comScore

Donald Trump contó su experiencia en el consumo de hidroxicloriquina para prevenir el coronavirus

Donald Trump contó su experiencia en el consumo de hidroxicloriquina para prevenir el coronavirus

Donald Trump, quien desde un comienzo ha defendido el uso de hidroxicloroquina para tratar a pacientes con coronavirus, dijo este lunes que está tomando la droga como prevención ante el COVID-19.

 

El presidente de Estados Unidos dijo en contacto con los medios con que empezó a tomarla “hace una semana y media”, con la aprobación de su médico personal. “Creo que es bueno. He oído muchas buenas historias”, señaló el mandatario. “Tomo una pastilla todos los días”, agregó, y sostuvo que también toma zinc como medida preventiva.

 

La hidroxicloroquina, un tratamiento que ha provocado cruces de opiniones entre especialistas y diversos países, no parece ser eficaz contra la COVID-19 en pacientes graves ni leves, según dos estudios publicados el pasado viernes.

 

Lea más en coronavirus.misionesonline.net

 

El primero de ellos, realizado por investigadores franceses, concluye que este derivado de la cloroquina, útil en el tratamiento de la malaria (paludismo), no reduce significativamente el riesgo de ingreso en reanimación o de muerte en pacientes hospitalizados con una neumonía provocada por la COVID-19.

Según el segundo, llevado a cabo por un equipo chino, la hidroxicloroquina no elimina el virus más rápido que los tratamientos estándar en pacientes hospitalizados con una forma “ligera” o “moderada” de la enfermedad. Además los efectos secundarios son más importantes.

 

“Considerados en su conjunto, estos resultados no apoyan el uso de la hidroxicloroquina como tratamiento de rutina para pacientes con COVID-19”, señala en un comunicado la revista médica británica BMJ, que publica ambos estudios.

 

El primero se basó en 181 pacientes adultos hospitalizados con neumonía provocada por la COVID-19, que obligó a administrarles oxígeno. Un total de 84 recibieron hidroxicloroquina a diario menos de dos días después de ser hospitalizados, al contrario de los otros 97. “La hidroxicloroquina captó la atención mundial como tratamiento potencial para la COVID-19 debido a resultados positivos de pequeños estudios. Sin embargo, los de este estudio no respaldan su uso en pacientes hospitalizados con COVID-19 que necesitan oxígeno”, concluyen los investigadores de varios hospitales de la región de París.

 

La hidroxicloroquina se usa para tratar enfermedades autoinmunes, como el lupus y la artritis reumatoide, y cuenta con fervientes partidarios.

En Brasil, por su parte, el pasado mes de abril detuvieron un ensayo con esa droga antes de tiempo tras la muerte de 11 pacientes.

 

En el estudio, que fue patrocinado por el estado brasileño, participaron 81 pacientes hospitalizados en la ciudad de Manaos. Cerca de la mitad de las personas sometidas al tratamiento recibieron una dosis de 450 miligramos de cloroquina dos veces al día durante cinco días. Al resto, en tanto, se les prescribió una dosis mayor de 600 miligramos durante 10 días. A los tres días, los científicos comenzaron a notar arritmias cardíacas en los pacientes que tomaban la dosis más alta. Al sexto día de ensayo, 11 pacientes murieron, lo que llevó a los investigadores a terminar inmediatamente las pruebas.

 

 

Fuente: Infobae

D.A.

DA-

Canal W



Quizás tambien le interese...