Alexa

Cambios Mazza reconvierte su negocio tras 65 años de liderazgo regional en el mercado de compra y venta de monedas extranjeras

 

Las restricciones cambiarias en la Argentina, la pandemia del Coronavirus que impide el normal desenvolvimiento de este tipo de negocios en la región, y las nuevas condiciones del mercado a nivel nacional e internacional, llevaron a la empresa a decidir una reestructuración de su actividad principal, aunque continúa con la empresa de turismo y  prepara nuevos servicios.

 

El comunicado oficial de la empresa Mazza Hnos. SAC, acerca del cese de sus operaciones de compra y venta de moneda extranjera a partir de agosto, y la reconversión de la firma a otras unidades de negocios,  es sin dudas una novedad de fuerte impacto que afecta no sólo en el comercio y la economía de la provincia de Misiones, sino también de toda la región, incluyendo al norte de Corrientes, a una parte del sur de Brasil y especialmente a Encarnación, Paraguay.

Habilitada para operar en el mercado de divisas por el Banco Central de la República Argentina desde el año 1955, Cambios Mazza lideró de manera constante la plaza cambiaria de la región y se perfiló como uno de los principales actores de la comercialización de monedas a nivel nacional, en virtud de su trayectoria, de su posicionamiento constante y de la ubicación fronteriza y estratégica de la ciudad de Posadas.

Durante muchos años ocupó el centro de la mirada del mundo financiero del país, concretando volúmenes de negocios y operaciones cambiarias vinculadas al flujo de turismo en la provincia y la cercanía con las fronteras de Brasil y Paraguay.

Sólo las estadísticas oficiales y las constataciones in situ permiten entender con claridad el panorama. Con alrededor de 12 millones de personas cruzando el puente que la une a Encarnación, Paraguay, cada año, la ciudad de Posadas disputa permanentemente liderazgo como paso fronterizo más importante de la Argentina. Seguido por Puerto Iguazú, también en Misiones, y dejando muchas veces en el tercer lugar, al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Semejante movimiento de personas se deben básicamente al comercio fronterizo, que se inclina hacia una u otra orilla de acuerdo con el tipo de cambio, y quienes necesitaban billetes de cualquiera de los países de ésta región, encontraron siempre en Mazza un lugar confiable donde operar.

Hoy asistimos a una bisagra en esta rica historia de 65 años de trabajo y esfuerzo, una transición hacia una nueva etapa plena de desafíos.

Desde hace más de dos décadas, y con el inicio de la revolución tecnológica de fines del siglo XX,  se habla de la necesidad de que las organizaciones trabajen y se preparen para los cambios. De la posibilidad que ellas tengan de prever un cambio inexorable depende su permanencia en el tiempo, su sustentabilidad y su trascendencia. El paradigma de empresas e instituciones pétreas, rígidas, repitiendo fórmulas alguna vez exitosas a lo largo muchos años  tuvo que cederle su lugar a un nuevo modelo, de absoluta flexibilidad, de adaptación permanente y de anticipación estratégica.

La pandemia de coronavirus a nivel mundial y la situación socioeconómica de la Argentina en particular se han sincronizado precipitándonos a un escenario que, aun cuando pudo haber sido anunciado, no lo creíamos cercano. Es un momento en el que las empresas pueden entregarse pasivamente a lo que la crisis decida hacer con ellas o pueden tomar decisiones y acciones para adaptarse y reconvertirse.

Y esta segunda opción es la que Mazza Hnos SAC ha elegido para enfrentar proactivamente esta coyuntura.

Desde hace casi un año la escalada de restricciones cambiarias producto de la crisis habían trastocado todos los presupuestos básicos de la actividad. La llegada de la pandemia de coronavirus agregó más dificultades, porque las medidas de prevención y seguridad sanitarias impidieron la operatoria de las casas de cambio a nivel nacional alcanzando estas medidas a la tradicional casa de la calle Bolívar.

De allí surge entonces esta decisión, seguramente cara desde lo afectivo, pero valiente y estratégica para la visión de la empresa a futuro: una redefinición de la matriz de negocios implementada a través de la reestructuración de la organización, la reasignación de sus recursos, la reabsorción de sus tecnologías aplicadas y el aprovechamiento al máximo de una experiencia empresarial única en el mercado.

Tal como la empresa lo manifestó en su comunicado oficial, este parate en las operaciones cambiarias no afectará el normal funcionamiento de Mazza Turismo, unidad de negocios de Mazza Hnos SAC, que sigue adelante con el respaldo de siempre, preparándose para el momento en el que, paulatinamente, los viajes se reanuden en Argentina y en el mundo.

De este proceso de transformación emergerá una organización fortalecida, con nuevos atributos y con objetivos superadores, adaptada a un mercado que hoy tiene nuevas exigencias, pero que no puede prescindir de un actor del peso y la trascendencia de Mazza.

Así lo expresan las palabras del último párrafo de su comunicado, en el que además de hacerle llegar su agradecimiento a todas las amistades comerciales y humanas cosechadas a lo largo de 65 años de historia, nos queda claro que no se trata de un “adiós” de Cambios Mazza, sino de un “hasta luego” y un “algo nuevo”.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas