comScore
Vivir el momento presente para cuidar la salud mental

Vivir el momento presente para cuidar la salud mental

A más de cien días del inicio del aislamiento social preventivo, desde el Departamento de Salud y Seguridad Social de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), Buenos Aires, aportaron reflexiones sobre cuán importante es encontrarle sentido a este tipo de vida actual.

 

Esperar permanentemente que nuestra vida vuelva a ser la que era antes de la cuarentena puede resultar frustrante y encaminarnos a una depresión, ya que no está a nuestro alcance cambiar la situación actual. Por esto, es aconsejable ocupar nuestro tiempo en actividades productivas y hallarle sentido a la vida que transitamos en estos momentos. En definitiva, hacer algo con lo que nos toca vivir y evitar comparar la situación actual con la que teníamos antes.

 

Esta es una de las recomendaciones más importantes que ofrece Gabriel Méndez Casale, psicólogo que a través del  Departamento de Salud y Seguridad Social brinda atención profesional gratuita para miembros de la comunidad UNTREF.

 

Mantener el contacto con los seres queridos, expresar cuáles son los sentimientos que genera este periodo, realizar actividades solidarias y buscar contención psicológica en caso de necesitarla son otros consejos que ofrece el especialista, quien indicó que en los últimos días su espacio sumó la realización de encuentros virtuales para asesoramientos relativos a la contención psicológica, la salud mental y la asistencia nutricional para grupos focalizados.

 

Según el psicólogo, las consultas que recibe son de variada índole, aunque las preocupaciones relacionadas con la demora en la vuelta a la normalidad y la falta de contacto con nuestros afectos familiares se repiten en la mayoría de los pacientes. «Tenemos que considerar que este tipo de vida actual va a continuar durante muchos meses –aunque quizás con algunas aperturas–, por lo que es recomendable que la gente se arme un plan de vida con estas condiciones y que no se quede esperando la vuelta inmediata a la situación anterior. Vivamos la vida y encontremos el sentido de la misma tal cual es ahora», sostuvo.

 

La ansiedad puede describirse como un sentimiento de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor o pánico por lo que está a punto de ocurrir o puede llegar a suceder. Nerviosismo permanente, aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada, temblores, sudoración y sensación de debilidad o cansancio son algunas de sus manifestaciones.

Es probable que este diagnóstico aparezca en una situación como la actual, en la que la extensión reiterada del confinamiento y el hecho de no saber con certeza cómo será el futuro ni cómo ni cuándo se llevará a cabo el encuentro con los seres queridos puede afectar de distintas maneras a las personas.

 

Por esto, Casale recomienda establecer el contacto remoto con los profesionales ante alguna de estas señales. «Mucha gente deja de lado las consultas y se aísla aún más. Esto es contraproducente. Nuestro espacio está disponible para que puedan contarnos cómo se sienten, qué les preocupa, cuáles son sus miedos. Estamos para escuchar y aconsejar, y en estos tiempos esto puede ser indispensable para algunas personas», explicó.

 

Otra recomendación está vinculada con la organización diaria. Si bien todos los días se parecen demasiado entre sí, la clave, según Casale, está en buscarse algún trabajo y mantener una rutina y planificación diarias, respetando lo más posible los horarios de las comidas, el ocio y el sueño. A aquellos que no realizan una actividad a través de home office, los aconseja a que colaboren con otras personas que sí lo realizan y emprendan acciones solidarias ya que las mismas tienen un doble beneficio: ayudar al prójimo y mantenerse ocupado. 

 

A pesar de la connotaciones negativas que puede llegar a tener este periodo de aislamiento, el psicólogo de la Universidad dijo que es posible encontrar aspectos positivos y enriquecedores. «Por los dispositivos tecnológicos, las redes sociales y los celulares nos la pasamos encerrados en nosotros mismos. En este contexto podemos aprovechar para practicar un contacto con nuestro interior, escucharnos, reflexionar sobre cómo nos sentimos. Hay que tener en cuenta que si bien la cuarentena nos impide hacer muchas de las cosas que hacíamos antes, también nos permite hacer cosas nuevas, como estar con nuestras familias», argumentó.

 

Vivir el momento presente para cuidar la salud mental

 

Durante el inicio del aislamiento, el Ministerio de Salud de la Nación ofreció las siguientes recomendaciones:

 

-Ocuparse de otras personas, descubriendo los sentimientos de solidaridad y empatía con los demás.

-En caso de que haya niños en el hogar, ayudar a los más chicos a expresar sus sentimientos, mantener una rutina, proponerles actividades y animarlos a que sigan jugando.

-Si en la familia hay adultos mayores es muy importante mantener el contacto telefónico para brindar apoyo emocional y ayudarlos a comprender la información que reciben.

-Mitigar el estrés y aliviar la angustia a través del humor y la conexión social físicamente con los que están en el domicilio y diariamente a distancia con quienes no se encuentren allí.

-Mantener un adecuado cuidado personal mediante una buena higiene y seguir las indicaciones sanitarias.

-Crear una rutina diaria que fortalezca el bienestar, el estado de ánimo y la salud mental. Hacer ejercicios, aunque sea en espacios reducidos, puede ayudar a la relajación.

-Hablar con amigos y familiares sobre las preocupaciones y los sentimientos que genera este momento de aislamiento, ya que recibir apoyo y contención de otros puede brindar una sensación de alivio.

-Evitar la exposición excesiva a las noticias debido a que esto intensifica los sentimientos de preocupación y angustia. Es recomendable tomar contacto con la información oficial una o a lo sumo dos veces por día, y no más.

 

Méndez Casale avaló cada uno de estos consejos y coincidió con las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional para frenar el avance del nuevo coronavirus. «Si bien desde el aspecto de la salud mental siempre es recomendable que la gente pueda salir a caminar al menos unos metros por día, también debemos comprender que en la zona en la que vivimos existe una mayor circulación de personas y el riesgo de contagios se incrementó en los últimos días, por lo que es indispensable adoptar las medidas establecidas por las autoridades sanitarias», concluyó.

 

 

Fuente: UNTREF

 

PE

 

P.E.--


Quizás tambien le interese...