Alexa

Agotamiento y estrés en niños: “Esto no es educación a distancia, es educación de emergencia”, sostienen psicopedagogos

Así lo afirmó la titular del Colegio de Psicopedagogos de Misiones, Laura Giménez. Llamó a las familias a estar atentos ante los cambios de conducta en los más jóvenes y resaltó la importancia de generar espacios de diálogo para reforzar los vínculos.


El domingo 28 se cumplirán 100 días desde que inició la cuarentena obligatoria en la Argentina, medida tomada por la pandemia de coronavirus con el fin de evitar la circulación del mismo. Por ello debieron suspenderse también las clases y, por consiguiente, las calificaciones, aunque los docentes de los distintos establecimientos educativos continuaron en contacto con los estudiantes a través de las plataformas digitales disponibles.

 

No obstante, a causa del encierro y de las sobreexigencias, tanto alumnos como educadores han experimentado situaciones de estrés, ansiedad y angustia. Sucede que ahora la casa, el lugar que antes utilizábamos para descansar al final de la jornada, se convirtió en nuestro espacio de trabajo, en el aula de los chicos y el único sitio donde realizar actividades de dispersión -dependiendo de cada ciudad-.

 

• Lea también: El 80% de los universitarios posadeños no tuvo experiencia previa en cursado virtual y la mitad aseguró que aumentó la carga horaria

 

La presidenta del Colegio de Psicopedagogos de Misiones, la Lic. Laura Giménez (MP 069), dialogó con Misiones Online sobre el impacto que generan estas circunstancias sobre los niños y sostuvo que son sujetos vulnerables que necesitan de plena atención. “La casa es el único espacio con el que cuentan y eso implica una instancia de agotamiento, fueron limitados de sus actividades diarias”, alegó.

 

Colegio de Psicopedagogos de Misiones.

 

Semanas atrás el Gobierno de la Provincia tomó la decisión de dar luz verde a las caminatas recreativas, tomando todos los recaudos necesarios con el objetivo de acompañar a las familias sin descuidar la salud. En principio podían salir únicamente las personas adultas, pero poco a poco autorizaron los paseos con niños y también establecieron días exclusivos para los mayores de 60 años.

 

Según manifestó la psicopedagoga, estas salidas son positivas para las personas y contribuyen a, de alguna manera, aminorar la carga que genera esta rutina en nuestras vidas. Sin embargo, explicó, algunos prefieren seguir en aislamiento ya sea por temor al contagio o porque se les dificulta. 

 

“Los niños y los jóvenes son sujetos vulnerables que necesitan atención, más aún bajo estas circunstancias. La casa es el único espacio con el que cuentan y están atravesando por una instancia de agotamiento. Es necesaria una reestructuración para lograr responder a las exigencias desde el encierro”, apuntó.

 

¿Qué señales debemos tener en cuenta?

 

 

Giménez indicó que, ante posibles estados de cansancio y estrés en los niños y jóvenes, la familia debe prestar atención a cualquier modificación en sus conductas, ya sean dificultades para conciliar el sueño, cambios en sus estados de ánimo y asimismo en la alimentación. 

 

Hay que estar atentos para saber cómo acercarse y permitir espacios de escucha y diálogo. No hay que desestimar sus sentimientos, ellos están expuestos a información catastrófica todo el tiempo”, explicó la profesional. En ese sentido, recomendó además reducir las exigencias y buscar momentos o actividades que sirvan para “reforzar los vínculos”.

 

Enfatizó además en la importancia del acompañamiento que realizan los psicopedagogos frente al panorama actual, hecho que se replica tanto de forma particular como a través de los equipos de orientación y apoyo de las escuelas e instituciones educativas.

 

La mayoría de las consultas que recibimos son sobre cómo acomodarse con la cantidad de tarea y cómo resolverlas. Es importante que entiendan que esto no es educación a distancia, es educación de emergencia”, cerró.


A.B.V.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas