Alexa

China bajo agua: dantescas inundaciones causan estragos en ciudades del Sureste y Noreste del país  

La cuenca del río Yangtze alberga aproximadamente 459 millones de personas, de las cuales el 51 por ciento (234 millones) viven en áreas rurales. Las autoridades locales dieron instrucciones para que arreglen la ruptura de los diques de represas colapsadas y evitar así que las áreas rurales de las provincias de Hubei, Hunan, Jiangsu y Jiangxi se sumerjan, sacrificando el campo para proteger las grandes ciudades.

 

Desde junio se registran intensas lluvias y las autoridades de China continúan centradas sus labores de control de de inundaciones. El sur del país fue la región más afectada por las tormentas y anegaciones durante las últimas semanas, mientras que el último fin de semana el clima afectó también la región del noreste y declararon el alerta.

 

Este fin de semana, fuertes lluvias se registraron aguas abajo del Río Yangtze y ya causaron graves inundaciones en Zhenjiang y Nanjingm, en la provincia de Jiangsu, donde decidieron actualizar su alerta de respuesta a inundaciones al nivel más alto este domingo.

 

Mientras tanto, el ministro chino de recursos hídricos organizó dos reuniones el 18 de julio, instruyendo a las autoridades locales para que arreglen la ruptura de los diques y que las áreas rurales de las provincias de Hubei, Hunan, Jiangsu y Jiangxi se sumerjan, sacrificando el campo para proteger las grandes ciudades.

 

La cuenca del río Yangtze alberga aproximadamente 459 millones de personas, de las cuales el 51 por ciento (234 millones) viven en áreas rurales. El 19 de julio, los niveles de agua del río alcanzaron niveles por encima del límite de alerta en la mayor parte de sus aproximadamente 3,900 millas de longitud.

El medio de comunicación estatal Xinhua informó el 18 de julio que la presa de las Tres Gargantas había recibido la mayor cantidad de agua de inundación hasta la fecha, y que la presa tenía “desplazamiento, filtración y deformación”.

 

 

El Centro Meteorológico Nacional de China anunció el 19 de julio que las lluvias más fuertes estaban previstas en la cuenca del río Yangtze. El Yangtze y sus tres lagos más grandes conectados —Poyang, Dongting y Tai Lake— se desbordaban. El río Huai, un río importante al norte del Yangtze, también enfrenta el riesgo de rupturas de diques.

 

Debido a las fuertes lluvias, el noreste de Liaoning, así como Anhui, Hubei, Hunan, Guizhou, Guangxi, Yunnan y el Tíbet en el sur pueden experimentar deslizamientos de tierra el 20 de julio, advirtieron las autoridades. Según el centro meteorológico, otras áreas del noreste de China, las provincias de Heilongjiang y Jilin, también pueden esperar lluvias torrenciales.

 

El Ministerio de Gestión de Emergencias de China anunció el 19 de julio que más de 23.86 millones de personas de 24 provincias se vieron afectadas por las inundaciones en julio. Los residentes creen que los números verdaderos podrían ser más altos.

 

“Nuestras vidas son muy difíciles este año. ¡Es muy duro!”, dijo el Sr. Sun, residente de la aldea de Jianxin Zhou, en la ciudad de Ma’anshan, provincia de Anhui, en una entrevista telefónica el 17 de julio. “Ahora solo esperamos poder sobrevivir”.

 

Foto: Una vista aérea muestra el río Yangtze hinchado en Jiujiang, en la provincia central de Jiangxi de China el 17 de julio de 2020. (Ph: Héctor Retamal/ AFP)

 

Situación de los residentes

Zhang, médico del condado de Susong, provincia de Anhui,  dijo a la edición de The Epoch Times en idioma chino el 18 de julio que las autoridades habían roto diques locales y sumergido a docenas de aldeas desde el 12 de julio. “Solo una orden, y las autoridades enviaron a la policía a presionar a la gente para que se fuera”, dijo Zhang sobre las órdenes de evacuación. “Ahora todo está sumergido bajo la inundación”.

 

Agregó también que muchos aldeanos no tuvieron tiempo de llevar su ropa u objetos de valor ya que se vieron obligados a abandonar sus hogares. Li y más de mil de sus aldeanos del pueblo de Sizhou en el condado de Susong ahora se están quedando en una escuela local que se ha convertido en un refugio. “Las autoridades enviaron tropas a mi pueblo para obligarnos a irnos”, dijo.

 

Li dijo que los aldeanos tenían aproximadamente seis horas para evacuar, por lo que la mayoría de ellos hicieron todo lo posible para trasladar sus pertenencias al segundo piso o lo más alto de sus hogares. Sin embargo, las inundaciones sumergieron todo el pueblo.

Cai, de la aldea Shaxi de la ciudad de Nanchang, provincia de Jiangxi, dijo que él y más de 1,000 personas más se estaban quedando en una escuela secundaria que se convirtió en un refugio. “Todas nuestras casas están bajo el agua ahora”, dijo Cai.

 

 

 

Fuente: La Gran Época

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas