comScore

Así es el protocolo de la AFA para volver a los entrenamientos

Así es el protocolo de la AFA para volver a los entrenamientos

En las últimas horas se conoció el resumen de un protocolo elaborado por la AFA para que los equipos del fútbol argentino puedan volver a entrenar una vez que el Gobierno Nacional dé la autorización.

 

El documento todavía no tiene carácter oficial, aunque seguirá siendo evaluado por los distintos actores del fútbol argentino para darle un marco definitivo. El protocolo es el resultado de «numerosas conversaciones entre dirigentes, cuerpos médicos y diferentes representantes del fútbol argentino y se creó para retomar actividades de entrenamiento», según dice el escrito.

 

 

En el mismo queda resaltado también que solo se podrá jugar al fútbol en nuestro país «cuando los beneficios para la salud, la sociedad y la economía superen los riesgos de la enfermedad, al tiempo que garanticen la seguridad de los deportistas y aficionados». El último partido oficial de Primera División se jugó el 15 de marzo, en Mar del Plata, entre Aldosivi y Racing por la Copa de la Superliga.

Uno de los puntos más importantes es la cantidad de testeos que deberán hacerse los jugadores antes de volver a entrenar. Según indica el documento un total de 4 mil jugadores profesionales, que integran los 123 clubes del fútbol argentino, tendrán que hacerse al menos 5 pruebas por mes con un costo de 1500 pesos por cada una. Además, habrá que agregar a otros trabajadores (entrenadores, utileros, etc) que también deberán realizar este procedimiento.

El gasto económico deberá ser afrontado por cada club, lo que daría un valor de 750 mil pesos mensuales si tenemos en cuenta que unas 60 personas estarían vinculadas directamente. La incógnita surge con los clubes del Ascenso, que no podrían costear el valor de los test.

Las medidas también incluyen comportamiento en los entrenamientos, diagnósticos y seguimientos y, por último, medidas para las instalaciones y los traslados. En cuanto a lo primero, se recomienda higiene y distanciamiento, no más de seis jugadores por sesión de entrenamiento en la misma cancha, lavarse las manos, usar desinfectante de manos, evitar tocarse ojos, boca y nariz y diversas formas de contacto físico.

Higiene y distanciamiento en los entrenamientos

– Respetar la distancia entre personas: al menos 1,5 metros.

– No más de 6 jugadores por sesión de entrenamiento en la misma cancha.

– Instar a mantener una buena higiene.

– Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz;

– Toser o estornudar en un pañuelo o en el hueco del codo, cubriendo la boca y la nariz.

– Tirar los pañuelos en un contenedor sellado.

– Desinfectar el equipamiento deportivo regularmente, así como las zonas por donde más personas circulen.

– Evitar compartir el equipamiento deportivo como, por ejemplo, las botellas de agua.

– Contar con estrategias para limitar el contacto/interacción. Por ejemplo, en un edificio, establecer caminos de dirección única y mantener las puertas abiertas.

– Evitar darse la mano y cualquier otro contacto físico.

– Evitar la salivación en cualquier lugar y forma.

– Prohibir compartir cualquier tipo de infusión, especialmente el mate.

– Dormir y comer de forma adecuada.

 

 Testeos y seguimiento

– Hacer un seguimiento de cerca de los participantes para advertir síntomas típicos del coronavirus.

– Implementar las medidas de protección recomendadas, incluidos chequeos médicos diarios (desde la exploración para detectar síntomas respiratorios o fiebre hasta la prueba de laboratorio de la COVID-19).

– Realizar pruebas específicas del sistema respiratorio, cardiaco y músculo-esquelético, según indicaciones de los profesionales sanitarios.

– Realizar test a los participantes del fútbol, según la disponibilidad y fiabilidad delos test. Es importante que las pruebas sean públicas (que no se obtengan y utilicen privando de ellas a la sanidad pública nacional y local).

– Una propuesta de procedimiento de chequeo de la COVID-19 sería la siguiente: Realizar el test de la COVID-19 a todos los futbolistas:

  1. El primer test se realizará 72 horas antes de reanudar la actividad futbolística para evitar los falsos negativos (personas asintomáticas portadoras del virus).
  2. El segundo test se realizará antes de la primera sesión de entrenamiento, y luego semanalmente.
  3. Después se harán pruebas a los participantes del fútbol, ya sea en casa o en los lugares indicados en los clubes por los médicos, siguiendo las pautas de higiene y las medidas de protección recomendadas.
  4. Aquellos participantes en el fútbol que den positivo en la prueba no podrán realizar ninguna actividad futbolística y deberán seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país.
  5. Sólo quienes den negativo en el test podrán participar en las actividades futbolísticas.

– Cada club deberá contar con un presupuesto mensual de 750.000 pesos para realizar los testeos al plantel profesional. El costo estimado de cada prueba es de 1.500 pesos y la AFA estipula hacer al menos cinco tests al mes a cada integrante. En promedio, unas 60 personas componen un plantel entre jugadores, cuerpo técnico, médico y personal auxiliar. En el gasto global también se prevé el costo operativo del proceso de detección (personal para la extracción, traslados a los distintos clubes, materiales específicos y condiciones de higiene).

 

Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones

– Desinfectar los medios de transporte utilizados para acudir a partidos o entrenamientos.

– Desinfectar el lugar de alojamiento, los sitios dónde se preparen las comidas y los canales de distribución.

– Trabajar con el personal mínimo para reducir el riesgo de contagio.

– Aplicar y mantener las medidas de distanciamiento físico

 

Finalmente, el protocolo de la AFA toma en cuenta los siguientes factores al momento de evaluar los riesgos durante los entrenamientos:

– la normativa nacional y específica para el deporte.

– las pruebas del contagio de COVID-19 entre la sociedad, a nivel local y nacional.

– los requisitos de desplazamiento desde las zonas donde exista contagio de COVID-19.

– la cantidad de jugadores y oficiales involucrados;

– la presencia de grupos de riesgo (mayores de 65 años, personas con patologías previas).

– la infraestructura médica y sanitaria disponible en los lugares donde vayan a producirse los entrenamientos.

– las restricciones en los desplazamientos y consejos respecto a los lugares a donde vayan a trasladarse los participantes.

 

 

Fuente: Todo Noticias

D.A.

DA-


Quizás tambien le interese...