Semana de Mayo: te contamos el paso a paso para hacer pastelitos criollos en casa

Semana de Mayo: te contamos el paso a paso para hacer pastelitos criollos en casa

Hay quienes los prefieren de membrillo y otros de batata. Pero lo cierto es que los pastelitos criollos es el clásico para las meriendas de la Semana de Mayo. Y si estamos en casa, disponemos de más tiempo para preparar hasta su masa.

 

La historia de estos dulces se remonta al 25 de mayo de 1810, año en el que Argentina formó su primer gobierno patrio. Cuentan que algunas damas de la época llevaban en su cabeza canastas llenas de pastelitos para festejar dicho acontecimiento y gritaban «Pastelitos calientes que queman los dientes».

 

Ingredientes (para 15 pastelitos)

Harina: “000” 1kg
Leche: 500cc
Huevo: una unidad
Manteca: 250gr
Sal fina: 1 pizca
Maizena: c/n
Dulce de membrillo: a gusto
Azúcar: a gusto
Aceite o grasa para freír

 

Preparación

 

Para la masa:

 

En una olla al fuego, echar la leche y 50 gramos de manteca, entibiarla hasta derretir la manteca. Reservar.
En una mesada colocar la harina en forma de corona, agregar en el centro el huevo y la leche de a poco a medida que se une todo. Formar un bollo y dejar descansar a temperatura ambiente durante dos horas.

Estirar la masa en forma rectangular con un grosor fino, untar con la manteca derretida y espolvorear con maicena. Doblar los extremos hasta el centro y volver a untar con manteca, espolvorear con maicena y doblar por la mitad. Sin estirarla, untarla nuevamente con manteca derretida y espolvorear con maicena, llevar los extremos al centro y una vez más untar con manteca derretida, espolvorear con maicena y doblar por la mitad. Dejar descansar durante 30 minutos.

 

Para el armado y relleno:

 

Estirar la masa hasta dejarla más o menos fina. Cortar la masa en rectángulos del tamaño deseado, formando una especie de tapas.
Cortar el dulce de membrillo en cuadraditos y colocarlo en el centro de una tapa, humedecer con agua alrededor del dulce, cubrir con otra tapa de masa y presionar alrededor del dulce. Presionar o «pellizcar» los extremos con los dedos hasta formar una especie de estrella con las puntas levantadas.

Para la cocción:

 

En una cacerola con aceite tibio, echar los pastelitos y a medida de que el aceite se caliente, moverlos suavemente para que el hojaldre se abra, dejar dorar.

Sacar del aceite y escurrir en papel absorbente. Espolvorear con azúcar.

 

 

Fuente: Ámbito



Quizás tambien le interese...