comScore

Posadas: durante la cuarentena, se incrementó el número de niños accidentados en sus casas

Posadas: durante la cuarentena, se incrementó el número de niños accidentados en sus casas

La Jefa de Servicio de Guardia de Emergencia y coordinadora del área de quemados  del Hospital Pediátrico , Paola Rodríguez informó que en este tiempo de aislamiento social preventivo y obligatorio se evidenció un incremento del número de accidentes domésticos en niños. Especialmente en la ingesta de cuerpos extraños, traumatismos y quemaduras.

 

Desde el Hospital Pediátrico, la Jefa de Servicio de Guardia de Emergencia y coordinadora del área de quemados, Paola Rodríguez señaló que la incidencia de los accidentes domésticos que involucran niños se ha elevado durante la cuarentena, principalmente debido a que los niños pasan más tiempo en casa.

 

 “Hubo un incremento de los accidentes domésticos en los niños  debido a la mayor presencia de  ellos en casa, porque no están yendo a la escuela. Entonces empiezan a tragarse monedas u otros objetos  y aumentó la incidencia de ingestión de cuerpos extraños,  también nunca faltan los traumatismos encéfalo cranianos, las quemaduras por agua caliente o  cuando salen al patio sufren caídas. Las mordeduras de perro del vecino y el de la casa, porque a veces el perrito no está acostumbrado a que el niño esté todo el día”, entre otros.

 

Además indicó que se ha visto también un aumento en las caídas con fracturas leves moderadas, hasta graves.

 

“El adulto debe pensar antes de que ocurran las cosas. La mayoría de accidentes ocurren alrededor de la cocina en el hogar y estos accidentes ocurren en solo un segundo, el niño se cayó quiso tocar el horno y se le quemó las manos o estaba jugando y  se colgó de la pileta y esta le cayó en el abdomen”, comentó.

 

Por ello, aconsejó que “los niños no deben jugar en lugares como la cocina y deben  ser supervisados por el adulto  y si ya ocurrió el accidente deben recurrir a la salita o al CAPS e ir inmediatamente al Hospital de Pediatría donde será asistido”.

 

Explicó que un accidente se considera grave cuando hay riesgo de vida, por ejemplo: cuando el niño ha aspirado un cuerpo extraño y este se le ha ido a la vía respiratoria y ha tenido un episodio de cianosis. Otro es el caso de una quemadura. Explicó que la quemadura en un niño debe ser máximo del 20% del total de su cuerpo. “En un niño menor de un año la cabeza y el rostro ya es un 18%”.

 

Añadió que, “la mayoría de los accidentes son para llevarlo a la guardia para hacerle la consulta pediátrica porque así se le explica a los padres cómo deben ser atendidos”.

 

 

 

SPM

SPM-

Canal W



Quizás tambien le interese...