comScore

Marta Ferreira: “La pandemia nos deja la enseñanza de fortalecernos aún más para producir nuestros propios alimentos”

La ministra de Agricultura Familiar de Misiones elogió la decisión del gobierno provincial de otorgar líneas de financiamiento para los productores locales, “lo que demuestra que la agricultura está en el tope de la agenda de esta gestión”. Ponderó además el movimiento económico que generan y la oportunidad de mostrar los productos en nuevos mercados.

 

 

La soberanía alimentaria no es sólo una aspiración del gobierno de Oscar Herrera Ahuad, sino que un objetivo a mediano plazo y que ya muestras señales muy claras. Al permanente apoyo a ferias francas y mercados concentradores, se sumó este martes el lanzamiento de un programa de fomento y crédito destinado para la familia agricultora de Misiones. “Este es un programa que tiene la fundamentación de todas nuestras legislaciones. Es un hermoso salto hacia la inclusión financiera de los agricultores familiares. Es un pedido que hace Naciones Unidas en este decenio de la agricultura familiar de trabajar mucho más hacia la inclusión socioeconómica por todo el potencial que tienen”, consideró la ministra del área, Marta Ferreira.

Para la funcionaria, otro aspecto para destacar es que “en contexto de pandemia, cuántos productores misioneros están trabajando, cuántos están aportando a la economía de la provincia. Eso realmente es muy valioso y hay que señalar que la agricultura familiar está en el tope de la agenda del gobierno misionero”. Es por ello que, el financiamiento disponible mediante el Fondo de Crédito de Misiones, “es una hermosa oportunidad para que los productores comiencen a mejorar sus emprendimientos productivos porque estas líneas contemplan toda la cadena”.

Marta Ferreira: “La pandemia nos deja la enseñanza de fortalecernos aún más para producir nuestros propios alimentos”

Durante el anuncio en Casa de Gobierno, Herrera Ahuad exaltó que más de medio millón de misioneros se alimentan de los productos de la chacra. “Entre ferias francas y mercados concentradores, hay alrededor de 2 mil familias que comercializan en distintos días se la semana. El impacto es importante en cuanto al alcance de consumidores y en cuanto al movimiento que le inyectan a la economía misionera”, dijo Ferreria. Al tiempo que apuntó al avance “en las estrategias de marketing de nuestros agricultores familiares para posicionar sus productos en otros mercados”.

La pandemia del Covid-19 obligó al cierre de las fronteras y frenó el, ingreso de alimentos extra-provinciales. “Que las fronteras permanezcan cerradas influye en toda la economía misionera para bien. Algunos sectores que antes tenían poco movimiento ahora trabajan más. Hay más demanda de productos locales. Nos pasa mucho con el huevo y las carnes. El huevo es un producto estrella en este momento. Hay granjas de diferentes puntos del país que cerraron por esta pandemia y eso provoca que haya menos huevos ingresando y lo que hay no alcanza”. Es por ello que Ferreira reveló que “hay más productores que se han volcado a trabajar la temática de gallinas ponedoras”.

En la mirada global, Ferreira expresó que “la pandemia nos está dejando muchas enseñanzas. Una de ella es cuánto más tenemos que fortalecernos en términos de producción de alimentos, para que ante caso como el que estamos atravesando, tengamos asegurada la alimentación. Eso le decimos a los intendentes, que lo piensen también en cada municipio. Hay que trabajar para fortalecer el desarrollo local en las huertas y granjas”.

 

 

DG

D.G.-


Quizás tambien le interese...