La subsecretaria de Educación contestó preguntas sobre la educación en tiempos de cuarentena en videoconferencia con alumnos del BOP 82 de Candelaria

La subsecretaria de Educación contestó preguntas sobre la educación en tiempos de cuarentena en videoconferencia con alumnos del BOP 82 de Candelaria

En una experiencia inédita, a través de Instagram Live, la subsecretaria de Educación, Cielo Linarez contestó preguntas formuladas por alumnos y docentes del colegio secundario BOP 82 de Candelaria, con el vicedirector Walter Oviedo como moderador.

 

“Fue un espacio de acercamiento a los jóvenes, para poder alentarlos a seguir en la escuela y entender que este no es un tiempo perdido en educación, sino que están aprendiendo también nuevas formas que interpelan a todos a encontrar maneras de aprender”, dijo la funcionaria durante la transmisión virtual.

 

Entre las preguntas formuladas por los alumnos fue constante la preocupación por la evaluación numérica, la “cantidad” de trabajos enviados, los problemas de conexión que no les permite cumplir con los tiempos para enviar los trabajos y alumnos de quinto año, a punto de recibirse manifestaron su preocupación por “no estar recibiendo la preparación necesaria para la universidad”.

 

Mientras respondían las inquietudes de los estudiantes, Oviedo y Linarez fueron profundizando en los conceptos que partían desde la preocupación de los adolescentes.

 

“La escuela no va a ser la misma cuando volvamos”, “no va a ser lo mismo para el docente que siguió todas las instancias o para quien se mantuvo al margen”, fueron ideas compartidas por los docentes, conscientes de que el regreso a las aulas será transformador y rico.

 

“Esta situación nos sacudió en los núcleos estructurantes de la escuela y  hay que tener en cuenta que lo de los docentes es un saber especializado, no es un ‘vení que te explico’; si no, habría que preguntarles a los padres de primaria cómo se están arreglando con la alfabetización de sus niños; no es ‘vení que te enseño a hacer los redonditos’; acá hay un saber especializado que es el del docente, él es quien media entre el alumno y ese conocimiento; de ahí que su presencia en el aula es necesaria”, reflexionó la subsecretaria.

 

En cuanto a los comentarios o afirmaciones del tipo: “ es un montón de actividades, Linarez afirmó que por ahí “no son un montón de actividades, sino que el documento incluye la explicación que en la situación normal lo hacía el docente en el aula”.

 

“La escuela del cronosistema tiene la actividad atada al tiempo, todos aprendemos todo en el mismo tiempo; ahora en esta situación, la actividad se realiza en un tiempo que no lo manejamos. Entonces, si ese chico en la casa tiene que cuidar a los hermanitos…por ejemplo, entra a jugar otros tiempos y esto forma parte de los temas neurálgicos de la escuela”, afirmó.

 

En total sintonía con las afirmaciones formuladas en varias oportunidades tanto por el ministro de Educación, Miguel Sedoff, como por el presidente del Consejo General de Educación, Alberto Galarza, en cuanto a las calificaciones, Linarez reiteró que “el rendimiento académico es una construcción tan arbitraria como la calificación numérica. Es momento de tener en cuenta como rendimiento académico aquellas cuestiones, habilidades y destrezas que se hayan ido aprendiendo en este tiempo. Valorar que en este tiempo el chico aprendió muchas más cosas que resolver un ejercicio”.

 

Consideró importante “decirle a los chicos que todo lo que están haciendo sí vale, vale mucho; que el 8 y el 9 les van a dar los profesores seguro y que ahora lo que van a contar es qué pudieron lograr y qué habría que mejorar…que vuelvan todos cuando podamos volver y que tengamos un tiempo de mucho aprendizaje sobre lo que se hizo, porque se está aprendiendo y mucho”.

 

ZF

 

 

 



Quizás tambien le interese...