comScore
Consciencia colectiva: oportunidades y desafíos de las actividades en la naturaleza

Consciencia colectiva: oportunidades y desafíos de las actividades en la naturaleza

Nadadores de aguas abiertas, senderistas, kayakistas, parapentistas, ciclistas, huerteros, cultivadores de flores y árboles, frutas y miel, observadores de aves, buscadores de rastros de animales, estudiosos del clima, la flora y la fauna, el suelo el aire y el agua, contempladores de la naturaleza, fotógrafos y pintores de paisajes, campamentistas, guías de aventuras en la naturaleza…todos y muchos más tienen algo en común, necesitan de la base natural en conciencia y conexión al hecho de ser habitantes de un planeta Tierra; necesitan conectarse a la red y saber si va o no a llover, si los vientos serán fuertes, cálidos o suaves, si esta semana helará…

 

Pasa a menudo que las relaciones sociales superan a esa íntima relación continua e intrínseca del ser humano con la tierra que sostiene su existencia. ¿Cuándo te alimentaste de frutas por última vez?, ¿cuál fue la semilla que miraste y decidiste sembrar, cuidar, admirar?, ¿cuándo fue la última vez que tus manos y tus pies se metieron en la tierra para jugar, trabajar o simplemente estar? ¿qué animales cuidas?, ¿qué destino en la naturaleza elegiste para pasar una tarde, un fin de semana, unas vacaciones?

 

Consciencia colectiva: oportunidades y desafíos de las actividades en la naturaleza

 

Situaciones particulares como las que se pueden dar en cada hogar en las familias, o más generales, regionales o nacionales, nos hacen pasar de la incertidumbre a la posibilidad de re-encaminar en mejores direcciones.

 

No cabe duda, en nuestro presente y futuro inmediatos, la prioridad son las personas y su seguridad, en pos de su salud. Pero pensado así, solo tendría éxito una meta y misión tan noble como compleja, siempre que se vincule a una naturaleza íntegra donde las relaciones ecológicas sean un continuo trófico que permita el flujo de materia y energía desde el sol a los organismos y desde los organismos al suelo para favorecer la perpetuidad de los ciclos del agua, el carbono, el nitrógeno y tantos otros importantes y claves para nuestro paso por la experiencia de la vida.

 

Es por ello, que al hablar de volver a “salir” a la naturaleza nos moviliza, identifica y preocupa como sociedad. Las actividades al aire libre, expuestos al sol como los deportes, el arte, la cultura y el cultivo se muestran como actividades muy especiales y de gran importancia en nuestro desarrollo local, por el simple hecho de que es y será nuestro principal recurso como misioneros, son nuestros recursos naturales que, al resguardo de sus usuarios, podrán dar sustento a nuestras economías.

 

Consciencia colectiva: oportunidades y desafíos de las actividades en la naturaleza

 

En el corto plazo, el distanciamiento social, extremar medidas de higiene y prevención darán lugar a restricción de eventos, aglomeración y traslados masivos.

En el mediano plazo, la coyuntura económica limitará las posibilidades de elegir destinos distantes inclusive dentro del país.

Esperando a largo plazo la normalización a nivel global de las actividades que acostumbrábamos hacer, en el corto plazo nos encontramos con una nueva oportunidad: “Mirarnos en la Misiones, hacia dentro”.

 

Magníficos lugares muy cercanos nos esperan. A nuestro alcance, el desarrollo sostenible, paseos al interior se hacen realidad donde en el mismo escenario, tenemos la bella posibilidad de conservar la biodiversidad, cuidando los entornos naturales, fomentando el empleo y desarrollo local. Conocer nuestra gente, nuestra cultura gastronómica, nuestros paisajes, nuestros vecinos, y nuestras etnias.

 

Consciencia colectiva: oportunidades y desafíos de las actividades en la naturaleza

El desafío será desde rediseñar recorridos, espacios, atractivos. Paseos temáticos, reconocimiento y aprendizaje de nuestra naturaleza en un ambiente sano con servicios ambientales a disposición del pasajero visitante, lugareño, baqueano, guía, amante, profesor, abuelo…

 

Misiones posee singulares lugares y posibilidades de experiencias memorables, tan cerca y tan natural como la vida misma, ahí a un paso nomás…

Somos históricamente resilientes, es el más grande activo que poseemos en este momento, es altamente estratégico usarlo en esta situación.

 

 

 

 

(*) Escriben: Mgter. Lic. Anahí Fleck  / Ing. Agr. Jorge Escalante 

@AnahiFleck

 

PE

 

 

P.E.--


Quizás tambien le interese...