Comerciantes de Iguazú afirman que sus ventas cayeron 70% por la pandemia y no repuntaron con la reapertura de locales

Comerciantes de Iguazú afirman que sus ventas cayeron 70% por la pandemia y no repuntaron con la reapertura de locales

Tras la habilitación de los comercios en la Ciudad de las Cataratas, la localidad no mostró avances significativos en materia comercial debido a la alta dependencia al turismo y al consumo de brasileños, según informó Joaquín Barreto, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Iguazú. En relación a la apertura fronteriza, señaló que entienden que se deben tomar las precauciones, pero afirmó que la presión que sienten los comerciantes es creciente debido a que con el consumo interno no es suficiente para paliar los efectos del parate económico ocasionado por la pandemia.

Joaquín Barreto. Radio Libertad

 

El presidente de la Cámara de Comercio de Iguazú señaló que en las últimas dos semanas realizaron un pormenorizado relevamiento que arrojó como principal resultado que las ventas en esa ciudad cayeron en un 70% respecto al nivel habitual anterior a la pandemia y que pese a la reapertura de los locales y la más reciente extensión del horario comercial, las ventas no mejoraron. Indicó que que en los últimos días cerraron al menos 8 comercios.

 

 

Reconoció que hay comercio diferenciado en la ciudad de las cataratas “el centro de Iguazú que está orientado a los turistas y difiere de los demás comercios que son los mercados y tiendas de ropa que apuntan al público local. La realidad es que los comercios del centro no abrieron y a lo mucho uno o dos abrieron por cuadra».

 

En relación al cierre de comercios dijo: “el panorama es bastante desolador y va a seguir así , porque la cantidad d comercios no alcanza al consumo local.  A esto se suman los altos costos de alquiler. Un local medida estándar en el centro de Iguazú oscila  entre 80 y 100 mil pesos y como empresario no se puede afrontar con una facturación cero, con vencimientos de impuestos y otros pagos, todo eso es insostenible».

 

Al ser consultado sobre la protesta al otro lado de la frontera, donde comerciantes brasileños exigían la apertura del paso fronterizo dijo: «Esto nos preocupa mucho, entendemos que no se puede abrir la frontera, pero debemos ver una solución porque nuestra localidad no tiene plan B, el único plan que tiene es el turismo y el comercio fronterizo».

 

Añadió que : «La sociedad está bastante dividida en estos puntos. Los comerciantes que solicitan la apertura de las fronteras y por otro lado, están los que creen que no viven del turismo y exigen que no se abra la frontera (…) es un tema complicado y a medida que esto siga avanzando la presión va a ser mayor».

 

Precisó que en el caso de los restaurantes como son los más grandes, por más que les habiliten no van a abrir. «Hay muchos restaurantes que no van a poder abrir porque no podrán afrontar sus costos y algunos reciben una ayuda del Estado para el pago de salarios al 50%,  que se les cortaría si abren. Tenemos también los pequeños bares que  sí quieren abrir».

 

 

SPM



Quizás tambien le interese...