Exfoliación: una de las claves para tener la piel bonita

Exfoliación: una de las claves para tener la piel bonita

Quizás no conozcas aun sobre la importancia y los beneficios que aportan la exfoliación a tu piel, pero te aseguro que cuando lo descubras, no vas a dejar de hacerlo.

 

Es de mucha importancia para la misma naturaleza y buen funcionamiento de la piel, que esté limpia de impurezas y células muertas para poder cumplir con sus funciones correctamente. Sin embargo hacerlo por si misma mediante su mecanismo de renovación natural, y ante una gran cantidad de toxinas que acumulamos a diario, o luego de periodos de tensión y cansancio en el que nos vemos reflejadas/os gran cantidad de personas, la renovación se produce muy lenta, y esto deviene a una piel opacada y desvitalizada. Lo importante es que lo hagas con la frecuencia y los productos adecuados para tu tipo de piel, para que esta tarea de renovación no se convierta en tu peor aliado.

 

Sus beneficios

 

La exfoliación asegura la regeneración de la piel de todo el cuerpo eliminado las toxinas que se adhieren a la superficie de la piel dejándola más sana, revitalizada, oxigenada y luminosa ya que de esta manera respira de una manera más eficiente y esto promueve a el rejuvenecimiento cutáneo. También ayuda en suavizar las líneas de expresión que aparecen por un bajo nivel de hidratación producidos por la falta de agua, factores climáticos, farmacológicos, problemas de salud o bien por el paso del tiempo. Ayuda a optimizar a optimizar el efecto del maquillaje.

Además después de la exfoliación la piel se nutre mucho mejor de los principios activos de los productos y tratamientos de rejuvenecimiento que apliquemos después, como parte de nuestra rutina diaria de belleza ya que favorece a una hidratación más eficaz.

 

Elegí el exfoliante adecuado

 

Es muy importante que busques el indicado ya que los hay con diferentes características de grano, además de contener principios activos distintos en cada composición. En esta ocasión vamos a centrarnos en los que están destinados para la piel del rostro, por eso te brindamos una guía para ayudarte a encontrar el más conveniente y además te contamos con qué frecuencia la deberías realizar, teniendo en cuenta que existen varios tipos de piel vas a reconocer el que se asemeje al tuyo:

 

1#Piel sensible, en este caso debes tener sumo cuidado en la elección ya que debe ser suave y con emolientes, lo ideal es que tenga efecto calmante. La frecuencia de 1 a 2 veces al mes.

 

2#Piel mixta o grasa, aguantan cualquier tipo de grano ya que en la mayoría son pieles engrosadas. De 1 a 2 veces por semana.

3#Piel seca o madura, se recomienda utilizar exfoliantes cremosos, de textura suave e hidratante. La frecuencia será de 1 vez a la semana.

 

El momento ideal para exfoliar tu piel es por la mañana, aunque algunos profesionales piensa lo contrario, realizarla por la mañana tiene su razón, porque es durante la noche cuando se produce la renovación celular y las células muertas por la mañana se habrán acumulado en mayor cantidad. Lo único que tenés que tener muy en cuenta es de usar un protector solar igual o mayor a 50 SPF, ya que si no los resultados van a ser contrarios a los que buscas.

 

Como se dice por ahí en este tema “hay mucha tela para cortar”, pero esta información va a guiarte en la búsqueda autodidacta del mejor exfoliante que te ayude al cuidado de tu piel. En el caso que tengas alguna afección como ser rosácea, vitíligo o cualquier otra alteración es de mucha importancia que recurras a un profesional que te pueda asesorar en un tratamiento adecuado.

 

Llegamos al fin de esta nota y como es habitual esperamos haberte ayudado con nuestras recomendaciones, y también porque no, disipar algunas dudas que tengas sobre el tema, respaldados siempre en el lema de que “Cuidarte es quererte”.

 

Por: Mariana Astegiano

Makeup & Beauty



Quizás tambien le interese...