comScore

Coronavirus: prueban un tratamiento que evitaría a algunos pacientes el uso de respirador

Coronavirus: prueban un tratamiento que evitaría a algunos pacientes el uso de respirador

Tres hospitales públicos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) están iniciando un ensayo clínico para tratar a los pacientes con covid-19 con cámaras hiperbáricas. En uno de ellos, las pruebas ya se iniciaron con resultados positivos. Participan de la iniciativa los hospitales Muñiz, Santojanni​, y Central de San Isidro. Cada uno recibió una cámara hiperbárica donada por la empresa argentina BioBarica. La investigación cuenta con el aval de la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación (Aamhei).

 

En el Muñiz ya lo probaron en dos personas. “Tenemos una paciente que fue dada de alta de terapia intensiva y pasó a piso, con buena evolución. Y el segundo paciente, que actualmente está haciendo el tratamiento, hasta ahora tiene una respuesta positiva”, cuenta Viviana Chediack, a cargo de la división de terapia intensiva (TI) de ese hospital. Y agregó: “Esto es darle una oportunidad a un tratamiento para una patología para la que ahora no tenemos un tratamiento eficaz”.

 

En el Hospital Central de San Isidro tienen el objetivo de usarlo, en una primera etapa, en de 15 a 20 pacientes. Estiman que empezarán este viernes con el primero. “La expectativa es que esto es muy bueno, creo que va a achicar bastante el número de pacientes ventilados”, dijo Ramiro Larrea, quien está a cargo del estudio en ese centro de salud.

 

En el Santojanni también estiman poder empezar esta semana con el primer paciente. “En principio es muy alentador, muy prometedora la evidencia que hay en otros países”, comentó Guillermo Keller, a cargo de la investigación en el hospital de Mataderos.

 

En un hospital de Wuhan (China) el doctor Zhong Xiaoling trató en cámara hiperbárica a cinco pacientes con covid-19. Después de la primera sesión, todos redujeron la disnea y el dolor de pecho. Tras la segunda, les disminuyó la frecuencia respiratoria y se alivió la dificultad para respirar. Y a partir del quinto día se recuperaron los valores arteriales de oxígeno, se evidenció mejora pulmonar y las tomografías demostraron menores niveles de inflamación.

 

Hasta el momento, no se reportaron oficialmente casos de Covid-19 tratados con oxigenación hiperbárica en la Argentina, por lo que este protocolo marca un precedente. Este tipo de máquinas existen en nuestro país, pero para otros fines. Por ejemplo, se usan para tratar heridas, quemaduras y radiolesiones en el hospital Ramos Mejía y en el de Quemados Arturo U. Illia.

 

En el contexto de la actual pandemia, se usarán en pacientes infectados y con hipoxemia respiratoria (disminución significativa de los niveles de oxígeno en sangre por un déficit respiratorio) que no presenten contraindicaciones pulmonares. Se trata de pacientes graves, que están empezando a requerir oxígeno. Y la cámara sería un paso previo a tener que intubar y ventilar a la persona.

 

“La idea es evitar poner al paciente en el respirador. El respirador es una cosa muy invasiva. Al punto que no respira uno, sino que el aparato hace que uno respire”, dice Larrea. Por el contrario, con la cámara hiperbárica, “sigue respirando el paciente por sus propios medios”, compara el médico. De esta manera, se lograría disminuir la fase inflamatoria y acelerar los tiempos para una mejor recuperación del paciente. A la vez, se espera que sumar este recurso ayude a liberar camas hospitalarias.

 

¿Cómo es la rutina del ensayo?

1) El paciente debe dar su consentimiento para participar en el ensayo clínico.

 

2) Tiene que ingresar a una cámara presurizada. Por eso, uno de los requisitos para poder realizarlo es no sufrir de claustrofobia.

 

3) Una vez dentro de la máquina, respira altas concentraciones de oxígeno. Esto genera hiperoxia, que aumenta el volumen de oxígeno disuelto en plasma sanguíneo.

 

4) Al existir mayor difusión de oxígeno, se alcanzan todos los tejidos, incluso los que fueron afectados. Como consecuencia, se desencadena una serie de efectos fisiológicos terapéuticos. Hay un aumento en la oxigenación pulmonar y se mejora la respuesta inmune.

 

5) Cada sesión dura entre 90 y 100 minutos. Se hace una por día. El protocolo indica, como máximo, realizar cinco sesiones.

 

Fuente: Clarín

D.A.

DA-

Canal W



Quizás tambien le interese...