comScore

No descartan más denuncias contra el sacerdote Sidders por abuso sexual en un colegio de La Plata

No descartan más denuncias contra el sacerdote Sidders por abuso sexual  en un colegio de La Plata

La denuncia de una joven de 27 años de acoso y abuso sexual por parte de un sacerdote hace muchos años atrás en el colegio San Vicente de Paul de La Plata el jueves pasado, ante la Fiscalía de aquella ciudad, no sería el único caso que involucra al cura y no se descarta que al menos 20 niños más –hoy mayores de edad- habrían padecido situaciones similares, cuando el acusado fue el guía espiritual de la institución.

Denunciante – Radio Libertad

Se trata del sacerdote Raúl Anatolly Sidders, trasladado a la Diócesis de Puerto Iguazú hace tres meses. La causa será instruida en el Juzgado de Garantías N°2 de La Plata, a cargo de, Eduardo Luis Silva Pelossi, y el fiscal interviniente será Álvaro Garganta, de la UFI N°11.

 

Desde la Fundación Iglesias Sin Abusos de la ciudad de La Plata, acompañan a la joven en su reclamo de justicia y no descartan que “por lo menos 20 ex alumnos entre varones y nenas hayan padecido los abusos y que hoy están analizando presentarse como denunciantes también”.

No descartan más denuncias contra el sacerdote Sidders por abuso sexual  en un colegio de La Plata

Julieta, madre de un ex alumno del Colegio San Vicente de Paul de La Plata, pertenece a la Fundación Iglesias Sin Abusos, denunció que “hay muchos casos más, están empezando a hablar, sobre todo las mujeres”. Aclaró que “a los varones les cuesta más hablar como víctimas”.

 

En declaraciones formuladas a Radio Libertad de Posadas, Julieta manifestó que “el sacerdote Sidders captaba a los alumnos de muy pequeños, desde los 8 años, y los iba manipulando hasta llegar al punto de todo lo que pasaba al momento de la confesión era secreto”.

 

Dijo que en sus prácticas aberrantes, “les hacía masturbar a los niños y guardar el semen en un frasquito”, término este último, que se popularizó en la comunidad educativa del colegio para identificar al acusado con el apodo de “frasquito”, aunque el propio sacerdote negó siempre este mote.

 

En relación al comunicado difundido por el Obispado de Puerto Iguazú en defensa del sacerdote Raúl Anatolly Sidders, afirmando que “de acuerdo a la información que posee considera que se trata de noticias falsas (fake news) difundidas con la intención de armar un expediente judicial” en contra del presbítero, Julieta afirmó que “no son mentiras las acusaciones”.

 

La mujer que conoce los movimientos dentro del establecimiento educativo por cuanto trabajó allí, recordó que el sacerdote Sidders “estuvo 20 años en el colegio haciendo desastre” y “se habla de 20 casos más que habrían ocurrido en ese tiempo” dijo.

 

El cura Raúl Anatolly Sidders, fue denunciado por abuso sexual agravado ante el Juzgado de Garantías 2 de La Plata por una mujer que hoy tiene 27 años y que supuestamente había padecido los vejámenes en su adolescencia cuando el sacerdote era el guía espiritual en el colegio que cursaba estudios.

 

La denuncia refiere a los abusos sexuales y acoso que la menor habría sufrido cuando el sacerdote cumplía funciones en el colegio San Vicente de Paul de La Plata. El presbítero permanece actualmente en el Obispado de Iguazú desde mayo pasado, esperando además el nombramiento como capellán de Gendarmería Nacional en aquella ciudad.

 

 

Crudo relato de la denunciante

El jueves pasado se presentó una denuncia penal en su contra, pidiendo que se lo investigue como autor material de abuso sexual agravado contra una menor de edad, aprovechando su situación de guía espiritual como sacerdote y docente del colegio San Vicente de Paul de La Plata.

 

«Recuerdo que era malo con todas mis compañeras, pero conmigo no. En ese momento pensaba que me tenía un cariño especial. A partir de los 11 años empezó a acosarme. En invierno, adelante de todos, me hacía poner mis manos en los bolsillos de su sotana porque decía que yo tenía las manos frías, y me hacía sentir su erección», contó Rocío (seudónimo), al portal Prensa Obrera. En los años que siguieron, la niña habría sido víctima de diferentes situaciones de este estilo que se fueron agravando.

 

Cuando tenía 12 años, según el relato de la joven, el hombre le pidió que se masturbara y se lo contara en la siguiente confesión: «Me preguntó si lo hice y le dije que no. Me preguntó por qué y respondí ‘no se’. Se enojó y me dijo: “¿Por qué no lo hiciste si yo te dije que lo hagas? Vos tenés que estar preparada porque la mujer tiene que complacer al hombre siempre. Y preservativos no hay que usar, el fin de las relaciones sexuales es procrear’. Después me dijo que si no quería masturbarme tenía que saber complacer al hombre al menos a través con una felación. Le pregunté qué significaba eso, no sabía. ‘Chupar una p…’, me dijo. Me explicó con su lengua y su mano cómo hacer una felación. Eso no me lo pude olvidar nunca más», contó en otro fragmento del relato la joven que presentó la denuncia contra el sacerdote Sidders.

No descartan más denuncias contra el sacerdote Sidders por abuso sexual  en un colegio de La Plata

El Obispado de Iguazú consideró que el expediente judicial de
abuso sexual contra el Sacerdote Sidders se armó en base a “fakes news”

El Obispado de Puerto Iguazú emitió un comunicado acerca de la denuncia penal por abuso sexual contra el sacerdote, Rúl Anatolly Sidders, en un Juzgado de La Plata, que realizó una ex alumna del colegio San Vicente de Paul. El Obispado de Puerto Iguazú –de acuerdo a la información que posee- considera que se trata de noticias falsas (fake news) difundidas con la intención de armar un expediente judicial.

La información eclesiástica difundida a la prensa “reafirma el contenido del Comunicado emitido por los Colegios San Vicente de Paul del arzobispado de La Plata el 7 de agosto pasado, en el que se señala que en esa denuncia se mezclaron narraciones referidas a distintas personas y a diversos momentos históricos y que las diferencias que se puedan tener con respecto al estilo, modo expresarse de un sacerdote no justifican que sea acusado injustamente de cualquier acción”.

Si bien los hechos ocurrieron en la primer década de 2000 en La Plata, la denuncia fue presentada ayer y cobra relevancia en Misiones, por cuanto el sacerdote Sidders, fue trasladado hace tres meses a la Diócesis de Iguazú, a la espera de una eventual designación como Capellán del Escuadrón 13 de Gendarmería Nacional de Puerto Iguazú.

El comunicado de la Diócesis de Iguazú, indica que “la denuncia no implica que el p. Raúl esté procesado, por lo cual sería imprudente adelantar juicio alguno sobre un proceso que todavía no existe. El padre Raúl pertenece al clero de la diócesis de La Plata y presta servicios desde julio en la diócesis de Puerto Iguazú donde tiene encomendadas labores pastorales con adultos”.

El comunicado completo:

Ante la denuncia presentada ayer en los tribunales de La Plata contra el sacerdote Raúl Sidders, el obispado de Puerto Iguazú reafirma el contenido del Comunicado emitido por los Colegios San Vicente de Paul del arzobispado de La Plata el 7 de agosto pasado, en el que se señala que en esa denuncia se mezclaron narraciones referidas a distintas personas y a diversos momentos históricos y que las diferencias que se puedan tener con respecto al estilo, modo expresarse de un sacerdote no justifican acusado injustamente de cualquier acción.
La denuncia no implica que el p. Raúl esté procesado, por lo cual sería imprudente adelantar juicio alguno sobre un proceso que todavía no existe. El padre Raul pertenece al clero de la diócesis de La Plata y presta servicios desde julio en la diócesis de Puerto Iguazú donde tiene encomendadas labores pastorales con adultos. Tenemos conocimiento cierto por personas del Colegio San Vicente de que el p. Raúl confesaba cerca del altar de la capilla del Colegio, a grupos de alumnos de primaria, acompañados por la maestra. Estaba a la vista de los demás compañeros y de quien pasara por el lugar, pues la puerta de ingreso a la Capilla es de vidrio.

Es oportuno señalar que no hay ningún antecedente de acusaciones que comprometieron el comportamiento sacerdotal del p. Raúl en los 32 años que lleva de sacerdote, más allá de las diferencias con respecto a su modo de expresarse.
El Obispado de Puerto Iguazú -de acuerdo a la información que posce considera que se trata de noticias falsas (fake news) difundidas con la intención de armar un expediente judicial. Por eso recuerda a la opinión pública el principio universal de inocencia, que establece que nadie puede ser condenado sin juicio previo y que la inocencia debe presumirse mientras la justicia no demuestre lo contrario en una sentencia firme Reafirma asimismo la intención del padre Sidders de estar a derecho y colaborar con la justicia para el pleno esclarecimiento de los hechos reservándose el derecho de querellar judicialmente a los autores de esta denuncia.

JS-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...