Recomiendan reemplazar ingredientes, cumplir horarios con las comidas y buscar ‘picoteos’ saludables para mantenerse equilibrado en cuarentena

Recomiendan reemplazar ingredientes, cumplir horarios con las comidas y buscar ‘picoteos’ saludables para mantenerse equilibrado en cuarentena

Días atrás desde la Sociedad Argentina de Nutrición publicaron un informe estadístico donde indicaron que alrededor del 80% de los argentinos había subido de peso desde que inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio. En su mayoría, los encuestados manifestaron que sumaron entre tres y cinco kilos.


Romina Krauss, quien es nutricionista, se refirió a esta situación y brindó algunas recomendaciones a tener en cuenta para mantener una alimentación saludable y balanceada. Sostuvo que, en primer lugar, es importante respetar las cuatro comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

 

La importancia de cumplir los horarios

 

Aunque parezca repetitivo, hoy día muchas personas tienen sus horarios modificados. En algunos casos ya no desayunan o almuerzan muy tarde y ya se les junta con la merienda. Respetar los horarios ayuda a controlar los ‘picoteos’ y la ansiedad”, aseguró.

 

Otra de las indicaciones es incorporar más verduras durante el almuerzo y también la cena, ya sea en ensaladas o alguna otra preparación que las incluya (tartas, sopas, etc.). Debido a esta época donde las temperaturas se mantienen bajas, es una buena oportunidad para dichas opciones con vegetales cocidos.

 

Las frutas tampoco pueden faltar. La idea es que, por lo menos, todos podamos consumir dos frutas al día o bien dos porciones. Pueden consumirse dependiendo del horario de cada uno: a la siesta, de mediatarde o como postre a la noche, ya que quizá son momentos en que aparece la ansiedad por comer algo dulce”, explicó.

 

El consumo de agua, en complemento con todo esto, es esencial. Respecto a ello, la profesional sostuvo que a causa de la cuarentena muchos beben mayormente infusiones y dejan de lado al líquido vital. “Aumentó también el consumo de gaseosas y bebidas alcohólicas, por eso es importante resaltar que no hay que olvidarse de tomar agua, al menos ocho vasos por día o tener una botella a mano si está trabajando en la computadora”, añadió.

 

Según el informe de la Sociedad Argentina de Nutrición, la gente alegaba que había aumentado de peso a raíz de la ansiedad. En ese sentido, Krauss apuntó hacia el consumo responsable de los hidratos de carbono. “El que aumentó de peso ahora quiere hacer lo contrario y trata de soltar de golpe todo lo que sea harina. Es un error grave porque el organismo siente ese cambio y produce ansiedad”, dijo.

 

Lo ideal para encaminarse a un equilibrio, explicó, es destinar ¼ del plato en el almuerzo y la cena a hidratos de carbono como ser pastas, polenta, batata, mandioca, papa u otros alimentos que contengan almidón. Para el desayuno y la merienda, en tanto, pueden ser alguna galletitas o bien pan. “Fraccionar los hidratos durante el día hace que sea más fácil regularlos”, comentó en diálogo con Misiones Online.

 

Reemplazar ingredientes para alimentos más saludables

 

Desde que comenzó la cuarentena, surgió un ‘boom’ por consumir alimentos caseros siguiendo diversas recetas que aún circulan por Internet. “Es buena la cocina casera y los nutricionistas la defendemos e inclusive tratamos de promocionar. Cocinar en casa es lo más saludable”, manifestó.

 

No obstante, esa característica dependerá de qué decidamos cocinar.Hay que reemplazar los ingredientes de las preparaciones para que sí sean saludables. Por ejemplo, si la receta dice manteca o margarina, podemos ponerle aceite. También pueden disminuirse las cantidades de azúcar o en su lugar utilizar edulcorante”, precisó.

 

Con la sal sucede lo mismo, ya que puede disminuirse su cantidad y sumar otros condimentos a la preparación. Con las preparaciones fritas recomendó mejor hacerlas al horno o a la olla, dependiendo de cada una. “Todos estos reemplazos producen un montón de cambios, lo mismo con las harinas integrales”, destacó.

 

Con respecto a esto último enfatizó en que últimamente muchos se lucieron con elaboraciones como ser pan, medialunas, pastafrolas, tartas o bizcochuelos. “Es bueno sumar harinas integrales o salvado de trigo a la preparación original para así aportar más fibra a la alimentación, la cual trae muchos beneficios y brinda mayor saciedad”, añadió.

 

Otro de los aspectos a tener en cuenta es medir siempre las porciones, dependiendo de la cantidad de integrantes que haya en la familia. “No está mal consumir un alimento X, sino que debemos controlar las cantidades. No hay que privarnos de nada, pero debemos saber medir las porciones”, expresó.

 

¿Qué es recomendable consumir cuando hay ansiedad?

 

-Frutas: es lo más saludable para consumir en cualquier momento del día ya sea solas, en gelatina, ensaladas o licuados.

 

-Frutos secos: son buenos y logran saciar la ansiedad por su gran cantidad de fibras y aceites esenciales.

 

-Galletitas caseras: de avena o con semillas, harina integral. Lo ideal son de tres a cuatro unidades.

 

-Pochoclos: cuanto menos caramelo le agreguemos, mejor.

 

-Huevos: al ser un alimento proteico, puede consumirse de forma hervida, como  omelette o revueltos.

 

-Queso magro: una porción de queso cremoso con un pedazo de pan integral como sandwich o con galletitas.

 

-Infusiones: muchos queman la ansiedad consumiendo té, mate cocido, café o mate, cuidando siempre la cantidad de azúcar.

 

La cuarentena nos vuelve a todos un poco más ansiosos pero es importante intentar no pensar solamente en la comida, sino buscar algo que nos guste hacer y nos dé placer como practicar lectura o mirar alguna serie”, manifestó.

 

Sobre esa línea, remarcó la importancia de realizar actividad física sin importar por cuánto tiempo lo hagamos, lo ideal es que nos movamos durante el día, y asimismo cumplir con entre siete u ocho horas de descanso, ya que cuanto menos tiempo podamos dormir, se incrementan los niveles de ansiedad.


A.B.V.



Quizás tambien le interese...