Detuvieron al médico venezolano acusado de mala praxis tras la muerte de una nena de 11 años a la que trató de “mañosa”

Detuvieron al médico venezolano acusado de mala praxis tras la muerte de una nena de 11 años a la que trató de “mañosa”

Alí Manuel Rodríguez Infante trabajaba en el Hospital Municipal de la ciudad bonaerense de San Cayetano. A fines de abril pasado, atendió y envió a su casa en más de una ocasión a la menor, quien murió a los pocos días

 

El lunes 26 de abril, la familia de Shaira Smoulenar, de 11 años, la llevó a la guardia del Hospital Municipal de la localidad de San Cayetano, cercana a Necochea. La nena tenía 41 grados de fiebre y dolores musculares en todo el cuerpo. Fue atendida y tras unas horas fue enviada de regreso a su casa. Le habían recetado unos medicamentos. Sin embargo, los malestares se fueron acrecentando.

 

En los días siguientes, la menor fue llevada en más de una ocasión al nosocomio hasta que el 1 de mayo quedó internada. Pero para entonces su cuerpo ya no resistió y ese mismo día murió.

 

Ayer, la Policía de la Ciudad detuvo en el barrio de Flores al doctor que atendió a Shaira. Se trata del médico generalista Alí Manuel Rodríguez Infante, oriundo de Venezuela, quien según informaron el 8 de abril pasado desde la Municipalidad de la localidad bonaerense, se había integrado al hospital en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Está acusado de homicidio culposo por mala praxis.

 

La familia de Shaira denunció que la niña había sido medicada equivocadamente y que, pese a las quejas por los dolores, Rodríguez Infante habría minimizado el cuadro y la habría tratado de “mañosa”.

 

De acuerdo a la denuncia, la primera vez que llevaron a la menor le diagnosticaron “parasitosis intestinal”, le recetaron medicamentos para tal afección y la enviaron a su casa.

 

Con el correr de las horas, Shaira se sintió cada vez peor. Decidieron entonces llevarla nuevamente al hospital. Allí le dijeron que su condición se debía al efecto de la medicación que estaba tomando.

 

Dos días más tarde y como la fiebre y los malestares no mermaban, regresaron al centro médico. A Shaira la volvió a atender Rodríguez Infante, que esta vez le dio un antiespasmódico abdominal y otro medicamento para casos de reflujo gastroesofágico.

 

Durante la mañana del 1 de mayo, 48 horas más tarde, la nena tuvo que regresar al Hospital Municipal. Según la acusación de la familia Smoulenar, otra vez los recibió el mismo profesional, quien les sugirió que llevaran a la menor al psicólogo.

 

La chica finalmente quedó internada. Su estado ya era grave. “Para ese entonces, estaba tomada en su totalidad por la infección, ya no podía caminar”, dijo el abogado defensor Juan Tiberio, del estudio Fernando Burlando.

 

Shaira falleció en la tarde de ese mismo día. La autopsia reveló posteriormente que su muerte se produjo por una peritonitis infecciosa que derivó en una sepsis generalizada.

 

La investigación del caso recayó en la Fiscalía Nº 3 de Necochea, a cargo de Guillermo Sabatini. Después de conocerse el hecho, las autoridades de la Municipalidad de San Cayetano separaron del cargo a Rodríguez Infante. Días más tarde, el médico se mudó a la ciudad de Buenos Aires junto a su familia, a un un domicilio de la calle Yerbal al 2800, a metros de la Plaza Flores.

 

Considerando un potencial riesgo de fuga, el fiscal solicitó la detención del ciudadano venezolano, la cual fue ordenada por el Juzgado de Garantías N° 2 de Necochea, de Aída Lehz. El Juzgado Nacional en lo Penal de Rogatorias, a cargo de Alejandro Héctor Cina, autorizó el allanamiento a la casa del médico que llevó a cabo personal de la División Capturas y Búsqueda de Prófugos de la policía porteña.

 

Rodríguez Infante está ahora detenido en la alcaidía de la Comisaría Vecinal 3 B, a disposición de la Justicia. En las próximas horas será trasladado para ser indagado por el fiscal Sabatini.

 

 

Fuente: Infobae



Quizás tambien le interese...