredientes:

Mandarina o naranja 500 gr

Azúcar 350 gr

Jugo de limón 100 cc

Agua c/n

 

Preparación: limpiar la fruta, retirar la cáscara y semillas y trozarla (se debe dejar la piel transparente de la mandarina o naranja). Colocar la fruta y el azúcar en una olla, agregar agua hasta cubrir las frutas. Luego, adicionar el jugo de limón y llevar a cocción, removiendo hasta lograr una consistencia espesa, característica de mermelada. La cocción puede durar entre 35 y 50 minutos.

 

Receta light:

 

Ingredientes:

 

Mandarina o naranja 500 gr

Azúcar 175 gr

Edulcorante apto para cocción (polvo: 10 sobres)

Jugo de limón 100 cc

Gelatina sin sabor 10 gr

Agua c/n

 

Preparación: limpiar la fruta, retirar la cáscara y semillas y trozarla (se debe dejar la piel transparente y blanca de la mandarina o naranja). Colocar la fruta, el azúcar y el edulcorante en una olla, agregar agua hasta cubrir las frutas. Luego, adicionar la gelatina sin sabor disuelta en el jugo de limón y llevar a cocción, removiendo hasta lograr una consistencia espesa, característica de mermelada. La cocción puede durar entre 35 y 50 minutos.

 

¿Cómo esterilizar los frascos para guardar la mermelada?

 

Es importante esterilizar los frascos para guardar la mermelada de manera adecuada y asegurarnos un mayor tiempo de conservación. Para ello debemos lavar bien el frasco de vidrio y colocarlo (destapado) en una olla cubriéndolo completamente con agua. Luego llevar al fuego y hervir durante, al menos, 3 a 5 minutos. Retirarlo con una pinza y rellenar inmediatamente con la mermelada. Las tapas también pueden hervirse en la misma olla y luego pasarle una servilleta o algodón con alcohol. Una vez enfriado se puede almacenar en la heladera.

 

Aprovechemos nuestras frutas de estación para nutrirnos y obtener todos sus beneficios para la salud, como así también, comencemos a realizar más preparaciones caseras, que resultan más ricas y económicas, además de ser naturales.

 

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas