El hockey misionero ya tiene su protocolo y en los próximos días será formalizado ante el Ministerio de Deportes

El hockey misionero ya tiene su protocolo y en los próximos días será formalizado ante el Ministerio de Deportes

El hockey también busca volver a la actividad y poner a rodar la “bocha” en las canchas de la provincia y en ese sentido la presidenta de la Federación Misionera, Gabriela Costeski señaló que en ese ámbito se constituyó una comisión especial que trabajó con profesionales médicos y deportólogos para elevar al Ministerio de Deportes un protocolo que les permita retornar, aunque más no sea a los entrenamientos.

 

Basados en experiencias de otros protocolos que ya fueron aceptados en países y otras provincias, en Misiones se plantearon prácticas especiales de prevención para las diferentes etapas que incluye la asistencia al entrenamiento de esta disciplina que acapara la atención y predilección de grandes y chicos y movilizaba a toda la familia.

 

“Anoche en una reunión de comisión directiva, por videoconferencia, tuvimos oportunidad de leer la última versión del protocolo que en los próximos días será formalmente presentado tanto al Ministerio de Deportes como a nuestras afiliadas”, señaló Kosteski.

 

Distinguen en el documento tres momentos bien diferenciados: preentrenamiento, entrenamiento y postentrenamiento, con todas las consideraciones que deben tenerse en cuenta antes de ingresar a la cancha a entrenar, mientras se entrena y cuando termina la práctica, precisó.

 

Entre las generalidades que incluyen la toma de temperatura al ingreso, el uso del alcohol en gel y otros aspectos comunes con todas las actividades que las autoridades sanitarias y del ámbito del deporte comenzaron a autorizar, Costeski mencionó que la propuesta incluye: el espacio de juego/práctica dividido en 18 cuadrículas, para 18 jugadores, con un área donde podrán entrenar de manera individual o cada dos jugadores. Se exigirá que cada uno lleve sus elementos individuales, los que no podrán compartir en ninguna circunstancia, los baños solo serán utilizados ante una necesidad imperiosa y los jugadores van a ir vestidos para entrenar y cuando terminan no podrán utilizar los vestuarios.

Cada uno de estos aspectos, tiene a su vez una serie de exigencias que están detalladas en el documento que será presentado la semana entrante.

 

A pesar del arduo trabajo que significó las reuniones virtuales, las consultas con profesionales y la toma de decisiones, Costeski señaló que “falta todavía para que tengamos la posibilidad de volver a jugar, y de competir, mucho más”, debido a la situación actual de la pandemia en el Mundo, más  teniendo en cuenta que el hockey, como el fútbol o el rugby, son deportes de contacto.

En otras provincias existe la misma sensación, de un regreso que no será tan pronto, dijo Costeski. A nivel nacional, algunas de las normativas que ya fueron presentadas mencionan: nombrar a un responsable por división, encargado de recibir a las jugadoras/es en cada entrenamiento, provisto con elementos de desinfección y de toma de temperatura. Además, la cancha deberá dividirse en 18 cuadrículas de 25×10 metros, al lado de cada una de las cuales deberá colocarse una silla para los elementos personales de quienes se entrenan. También se restringe al mínimo el uso de las instalaciones y el contacto con elementos de uso público.

 

Mientras tanto, en el ámbito de las Mami’s, nucleadas en torno a la Asociación Misionera, comentaron que están con el mismo nivel de ansiedad, entrenando vía Zoom o WhatsApp, mientras confían en una pronta resolución que les permita volver a la cancha, aunque más no sea para entrenar.

 

ZF

 

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...