Coronavirus: el economista Gonzalo Rondinone estimó que se llegará a un acuerdo con los acreedores externos evitando caer en default

Coronavirus: el economista Gonzalo Rondinone estimó que se llegará a un acuerdo con los acreedores externos evitando caer en default

El doctor en economía, vinculado al sector foresto industrial, Gonzalo Rondinone, se mostró optimista en que se llegará a un acuerdo con los acreedores de la deuda Argentina y se evitará entrar en default que, sostuvo, esta última alternativa no beneficiaría en nada a las empresas que deben buscar financiamiento en los mercados de capitales internacionales, destacando también que el atraso en el tipo de cambio oficial y la brecha con el dólar paralelo quita competitividad a los exportadores, destacando como una buena noticia para el sector el programa Argentina Construye.  

Gonzalo Rondinone- Cadena Express

Consideró la situación actual de la economía argentina como altamente compleja, agravada por la pandemia que, al inicio de la misma, “cuando no sabíamos cuál sería la magnitud teníamos números más parecidos al 2009, cuando la crisis financiera internacional que también le pegó a Argentina” destacando que aún no está dada la magnitud de dos meses de confinamiento y además lo extendido de la crisis a nivel mundial”.

 

Al abordar la situación de la actividad privada en diálogo con Cadena Express, el economista dijo que para las empresas también es una situación altamente compleja, “el sector maderero en el que trabajo, para nosotros fue particularmente difícil, al principio del confinamiento no estábamos exceptuados pero a los diez días nos declararon exceptuados pero solo una parte, alguna parte de aserraderos, camas para hospitales, pero en la parte final, las obras en construcción, las mueblerías no funcionaban. Pero debíamos seguir funcionando porque estábamos exceptuados teníamos que trabajar con costos más altos que si estuviéramos cerrados completamente”.

 

Sobre el plan Argentina Construye, anunciado la semana pasada por el presidente Alberto Fernández, Rondinone consideró que “es una buena noticia para nosotros porque se va a empezar a mover un poco más la construcción, pero les planteaba a las cámara madereras un poco eso, de tener un poco de paciencia, dado que entre que se anuncian este tipo de planes y entra el primer tomador de crédito a comprar algo son más o menos cuatro meses, esa es la distancia entre el anuncio y el efecto”.

Gonzalo Rondinone

 

El actual tipo de cambio y la diferencia entre la cotización del oficial y el paralelo, para el economista sirve este tipo de cambio para las importaciones pero “en los momentos de brecha cambiaria con este diferencia se incentiva la construcción porque uno puede hacerse de esos pesos través del mercado paralelo comprar materiales que en muchos lados esta al tipo del dólar oficial, aunque el dólar oficial atrasado nos pega a un sector muy importante”.

 

Recordó que en 2018 se conformó la fábrica de última generación de casas de madera que para nosotros es un orgullo, pero esta situación de atraso cambiario nos pone en desventaja respecto a otros países, también este tema de la restructuración de duda porque muchas de las obras de infraestructura nuestras, los créditos que necesitan las empresas pasan por los mercados de capitales internacionales. Si se entra en default va a repercutir en las empresas de alguna manera”.

 

Respecto de las negociaciones sobre la deuda estimó que en este momento se está mucho más cerca de lo que había sido la primera oferta del Gobierno hace un par de semanas de 40 dólares por cada cien, que es como se evalúan los bonos, ellos piden 60 y el Gobierno se podría estirar hasta los 50 dólares por cada cien, con lo que están bien encaminados.

 

Consultada su opinión sobre los billetes de cinco mil pesos que sin confirmación oficial trascendió se estarían por lanzar, Rondinone consideró que todavía no hace falta porque la economía se va digitalizando, aunque indicó que si el peso se devalúa más la economía lo pedirá, para agregar que, “los bancos lo piden porque el costo de traslado es muy grande, con el billete de cinco mil los costos de logística bajan automáticamente, pero creo que la economía no necesita hoy el billete de 5 mil pesos”.

 

EP/E.J.



Quizás tambien le interese...