Alexa

Para el Colegio de Corredores Inmobiliarios, la clave para atravesar la crisis reside en la búsqueda de consenso entre propietarios e inquilinos

Consenso y búsqueda de acuerdos beneficiosos para todas las partes fueron las estrategias aplicadas por los integrantes del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Misiones para sortear esta etapa de pandemia entre propietarios e inquilinos, aunque la inactividad provocó igual algunos cierres de locales comerciales en las zonas céntricas de las principales ciudades de la provincia.

Juan Maidana-Canal 12


Entre las causales de este hecho visible a simple vista, por ejemplo en el centro de Posadas, Juan Maidana, presidente del Colegio de Corredores en Misiones, incluyó además otros factores, siempre con algún grado de relación con el cese de todas las actividades ordenado tanto a nivel provincial como nacional desde el 20 de marzo pasado y las aperturas que fueron teniendo lugar en las últimas semanas.

 

“Ahora estamos en una transición en medio de esta pandemia, una etapa de transformación, en medio de un proceso, cambiaron mucho las cosas y en poco tiempo. También influyeron otros factores, por ejemplo el precio de las divisas y la Ley de Alquileres”, afirmó Maidana, quien se refería a la normativa que regula los derechos y obligaciones del inquilino y del propietario; prohíbe pagos adelantados, salvo el pago de un mes de alquiler y el depósito en garantía, entre otros cambios en la operatoria que tendrán plena vigencia después del 30 de septiembre, ya que hasta esa fecha rige un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno Nacional que establece algunas condiciones de excepcionalidad para los alquileres.

 

Locales vacíos y búsqueda de acuerdos

Maidana explicó que “uno de los efectos de la pandemia fue la desocupación de locales, que a simple vista se ve, solo caminando por el centro y en la zona próxima a las cuatro avenidas de Posadas.  Sin dudas, muchos comerciantes -ante la imposibilidad de generar sus ingresos a través de la apertura de sus negocios-, optaron por cerrar sus puertas, ya que la carga impositiva y los costos para tener abierto un local es muy caro”.

 

Ante esta situación que solo perjudicaba a ambas partes, dijo que “en la mayoría de los casos y con buen tino, se buscó un acuerdo entre propietarios e inquilinos, donde cumplió un rol importante el corredor inmobiliario y lograron mantener los locales ocupados, llegando a acuerdos económicos en cuanto a los valores locativos. Esa fue la pata fundamental para que muchos sigan trabajando”, aseguró.

 

“Como hasta septiembre está vigente el DNU del Presidente que impide cualquier tipo de incremento en los valores locativos y cualquier tipo de desalojo por pago de alquileres, esto permitió programar las tareas hasta septiembre y ver cómo siguen después; pero está en el ánimo de la gente que esto sea una ayuda mutua, que los propietarios sigan cobrando los alquileres y que los inquilinos puedan seguir trabajando”, precisó más adelante.

 

Valores disímiles en la provincia

Maidana refirió que en la formulación de los valores de locación intervienen una serie de factores, más allá de los ya señalados de la pandemia de coronavirus o el valor del dólar en el mercado. Así, citó como ejemplo en las ciudades, la mayor cercanía con las calles céntricas, lugares que concentran un mayor movimiento de personas; en otros puntos, las atracciones turísticas, por ejemplo, como en Puerto Iguazú.

 

En todos los casos, los valores difieren y durante la entrevista que diera a un programa de Canal 12 eso quedó evidenciado en placas que graficaron los precios de locales comerciales promedios en diferentes puntos de la provincia de Misiones: en Posadas el precio promedio para un local comercial de medianas dimensiones ronda los 70 mil pesos; en Oberá, 20 mil pesos; en Puerto Iguazú, entre 12 mil a 15 mil y en Puerto Rico, alrededor de 7.500 pesos.

 

Como parte de ese análisis, Maidana precisó que en Puerto Iguazú, como en todo el mundo, “lo que va de la mano del turismo y la pandemia. La causa principal en todos lados fue la pandemia, que neutralizó todos los negocios en el mundo entero. En Iguazú el movimiento comercial se basaba en el flujo contante y continuo de turistas”.

En la mayoría de los casos -dijo- “los propietarios entendieron la situación, que nos abarca a todos; aunque el alquiler para el propietario es su medio de vida, tuvimos que nivelar en todo este proceso. El mensaje que bajamos desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la provincia de Misiones fue el de consensuar, de buscar un punto de acuerdo, que sea beneficioso para todas las partes”.

 

ZF

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas